Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

lunes, 25 de mayo de 2015

Réquiem por la Reforma Electoral

La desangelada campaña, a días de las urnas, pasará como la que llevó los viejos vicios electora-les hasta el agotamiento. Se mueve en un ambiente de hartazgo que apenas sacude el escándalo político y algún candidato que eleva la corrupción al centro del debate, como El Bronco.

Por José Buendía Hegewisch

Sin ser un outsider de la clase política por sus décadas en el PRI, el avance del independiente a la gubernatura de NL es muestra de la insatisfacción y de las “reglas” que impiden la entrada de externos, aunque la Constitución los acoja. Pero no, ni la polémica de círculo rojo sobre la anulación del voto como castigo a los partidos ante la falta de opciones, rompe las inercias de la propaganda. Ésta podría recordarse como la última oportunidad para el modelo de las últimas reformas electorales.
La campaña refleja hasta dónde se debilita el consenso sobre las reglas electorales y su capacidad para asegurar comicios confiables, además, ha dejado de ser funcional para preservar la confianza en el INE, por lo que sirve para que el llamado a las urnas inhiba la violencia política y convenza de que el voto es el instrumento para sancionar a malos políticos, dejando en claro que las urnas son el único camino para renovar el poder.
Pero de ella sobresalen las multas millonarias al Verde, las mayores desde elPemexgate y Amigos de Fox, por la violación reiterada a la propaganda política. No es el único con multa, esta semana recibieron castigos otros cinco, pero sí las más graves. Al punto de que siete de ellos más las firmas de 150 mil ciudadanos, demandan el retiro de su registro. También, ha destacado la controversia por la revocación de la candidatura de Ebrard.
A ello hay que sumar la presión de los partidos sobre el árbitro tras abandonar el Consejo General para reclamar sanción al Verde. Por supuesto el último escándalo político por la filtración de una conversación privada de Córdova, que sabía el impacto que tendría en la línea de flotación de la confianza del INE. ¿Propuestas?
Esas conductas y otras viejas inercias, como desviar recursos públicos a las campañas, hablan de la disposición de los partidos de violar la ley si obtienen ventajas. El Verde se arriesga a la sanción si le reditúa en cargos, otros preparan impugnaciones para revertir fuera de las urnas votaciones cerradas. Si el cumplimiento de la ley es primordial para la legitimidad de las elecciones, también hay que decir que las leyes son equilibrios políticos y favorecen a grupos determinados. El “favoritismo” escrito en la ley, que da cuenta de los intereses de los partidos, resta certeza de una competencia equitativa.
Para el presidente del Senado, Miguel Barbosa, la reforma “no ha funcionado” porque el INE no ha sabido operarla y persiste la inequidad de candidatos y partidos con más recursos que otros, rebase de topes de campaña y desvío de recursos públicos. El Verde también pide echar abajo el modelo de comunicación para que los partidos vuelvan a acceder directamente a los medios electrónicos, aun cuando la propaganda política es la causa del reclamo sobre los sesgos en la elección. Aquí valdría decir que los miles de spotsno han servido para elevar la calidad del debate, como quería la reforma de 2008. La campaña podría clausurar las últimas dos reformas electorales y volver a una nueva que corrija los desequilibrios. Por lo pronto, algunos temas de la que viene:
A) El modelo de financiamiento público está desgastado porque no ha cumplido con reducir los recursos a los partidos y ahora por la inequidad con los independientes. El fallo del TEPJF en NL abrió la puerta a la revisión del principio de preponderancia del financiamiento público sobre el privado. al aceptar que los independientes reciban aportaciones de particulares hasta el tope de campaña de sus contrincantes de partidos. Sólo para documentarla, un candidato a la alcaldía de San Pedro (NL) tiene 922 mil pesos para gastos de campaña, mientras un independiente sólo 22 mil pesos.
B) Los OPLES son el corazón de la reforma de 2013, pero el INE opta por no meterse en procesos locales, pese a los “focos rojos”, por ejemplo el PREP, que a menos de un mes de la elección no han terminado la auditoría del sistema. La justificación de la reforma de 2013 fue sacar la elección de la intervención de los gobernadores, pero las capacidades institucionales del INE son limitadas para asuntos locales. La coordinación es ineficiente, pero habrá que ver la jornada, como han pedido los consejeros del INE, antes de calificar de “fracaso” la reforma.
C) La fiscalización, la otra gran promesa de la reforma contra los viejos vicios, también ha caminado con accidentes y de ella depende determinar el rebase de gastos de campaña, motivo para anular una elección.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario