Directorio

Directorio

miércoles, 1 de enero de 2020

Desde hoy, no más bolsas de plástico en laCDMX... pero hay excepciones






En la Ciudad de México se generan alrededor de 13 mil toneladas de basura diarias, de las cuales 8
mil 600 toneladas son enviadas a rellenos sanitarios y sólo mil 900 toneladas se van al reciclaje

Hoy entran en vigor en la Ciudad de México nuevas reformas a la Ley de Residuos Sólidos, que
prohiben la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico desechables.
“No se va a permitir que se comercialice ni que se distribuya ni que se le entregue al consumidor una
bolsa de plástico desechable, llámese un sitio de venta como papelería, zapatería, tienda
departamental, por eso el principal vigilante será el consumidor, quien verá que no se entreguen y,
sobre todo, que no aceptará este tipo de bolsas”, aseguró la directora General de Evaluación de
Impacto y Regulación Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), Andrée Lilian Guigue


“Lo más importante para nosotros es tener una mejor ciudad y un mejor planeta, en esa lógica
haremos todo lo que esté en nuestras manos. Estamos apostándole todo y estamos muy contentos
porque creemos que este 1º de enero vamos a dar un ejemplo al mundo, que no se lo espera de la
Ciudad de México”.

Guigue Pérez recordó que en la Ciudad de México se generan alrededor de 13 mil toneladas de
basura diarias, de las cuales 8 mil 600 toneladas son enviadas a rellenos sanitarios y sólo mil 900
toneladas se van al reciclaje.

También lee: "Multas por entregar bolsas de plástico, hasta de $170 mil
Ante estas cifras, la directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental dijo que
sostuvieron reuniones y encuentros con representantes de la industria para abordar esta
problemática y posibles soluciones, lo que derivó en esta prohibición.

Explicó que el principal objetivo es lograr un consumo responsable, para que las y los capitalinos
sean cada vez más conscientes y dejen de usar plásticos para no generar contaminación a la ciudad
y al planeta.

“Queremos ser muy claros, sobre todo con el consumidor, que es quien va a permitir o no que se le
entreguen este tipo de bolsas. No importa si es biodegradable, ya que al ser desechable sigue siendo
un plástico que podría tardar 300, 500 años o 100 años en degradarse, dependiendo el tipo de
material", detalló.

Detalló que Sedema ha trabajado con la industria del plástico en la ciudad desde enero de 2018 para
identicar cuáles iban a ser los pasos para la transición a esta nueva forma de consumo, "y una de
las cosas que queremos dejar en claro es que la bolsa biodegradable tampoco se va a permitir”,
sostuvo.

Guigue Pérez aclaró que las únicas bolsas que se permitirán serán las compostables.
“Es importante que la gente sepa que sí habrá bolsitas por cuestión de salubridad, ya que hay
alimentos donde se tiene contacto directo, como sucede con las carnes frías. Llegamos y
compramos medio kilo de jamón lo en el en en n plástico ese tipo de plástico está permitido

compramos medio kilo de jamón, lo envuelven en un plástico... y ese tipo de plástico está permitido
por un asunto de salubridad e higiene".

Sin embargo, recomendó a la ciudadanía a que lleve su recipiente cuando haga la compra de
alimentos percederos para que el uso del plástico sea menos.

Recordó que en años pasados hubo un intento por retirar estas bolsas pero no se logró porque la
industria se impuso y el consumidor no se comprometió.

Por ello, pidió a la ciudadanía entablar un acuerdo para denunciar a aquellos establecimientos que no
cumplan con la norma.

“Hay inspectores en la Secretaría del Medio Ambiente, pero quien más nos dice las cosas que están
pasando en la ciudad es la gente. La gente nos mantiene enterados de todo porque no tendríamos
capacidad nunca para tener vigilantes o inspectores en toda la ciudad, en todos los puntos de la
capital”.

Lilian Guigue señaló que para quien no cumpla con lo dispuesto en la Ley de Residuos Sólidos en la
Ciudad de México habrá sanciones que van de los 42 mil a los 170 mil pesos y aunque aclaró que no
se trata de una iniciativa punitiva, aseveró que es necesario que los establecimientos sean cada vez
más conscientes, “si queremos de verdad hablar de un futuro para nuestros hijos, para nuestros
nietos y para los que siguen”.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario