miércoles, 2 de agosto de 2017

Fernanda de la Rosa: La educación debe llevarse a cabo desde el núcleo familiar

"Sembrando Sueños, Transformando Realidades" con acciones que reconstruyen el tejido social y siempre juntos con la duodécima regiduría de Ecatepec.


Ecatepec, estado de México.- ¿Los niños necesitan recibir educación vial? Si queremos apostar por la máxima seguridad de nuestros hijos, una de las alternativas a tener en cuenta es motivar la transmisión de estos valores en los centros docentes y el núcleo familiar para que ellos sepan cómo desenvolverse en las calles de la ciudad.

Para todo esto, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Para qué sirve la educación vial?
Así fue como la duodécima regidora e integrante de la Comisión de Seguridad Ciudadana y Vial, Fernanda de la Rosa, llevo a cabo en la Unidad Habitacional la Monera, la “Feria de Educación Vial”, donde fue impartida por la Coordinación de Prevención del Delito y Participación Ciudadana.

La educación vial tiene como principal objetivo potenciar y desarrollar destrezas intelectuales y ciertas habilidades para que los pequeños sepan cómo han de desenvolverse de ahora en adelante en la vía pública, ya sea como un mero peatón o cuando ya tengan edad para conducir un vehículo.

Más allá de los centros docentes, es muy importante que los propios progenitores también pongan de su parte, aunque sea mínimamente, con objeto de que sus hijos puedan desarrollar valores, actitudes y normas de comportamiento vial durante sus primeros años.

Con un poco de cal y sal, se realizó la pinta del circuito y los señalamientos respectivos para llevar a cabo dicha actividad, dirigida a los vecinos, hijos y padres de familia. Cada infante participo con patín del diablo, bicicletas o triciclos, siempre y cuando contando con la supervisión de las autoridades a cargo de llevar a buen puerto esta acción.

“Al hablar sobre el rol de los padres en la Educación Vial, se destaca la importancia de incorporar a los padres en la labor preventiva y enfatizó que ellos deben ser los primeros educadores de sus hijos”, dijo la regidora Fernanda de la Rosa.

Más adelante señaló que “los niños y las niñas, quienes son peatones básicamente, debemos trabajar alrededor del conocimiento de tan solo unas pocas señales de tránsito, del semáforo y de la cebra”.

Creo que es suficiente que conozcan el semáforo y los significados de sus luces de colores, así como el semáforo peatonal y sus usos dependiendo de la señal que esté transmitiendo. Hacer énfasis en que el semáforo peatonal y el vehicular son inversos, es decir cuando uno marca verde, el otro marca rojo la mayoría de las veces. Aunque los niños no deban aprender todas hasta que sean conductores, es recomendable que conozcan las señales más importantes y vayan familiarizándose con ellas.

Por otra parte, la educación vial comprende muchos aspectos relacionados con la conducción, que van desde el debido conocimiento acerca de las señalizaciones, pasando por los diferentes elementos que garantizan la protección propia y la de los demás, hasta los diversos aspectos que en materia legal, debe tomarse en consideración frente a las llamadas infracciones.

“La educación vial es una parte importante dentro de lo que es la formación ciudadana, ya que fomenta la cultura de respeto hacia la vida propia y la de las demás personas”, enfatizó.

Para finalizar esta actividad vecinal tiene como finalidad: guiar a los individuos, mediante los reglamentos y señales de tránsito, para que así disminuyan los accidentes y se pueda disfrutar de los espacios públicos con mayor seguridad. Fomentar el respeto por las señales de tránsito, ejerciendo un compromiso ciudadano frente a la educación vial. Saber utilizar de manera correcta las vías y tener un comportamiento apropiado como conductor, pasajero o peatón.
Te invitamos a seguir a la décima segunda regidora en la red social de Facebook como Fernanda De La Rosa.