jueves, 3 de agosto de 2017

México, el quinto país que más consume agua

Con 366 litros diarios por habitante en promedio, el país figura entre los países que más consumen agua de acuerdo con un reporte del Foro Económico Mundial, siendo la CDMX la que tiene los mayores problemas de abastecimiento.


México está entre los cinco países que más agua consume por habitante en el mundo, siendo la CDMX la que tiene los mayores problemas de abastecimiento debido a la sobrepoblación, de acuerdo con un reporte del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).

El análisis revela que EU (575 litros), Australia (493 litros), Italia (386 litros), Japón (374 litros), México (366 litros), España (366 litros) y Noruega (301 litros) son los países que destacan por su elevado consumo diario de agua por habitante.

Consumo
El riego representa 66 por ciento del total de extracciones, los hogares el 10 por ciento y la industria otro 20 por ciento.
Utilización
Una bolsa de papas fritas conlleva el uso de 185 litros de agua y un kilo de carne de res asocia 15 mil litros en su producción.
Cortes
Se estima que menos del 30 por ciento de los habitantes del área metropolitana de la CDMX reciben agua todo el dia.
“La Ciudad de México, que soporta 23 millones de habitantes, ha crecido por encima de la capacidad de su sistema de agua y de saneamiento”, indicó el reporte, señalando que en América Latina menos del 20 por ciento de la población tiene acceso a sistemas de saneamiento adecuados a las demandas de consumo.

Muchas regiones del mundo se encuentran en lo que se denomina “estrés hídrico” debido al crecimiento demográfico y económico. El 36 por ciento de la población mundial (2 mil 500 millones de personas) viven en zonas bajo “estrés hídrico” y más del 20 por ciento del PIB global ya se produce en zonas de riesgo de escasez de agua.

Según el WEF existen dos problemáticas. El primero es la escasez física de agua debido a que la demanda es mayor que el suministro. El segundo es la escasez económica del líquido, es decir, existe disponibilidad del fluido, pero no es posible utilizarla plenamente por los altos costos de extracción o porque está contaminado.

El problema se agrava en los mercados emergentes, y más específicamente, en China, donde el crecimiento de la población conlleva a una baja del suministro del agua potable per cápita. China con el siete por ciento del suministro del agua en el mundo tiene el 20 por ciento de la población mundial.

Para el año 2050 se estima que unas dos mil millones de personas que vivan en Oriente Medio y norte de África tengan problemas de escasez absoluta de agua y otras cinco mil millones (de una población estimada en 9 mil 700 millones) vivirían en regiones geográficas con insuficiente acceso al líquido.