Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

sábado, 25 de noviembre de 2017

Los candidatos para la Presidencia en 2018, según encuesta



En disputa. Poco a poco empiezan a despuntar los aspirantes a Los Pinos. Foto: ESPECIAL
Ya la población empieza a seleccionar sus favoritos con la vista puesta en la próxima elección presidencial
Mil 600 viviendas participaron. El reactivo se aplicó tanto a la población general como a militantes
Ciudad de México.- Margarita Zavala, Eruviel Ávila, Miguel Ángel Mancera y Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón “El Bronco”, serían los candidatos de sus partidos para la Presidencia de la República si los mexicanos votarán hoy para elegir a los contendientes en los comicios del 2018.
Andrés Manuel López Obrador, líder nacional de Morena y virtual candidato de ese partido para la Presidencia, no se incluye en esta pregunta.
Según una encuesta de Parametría, ellos son los militantes más conocidos y con mejores opiniones de la ciudadanía, para contender relevar en su cargo al presidente Enrique Peña Nieto al concluir su mandato.
La encuestadora Parametría aplicó una encuesta nacional en mil 600 viviendas, entre octubre y noviembre, con una margen de error de más-menos 2.4 por ciento.
A la pregunta “¿Ha oído hablar de…?”, el político con más elevada mención es Andrés Manuel López Obrador, con 97%; le siguen Miguel Ángel Mancera y Miguel Ángel Osorio Chong, 62%; Margarita Zavala, 56%; Gustavo Madero 44%; Manlio Fabio Beltrones 38%; Eruviel Ávila 37%, y “El Bronco” 31%.
Después, a la pregunta “¿Y cuál es su opinión sobre…?”, las respuestas de los encuestados se promediaron en Opinión Positiva, Opinión Negativa y Opinión Efectiva. En este último apartado, la mejor calificación fue para Jaime Rodríguez “El Bronco”, con 41%; la sigue Margarita Zavala, con 29%; Juan Ramón de la Fuente, 23%; Ricardo Anaya y Aurelio Nuño, 22%; Miguel Ángel Mancera, 21%.
Andrés Manuel López Obrador promedió 10% de Opinión Efectiva, y Eruviel Ávila 9%.
En contraste, con promedios negativos aparecen con -20% Graco Ramírez; con -14% Luis Videgaray y Silvano Aureoles; Manlio Fabio Beltrones -11%; José Calzada Ruvirosa, -10%; Miguel Ángel Osorio Chong, -3% y José Antonio Meade, -2%.
Las siguientes preguntas fueron “Independientemente de su preferencia partidista y su participación, si hubiera una elección para escoger al candidato del [Aquí el nombre del partido] a Presidente de la República, ¿por cuál de los siguientes candidatos votaría usted?”.
Vale aclarar que el reactivo se aplicó tanto a población general como a militantes.
En el caso del PAN, eliminando las respuestas “Ninguno” y “No sabe”, la mejor calificada fue Zavala con 24% entre la ciudadanía y 46% entre panistas. Le siguió Ricardo Anaya (10-20%), después Gustavo Madero (8-11%) y por último Rafael Moreno Valle (4-6%).
En el PRI, la más alta calificación ciudadana fue para Osorio Chong con 16%, igual que entre priístas. Eruviel Ávila ahí quedó con 14-37%, para perfilarse, hasta ahora, como el más fuerte priísta; Manlio Fabio Beltrones (4-6%), y Luis Videgaray (2-5%).
En el PRD Mancera tiene 31% general y 50% entre militantes; Silvano Aureoles 4-6% y Graco Ramírez 2-4%.
Entre los Independientes, “El Bronco” tuvo 18% de preferencias; Juan Ramón de la Fuente 7% y Jorge Castañeda, 5%.

A 30 años de las ...Encuestas y elecciones




ALEJANDRO MORENO







En 2018 se cumplirán 30 años de que las encuestas sobre preferencias electorales hicieron su aparición en los medios de comunicación mexicanos, reflejando el sentir del electorado en una campaña presidencial. Comparado con la gran cantidad de encuestas que se publican hoy en día, en 1988 solamente hubo unas cuantas, pero inauguraron una nueva forma de cubrir el proceso electoral, articulando la diversidad de voces del electorado, ofreciendo a los medios una herramienta para comprender la naturaleza de la elección, abriendo la posibilidad de proyectar escenarios y pronósticos, y dotando a los partidos políticos y sus candidatos de un recurso estratégico para enfrentar un nuevo ambiente de competencia política.


Hoy, a 30 años del inicio de su papel público en la vida política nacional, las encuestas son un rasgo común e inseparable de los procesos electorales en el país. Yo diría que incluso juegan un papel protagónico. Los resultados de las encuestas tienen impacto. En su recorrido por los ciclos de elecciones, las encuestas han dejado evidencia de que son capaces de estimar con una gran exactitud los resultados electorales, y de que son muy útiles para asistir al periodismo y al comentario político en su cobertura y análisis de las campañas. Pero también han dejado casos de fallas y errores, de usos inadecuados y de abusos, generando sospechas y desconfianza. En una elección tan importante y de tal magnitud como la de 2018, las encuestas están en una encrucijada: son, sin ninguna duda, la mejor herramienta que tenemos actualmente para conocer las preferencias del electorado, pero sufren un déficit de credibilidad.

Es importante recordar que las encuestas son un recurso metodológico con bases científicas que, realizadas con solidez técnica y ética, pueden aportar enormemente a la vida democrática, informando a los ciudadanos y a los actores políticos lo que opina, siente y decide el electorado, así como algunos subgrupos específicos de éste. La medición puntual de las preferencias electorales nos permite saber qué sucede durante las campañas, cómo reaccionan los electores a las candidaturas, a sus propuestas y a sus mensajes, así como al contexto general de información. Sin ellas, prácticamente llegaríamos a ciegas a una elección.

La pregunta sobre intención de voto (“Si hoy fueran las elecciones, ¿por quién votaría usted”) es el elemento más central y relevante de las encuestas políticas, y es la base para la narrativa periodística de las elecciones: quién va adelante, quién va atrás, quién sube, quién baja. También es una de las bases más importantes para hacer pronósticos: quién probablemente ganará una elección. Sin embargo, también hay otros elementos que las encuestas pueden aportar a la discusión y el debate público: qué preocupa al electorado, por qué apoyan a una opción política y no a otra, en qué momento deciden su voto, qué incide en esa decisión, cuáles son los subgrupos que podrían definir la elección, cómo evalúan a los partidos y al propio gobierno, qué tan leales o volátiles son las preferencias, qué tan apegados están los votantes a principios, valores e ideologías que inciden en su voto, y una variedad de aspectos más que permiten comprender cómo y por qué vota la gente.

Las elecciones de 2018, las más grandes de la historia, serán una profunda expresión de la democracia mexicana. Las encuestas acompañarán a todo el proceso. Estamos expectantes y, si me lo permite, sugiero disfrutar el viaje de aquí al 1 de julio.
Twitter: @almorenoal

Tres fuerzas políticas, en la batalla de 2018


El Frente Ciudadano por México, PRI-PVEM y Morena-PT, son los principales bloques en la competencia rumbo al 2018; y en la que de conseguir las firmas, los independientes podrían quitar votos a los candidatos partidistas.



Bajo la premisa de que ningún partido por sí mismo podrá ganar la elección presidencial del próximo año, los partidos políticos trabajan desde hace varios meses alianzas y coaliciones para enfrentar, fortalecidos, los comicios venideros.


Así, en lo que se espera sea una elección muy competida, el espectro electoral se ha dividido en tres principales fuerzas: el Frente Ciudadano por México, integrado por el Partido de Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano; el bloque formado por el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde de México y seguramente el Nueva Alianza y el Encuentro Social, y la coalición Morena-Partido del Trabajo.

Pero ¿cuál es la fuerza real de cada una de estas fuerzas electorales? De acuerdo con datos del Instituto Nacional Electoral (INE), la coalición que cuenta con el mayor número de afiliados es la conformada por el PRI y el PVEM, cuyo voto duro asciende a seis millones 676 mil afiliados.

Por el FCM, el PRD es el partido que más aporta, con 5.2 millones, mientras que MC cuenta con 468 mil y el PAN 378 mil; es decir, seis millones 346 mil en total. La coalición Morena-PT es la que menor número de afiliados presenta, pues Morena, de acuerdo con la ley electoral, apenas cuenta con el número suficiente para conservar su registro como partido político nacional, con 319 mil 449 afiliados, mientras que, ya sumados los afiliados al PT, la suma alcanza los 832 mil.

En cuanto a los recursos económicos con los que cuenta cada una de estas fuerzas, la coalición conformada por el PRI-PVEM destinará una bolsa de 731 millones de pesos a los que, eventualmente, habrá que sumar 399 millones que aportarían el PES y el Panal.

Por el lado del FCM, la bolsa que se destinaría a las campañas asciende a 832 millones de pesos, mientras que Morena y el PTdestinarían un monto cercano a los 400 millones de pesos.


Las otras fuerzas
Si la elección presidencial se definiera por el voto duro de cada fuerza política y por el monto de los recursos que cada una de ellas destinará a las campañas proselitistas, el resultado podría ser más que previsible; sin embargo, existen otros elementos que también jugarán un rol importante en 2018: los candidatos independientes.

En este sentido, al menos dos de ellos son los que se perfilan para juntar más de 800 mil firmas que el INE les exige para otorgarles la candidatura: la expanista Margarita Zavala y el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco.

De esta forma, la participación de ambos seguramente repercutirá en el ánimo de los electores y bien podría pensarse que Margarita Zavala le restaría votos al Frente Ciudadano por México, mientras El Bronco le restaría a Morena-PT.

El caso es que, a poco más de siete meses de la elección, las cosas no están claras para nadie, pues tanto la coalición encabezada por el PRI como el FCM han mostrado, de acuerdo con las encuestas, altibajos que los colocan a veces en segundo y a veces en tercer lugar, dependiendo de la casa encuestadora, aunque hay que tomar en cuenta que ninguno de los dos ha nombrado aún a su candidato.

De esta forma, Andrés Manuel López Obrador –que no Morena–, se ha mantenido a la cabeza en la preferencia electoral y un dato interesante es que, de acuerdo con esas mismas encuestas, no ha llegado a su tope en la intención del voto, pues mes con mes sus cifras van en aumento.

La alianza competirá por 1,600 alcaldías


El presidente de la Conamm, José Ramón Enríquez Herrera, aseguró que tras la entrega la conformación del Frente Ciudadano ante el INE, puntualizó que el objetivo es establecer estas alianzas en los ayuntamientos.



Los dirigentes de Movimiento Ciudadano, PRD y PAN: Dante Delgado, Alejandra Barrales y Ricardo Anaya, respectivamente. (@PRDMexico)
CIUDAD DE MÉXICO.- En 2018, el Frente Ciudadano por México, conformado por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, alcanzará alianzas en todos los niveles de gobierno, por lo que se apostará por llevar esta estrategia a la disputa de las más de mil 600 alcaldías que estarán en juego en todo el país.


Así lo aseguró el presidente de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm), José Ramón Enríquez Herrera, quien, tras la entrega de la carta de intención para la conformación del Frente Ciudadano ante el Instituto Nacional Electoral (INE), puntualizó que el objetivo también es establecer estas alianzas en los ayuntamientos.

Comentó que si la vigencia del Frente es hasta el 31 de diciembre de 2024, entonces es posible llevarlo al mayor número posible de municipios, comenzando por los que se renovarán en los comicios del año próximo.
El alcalde de extracción panista, recordó que en el caso de su municipio, Durango capital, ya se instaló un gobierno que partió de un frente opositor entre el Acción Nacional y el sol azteca, que ha demostrado la viabilidad gubernamental de estos esquemas.

Indicó que para 2018, y con la conformación oficial del Frente, ya están en la ruta para llevar este esquema a la disputa por las alcaldías que estarán en juego.

Enríquez Herrera planteó que a nivel municipal el Frente Ciudadano por México llevará la misma agenda para abatir la corrupción, garantizar la transparencia y la rendición de cuentas, así como trabajar por la seguridad, la economía y la política social.

Comentó que en el tema de la seguridad, es urgente aplicar medidas de coordinación entre los municipios, estados y la Federación, pues recordó que en la última década se han registrado 100 homicidios de presidentes municipales, lo que advierte la situación que atraviesan en el ámbito local.

Están en juego 3 mil 216 cargos públicos en 2018


Entre los cargos, se elegirá al Presidente de la República, legisladores del Congreso de la Unión, gubernaturas en ocho entidades y al jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Conoce el calendario y todo lo que se va a votar.




El próximo 1 de julio de 2018 los mexicanos elegirán 3 mil 216 cargos públicos en todo el país.


Un listado nominal de más de 88.7 millones podrán acudir a 154 mil casillas para elegir al Presidente de la República, legisladores del Congreso de la Unión y nueve gobernadores (ocho entidades y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México).

De acuerdo con información del Instituto Nacional Electoral (INE) y los órganos electorales locales, se elegirán nuevos gobiernos de la Ciudad de México, Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

En los casos de Puebla y Veracruz terminan sus minigubernaturaspara ajustarse al calendario electoral federal. Algunas entidades también renuevan sus Congresos locales y alcaldías.

Se elegirán también a los 500 diputados federales, 300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional. También a 128 senadores, de los cuales 64 son de mayoría relativa, 32 de representación proporcional y otros 32 de primera minoría.

En la Ciudad de México se estrena su recién aprobada Constitución, con un proceso electoral que contempla renovar la Jefatura de Gobierno y 16 alcaldes por primera vez, en lugar de las actuales delegaciones políticas, y los 66 diputados locales, los actuales asambleístas, 40 de mayoría y 26 plurinominales.

La ruta para la elección inicia desde el próximo 4 de diciembre, día límite para que los aspirantes a candidatos ciudadanos para una diputación recaben firmas de apoyo, y termina el 1 de julio, día de la elección, aunque el procedimiento legal concluye hasta el 31 del mismo mes, que es cuando el Consejo General del INE deberá revisar y aprobar el dictamen consolidado y el proyecto de resolución de los informes de campaña de los partidos y candidatos.

Para ver el gráfico completo da click aquí.


Con la mira en lo grande, voy por la presidencia: Eruviel


El líder del Partido Revolucionario Institucional en la Ciudad de México, ratifica su aspiración por la candidatura a la Presidencia de México

Con la mira en lo grande, voy por la presidencia: Eruviel. Foto: El Universal
México.- Eruviel Ávila Villegas, líder del Partido Revolucionario Institucional en la Ciudad de México, ratifica su aspiración por la candidatura a la Presidencia de la República y advierte que no está muerta, está más vigente que nunca.
“Sí, ni me encarto ni me descarto, estoy vigente, dispuesto a buscar la candidatura una vez que se fijen los tiempos y ello de ninguna manera afecta con la encomienda que tengo actualmente: llevar al PRI en la Ciudad al triunfo”, declara a El Universal en la oficina que ya estrena en el CEN, porque desde ahí despachará, pero el mayor tiempo lo pasará en la calle, visitando las 16 delegaciones políticas de la capital.
Eruviel Ávila. Foto: El Universal
El político mexiquense considera que reúne los requisitos para aspirar a Los Pinos. Reconoce que voltea a ver hacia lo grande, pero sin la obsesión por el poder. Está consciente de que si no se da esta aspiración tampoco le competirá a sus compañeros del mismo partido como podrían ser José Narro, Aurelio Nuño o hasta Claudia Ruiz Massieu.
Aclara que él no compite a nivel partido porque lo que debe prevalecer es la unidad, por eso coadyuva en lo que sea necesario. Con toda convicción garantiza que todos los aspirantes que suenan, por supuesto los del PRI son mucho mejor que cualquiera de los que se divulgan en la oposición. Los cuatro, cinco, siete... y para no cometer alguna discriminación mejor ya no dice nombres.
Eruviel Ávila. Foto: El Universal
“Si los priístas del país nos concentráramos en ello, en el interior supremo de nuestro partido y de nuestra causa, haciendo a un lado los intereses personales —legítimos, ¡eh!—, estoy cierto que otro gallo nos va a cantar y vamos a conservar la Presidencia de la República, además podemos conseguir la mayoría de los espacios en las diferentes cámaras, delegaciones y alcaldías”.
Sin planearlo, al ex gobernador del Estado de México hasta le sale el eslogan de que en estos tiempos, rumbo a 2018, “primero el país, primero la gente y el PRI antes que cualquier aspiración personal, siempre”.
Está seguro de que el tricolor en la Ciudad aportará una muy buena oferta con el perfil ideal para candidato a jefe de Gobierno, “nos va a jalar para bien”. Incluso, no descarta hasta algún jefe delegacional o un legis-lador, aunque le apuesta más a un perfil de talla nacional.
Eruviel Ávila. Foto: El Universal
Para concretarlo el ex gobernador se propone como primer reto fortalecer la unidad en el instituto político, reuniéndose con las diferentes expresiones e incluso invitándolos a hacer una tregua a sus diferencias internas, tal vez históricas.
“Están en juego muchos cargos, el PRI habrá de aportar un buen número de votos al próximo Presidente de la República, que será priísta —lo puedo adelantar—, vamos a llegar competitivos para dar la pelea en la jefatura de Gobierno”, se compromete Ávila Villegas.
Testifica que todos los ex presidentes del PRI capitalino son importantes para él y para su dirigencia.
Eruviel Ávila. Foto: El Universal
Habla de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, acepta que lo ve como un ex presidente del partido e integrante de la Comisión Política Permanente, no por orden o por mandato suyo, sino porque así lo marcan los estatutos. “Así que en su caso como en el del resto de los ex presidentes, lo necesitamos y son bienvenidos”.
El mexiquense opina que el Frente Ciudadano por México como tema de mercadotecnia suena muy bien, pero está condenado al fracaso.
“Lo que no concibo es cómo juntar el agua y el aceite en un mismo recipiente, esto es lo que le podrá complicar el desarrollo de sus campañas y la postulación de sus candidatos. Una coalición o alianza más que nunca no se da por decreto sino por consenso y de la mano con la militancia, de lo contrario ésta u otras están condenadas al fracaso”.
Eruviel Ávila. Foto: El Universal
De ahí que admite que si la oposición se ha aprovechado de coyunturas, errores y debilidades de los priístas “¿por qué no hacerlo nosotros? ¡Claro, hoy encontramos un PRD fracturado, un PAN fracturado, Morena fracturándose! Así que esta coyuntura, como dicen por ahí, los astros se están alineando, las circunstancias se están dando para bien y vamos a aprovecharlas”.
Lo asemeja como lo que ocurre en un partido de futbol, “un capitán sin un buen equipo no podrá dar buenos resultados y un capitán con un equipo ganador, como lo estamos construyendo, vamos a dar muy buenos resultados, lo aseguro.
“No vengo a ver si puedo, sino porque puedo vengo y lo vamos a hacer juntos, nunca solo. He ganado elecciones, he ayudado a ganar, sí me gusta, es mi vida, me he hecho a base de elecciones, le sabemos un poco y esa experiencia la vamos a poner al servicio de mi partido político”.