jueves, 10 de agosto de 2017

Tras la revisión, 3,613 alumnos más logran puntaje para la UNAM

Los alumnos recibirán sus documentos de ingreso y su fecha de inscripción a uno de los planteles de la universidad este jueves, luego de la revisión de los más de 11 mil exámenes que habían registrado anomalías.
La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aceptará a 3 mil 613 aspirantes que buscaban un lugar para estudiar el bachillerato en alguno de sus planteles y habían tenido anomalías en la calificación de su examen, informó la institución este miércoles.

Esto significa que del total de los alumnos a quienes se les revisó de nuevo el examen, 32% obtuvo el puntaje. “La UNAM hará un esfuerzo adicional para incorporar a la totalidad de esos tres mil 613 aspirantes a los diferentes planteles de la Escuela Nacional Preparatoria y del Colegio de Ciencias y Humanidades”, explicó la Universidad.

Esta institución admitió el lunes que existieron errores en el proceso de calificación de 11 mil 51 exámenes, revisados esta semana.

A partir del jueves 10 de agosto a las 13:00 horas, los aspirantes podrán acceder al sistema de la UNAM para saber si fueron aceptados y para recibir sus documentos de ingreso y su fecha de inscripción.

La revisión de exámenes se realizó en presencia de funcionarios y autoridades de la Subsecretaría de Educación Media Superior de la SEP; de la Secretaría Técnica de la Comipems; de auditores de la UNAM; de la consultora internacional Price Waterhouse Cooper,y del notario público número 49 de la Ciudad de México.

LA ESPERANZA NO MUERE

Ayer, afuera de Avenida del Imán, la fila de padres y alumnos medía más de un kilómetro. Miles de jóvenes, entre los 14 y 15 años, llegaron a Ciudad Universitaria con la esperanza de que, tras la revisión, alcanzaran los aciertos para quedarse en su primera opción.

Algunos llegaron desde las cuatro de la mañana. A diferencia del grupo que la UNAM ha llamado “irregular” –promedios de excelencia con puntajes de 30 o 40– otros fueron a ver si tenían un punto más.

Como Jimena, de 14 años, que tiene un promedio de 9.9 y participó en dos Olimpiadas del Conocimiento. Tuvo 107 aciertos y no se quedó en su primera opción. Ella ya tiene un lugar en el Cecyt 6, pero quería entrar a una preparatoria y le faltó un punto. Fue para saber si su calificación era correcta.

Diego Santiago, de 15 años, pidió que revisen su prueba. La familia pagó un curso de más de dos mil pesos para prepararlo. Tuvo 78 aciertos y sólo alcanzó lugar en un Bachilleres. “Yo sentí bien el examen, merecía más”.