jueves, 3 de agosto de 2017

PROFECO y el gobierno de guerrero firman acuerdo para combatir la venta de alcohol adulterado en destinos turísticos

•El Procurador Federal del Consumidor en funciones, Rafael Ochoa Morales, y el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, anunciaron la realización de operativos conjuntos en Acapulco, Zihuatanejo, Taxco y otros destinos turísticos

Acapulco, Guerrero.- En un ejercicio de coordinación entre los tres órdenes de gobierno para preservar y proteger la salud y seguridad de los consumidores, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el Gobierno de Guerrero y los ayuntamientos de Acapulco, Zihuatanejo y Taxco pusieron en marcha un operativo conjunto de verificación y vigilancia para combatir la venta de bebidas alcohólicas adulteradas.


El Procurador Federal del Consumidor en funciones, Rafael Ochoa Morales, el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, y Jorge Antonio Romero Delgado, representante del Comisionado Federal de Cofepris, Julio Sánchez y Tepoz, signaron el acuerdo a través del cual se refuerzan las visitas de verificación en bares, discotecas, hoteles y restaurantes en Acapulco, Zihuatanejo y Taxco.

Guerrero es uno de los estados con mayor número de paseantes nacionales y extranjeros, con un promedio anual de más de 18 millones de turistas que son atraídos principalmente por sus destinos de playa, como es el caso de Acapulco, que recibe un promedio de 10 millones de visitantes cada año, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Turismo del gobierno del estado.


Ochoa Morales destacó que este acuerdo marco, será replicado en otras entidades con vocación turística, para evitar que se sirvan productos irregulares, particularmente en las llamadas “barras libres” donde por un pago único se ofrecen bebidas alcohólicas a granel a los consumidores.

De acuerdo con muestreos de la Cofepris, en las diversas bebidas adulteradas se ha detectado alcohol etílico y etanol, lo que aún en pequeñas dosis puede producir daños al organismo y provocar ceguera o incluso, en casos extremos, la muerte.

El Procurador en funciones destacó que los operativos conjuntos entre Profeco y Cofepris continuarán de forma aleatoria para detectar la comercialización de este tipo de bebidas en todo el país porque para la Profeco, dijo, la protección de la vida y la integridad de las personas es una prioridad.

Mediante la formalización de este protocolo de colaboración, las autoridades estatales en Guerrero apoyarán a la Procuraduría Federal del Consumidor con información precisa sobre los establecimientos que podrían estar incurriendo en irregularidades.

Ochoa Morales, quien visitó los módulos de atención a pasajeros que Profeco tiene instalados en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y en la ciudad de Acapulco, resaltó que con acciones como esta se cumple la coordinación entre los 3 órdenes de gobierno instruida por el Presidente Enrique Peña Nieto y por el Secretario de Economía Ildefonso Guajardo.

Además, pidió a los consumidores reportar cualquier irregularidad relacionada con la venta de alcohol adulterado a través del Teléfono del Consumidor 55 68 87 22 en la Ciudad de México y área metropolitana; el 01 800 468 8722 sin costo en el resto del país; y de las redes sociales oficiales en twitter: @Profeco y en Facebook ProfecoOficial.