Directorio

Directorio

jueves, 5 de septiembre de 2019

Grotesco exhibicionismo de ex dirigentes del SUTEYM Sección Ecatepec




El vaquero, cachorro, Víctor Ortega, Braulio Pacheco e Hilario Sánchez con manejos nada claros de cuotas sindicales y obras inconclusas en sus periodos, pretenden imponer como líder a quien combatieron, destituyeron y acusaron de presunto fraude.
Pese a que ex secretarios generales del SUTEYM Sección Ecatepec, con argucias y grotescos argumentos pretenden ser parte definitoria de la elección de la nueva dirigencia local, lo que es cierto es que el trabajador suteymista, ya no es una masa amorfa manipulable y que de acuerdo a diferentes muestreos que se han realizado en departamentos y áreas de trabajo en campo e inclusive donde también confluyen diferentes aspectos emotivos, es notable la simpatía para María Guadalupe Pedraza Morales que representa la planilla naranja.
Es patente el manejo nada claro de las cuotas sindicales, de las nulas o escasas mejoras salariales y de prestaciones sociales en las revisiones de los convenios contractuales, son referentes negativos y que retratan la personalidad de los ex secretarios generales del SUTEYM Sección Ecatepec, que están empeñados en enlodar el proceso electoral y han iniciado y están aferrados en una campaña de denostación, agresión y falsificación de acusaciones, sin considerar el grave daño que están provocando a los trabajadores suteymistas y sobre todo a la representación sindical.
Es muy criticable que individuos como Germán Ruíz Osornio alias el vaquero, con escasa preparación educativa y social, sin medir consecuencias trata de desprestigiar a quienes aspiran a tomar las riendas de la sección Ecatepec de los suteymista, cuando a él se le recuerda por su nefasto actuar, y vinculación deshonesta con el gobierno municipal panista que presidió Agustín Hernández Pastrana, en iguales circunstancias se puede medir a Ángel García Novoa conocido como el cachorro.
Ahora encontramos a un Braulio Pacheco Hernández, o bien Hilario Sánchez Ramírez, que en su memento, cuando fueron los titulares seccionales, dejaron materialmente destrozada financieramente a la organización, además de que a la fecha todos estos personajes dejaron inconclusas muchas obras.
Un caso muy significativo es el de Hilario Sánchez Ramírez, quien anunció con bombos y platillos la construcción de una guardería infantil, e inclusive tuvo la osadía de realizar una ceremonia de imposición de la primera piedra, obra de la que solo se construyó parcialmente una barda, como se puede observar en el predio que se ubica en la colonia Tata Félix en San Cristóbal Ecatepec.
Resulta inconcebible que Hilario Sánchez Ramírez, haya acusado y promovido la destitución de Carmen Flores a quien en su momento dijo que le descubrió cuantioso fraude en la compra de uniformes deportivos, tanto que fue destituida del cargo y se dijo en su momento que pudo haber sido consignada judicialmente.
Quienes en su momento tuvieron bajo su responsabilidad la representación sindical de los trabajadores al servicio del ayuntamiento, DIF y SAPASE, y que no entregaron buenas cuenta insistan, por mero capricho afectar a una dama como es María Guadalupe Pedraza Morales, que con hechos a demostrado su forma de trabajar honesta y responsable en bien de los trabajadores suteymistas de Ecatepec.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario