Directorio

Directorio

lunes, 30 de diciembre de 2019

Calderón y Peña Nieto gastaron 142 mdp en testigos protegidos

Las declaraciones permitieron la apertura de tres mil averiguaciones previas en contra de servidores públicos o narcotraficantes





El Gobierno federal gastó 142 millones de pesos en la manutención de 477 testigos protegidos durante los sexenios de los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, de acuerdo con la Fiscalía General de la República.

La FGR reportó que las declaraciones de estos testigos protegidos permitieron la apertura de tres mil averiguaciones previas en contra de servidores públicos, policías y narcotraficantes, pero los casos terminaron por caerse por falta de pruebas o inconsistencias durante las declaraciones.

Durante el gobierno de Felipe Calderón, la entonces Procuraduría General de la República registró a 379 testigos protegidos, a quienes pagaba 26 mil pesos mensuales mientras tuvieron ese estatus. Al final del sexenio del panista se pagaron 101 millones de pesos.

Su sucesor, Enrique Peña Nieto, redujo el número de testigos protegidos a 98, por lo que a lo largo de su administración la PGR erogó 41 millones de pesos para su manutención.

Entre 2007 y 2017, el programa de testigos protegidos permitió que imputados por diversos delitos pudieran testificar en casos contra criminales, sicarios, narcotraficantes, servidores públicos y policías a cambio de una reducción de condena, protección y beneficios económicos.

Así, personajes como Angélica , Fernando , Paco , Emiliano , Lucero , Jennifer o El pitufo colaboraron con el gobierno federal, pero las autoridades no pudieron sustentar sus casos debido a falta de pruebas más allá de las declaraciones de éstos. Un caso emblemático fue el del excomisionado de la policía federal, Víctor Gerardo Garay Cadena, a quien el testigo protegido Jennifer lo acusó de brindar protección al Cártel de Sinaloa, en especial a Jesús El Rey Zambada, quien era el encargado del trasiego de cocaína en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Jennifer, quien era un agente de la PGR asignado en la embajada de los Estados Unidos, era un infiltrado de la organización de Sinaloa, se encargaba de dar información al grupo criminal sobre las acciones y operativos de ambos países, Acusó a varios funcionarios de la PGR, además del comisario Garay Cadena, sus versiones nunca las pudo comprobar.

Otro testigo protegido fue Salvador Puga Quintanilla, El Pitufo –ya fallecidopresunto criminal que declaró en más de 600 casos, prácticamente en investigaciones de todos los grupos del crimen organizado, una situación que de acuerdo con los expertos era imposible.

En vida, El Pitufo recibió de la PGR, protección, vivienda, 50 mil pesos mensuales y hasta el pago de diversas operaciones para bajar de peso, por sus declaraciones. Sin embargo, los acusados fueron liberados por falta de pruebas y las inconsistencias en sus declaraciones.

De acuerdo con documentos de la propia PGR, ahora Fiscalía General de la República, se erogaron 15 millones de pesos en cirugías plásticas y tratamientos médicos para El Pitufo .

No hay comentarios. :

Publicar un comentario