Directorio

Directorio

jueves, 16 de mayo de 2019

Xaltocan al noroeste de la cuenca de México.




María de la Asunción García Samper.
Centro de Estudios Mesoamericanos. A. C.


San Miguel Xaltocan siempre fue cabeza de señorío o Altepetl donde vivía la nobleza gobernante que en un principio fueron de la etnia otomí y fue dado a una de las hijas del señor Xólotl, la que nació allá en el pueblo de Tenayuca, este pueblo se localiza actualmente en el municipio de Nextlalpan, Estado de México, para el año de 1537 contaba con una población de 111 personas hablantes de otomí y nahua .

1.-AGN Plano del noroeste de la cuenca de México con las islas de Xaltocan y Tonanitla.
Las Islas realizadas por la mano del hombre ganándole tierra al lago a través de la construcción de chinampas y camellones a partir de pedruscos que emergían de las aguas del lago de Xaltocan-Acalhuacan nos referimos a Xaltocan que significa lugar de arenas y Tonanitla lugar de la Tonantzint nuestra madrecita, ambas Islas estaban unidas a tierra por amplias calzadas y por las fuentes sabemos que Xaltocan contaba con 7 canales para poder navegar por los lagos de Xaltocan y Acalhuacan que en algún tiempo de secas bajaban sus niveles. Las chinampas sirvieron para construir casas habitación sobre ellas, teocalis, plataformas y otros edificios de culto, también para la fabricación de la sal y el cultivo agrícola.

2.-Fachada y torre campanario de la Iglesia de San Miguel Xaltocan.
Xaltocan en un tiempo tuvo la hegemonía de toda la parte noroeste de la cuenca de México hasta que fue vencida primero por los Tepanecas en tiempos de Tezozomoc y más tarde por los de México Tenochtitlan y México Tlatelolco quienes colocaron señores de la casa gobernante de los Moctezuma, durante los primeros días de la conquista de Tenochtitlan las huestes de Hernán Cortes, intentaron conquistarlos con el apoyo de los Tlaxcaltecas pero lograron defenderse y no permitir el yugo español para ellos abrieron los canales cuando los soldados españoles en sus caballos trotaban tratando de llegar a la Isla, los xaltomecas abrieron las compuertas de madera y los canales se llenaron de agua logrando que muchos de los conquistadores se ahogaran. Pero en otra incursión y batalla al grito de Santiago Mata Moros lograron vencerlos y dominarlos poniendo bajo el mando de Don Alonso de Ávila, las que pasaron a Gil González de Ávila.
Hacia el año de 1538 se construye por el clero secular una capilla bajo el culto de San Miguel Arcángel y se pintó sobre sus muros retablos dedicados a diferentes cultos, se entronizo en el retablo principal donde existen pinturas al oleo de los arcángeles, San Miguel es una imagen en madera y caña de maíz, vestido con los atributos del arcángel que con su espada domina a Satanás pisándole la cabeza, se conoce que en este lugar había un teocali al culto a Tezcatlipoca negro, y que algunas imágenes tanto pintadas al oleo como en bulto tenían la característica de la deformación del pie como lo representa Tezcatlipoca cuyo teocali está bajo el mismo templo cristiano como lo demuestran los niveles del atrio. Es interesante saber que don Pablo Nazareo señor natural de Xaltocan y descendiente de los señores de México-Tenochtitlan y México –Tlatelolco, cuando murió fue enterrado en la iglesia de San Martin Obispo (hoy de las pirámides), por el rumbo de Teotihuacán.
La fachada de la iglesia es plateresca y tiene aun una espadaña donde estaba colocada durante el siglo XVI una campana, mas tarde en el siglo diecisiete se le agrego la bóveda de cañón corrido y el templo tomo en su planta la forma cruciforme delos templos del siglo XVII, apareció la torre de tres cuerpos, la tradición dice que solo los hombres pueden teñir la campana porque si lo hace una mujer perderá el sonido.
El piso es de piedra pero como todas las iglesias han sufrido modificaciones muy significativas durante los 400 años de existencia de estos templos, el retablo actual es de estilo barroco con columnas llenas de ornamentación florística en dorados.
Loa muros son grueso y son de piedra de tezontle y cantera traída desde cerro gordo y Chiconauhtlan, para construir esta Iglesia y la capilla de Santa Lucia un colegio Jesuita que hoy alberga la base militar de Santa Lucia por el rumbo de Tecámac.
La bóveda esta sostenida por columnas y arcos es muy semejante a la arquitectura interior del templo de Santa María Chiconauhtlan.
Las imágenes como un bello Cristo realizado en bagazo de caña corresponde al siglo XVI es probable que los indígenas de Tarimbaro un pueblo de Michoacan sujeto a Ecatepec hayan contribuido a realizar barias de las bellas imágenes que aun conserva este templo.
Tambien podemos observar los cuadro al oleo del retablo principal todos guardan asociación a la temática de los arcángeles, algunos cuadros han sido substituidos por los robos que se han suscitado desde los años 50, donde los templos no tienen ninguna seguridad.

3.-Interior del templo de san Miguel en el pueblo de Xaltocan, estado de México.


Estuvieron a cargo desde sus inicios el clero secular quienes lo administraron junto con los templos de Tonanitla y Jaltenco, existe un bello cuadro realizado en oleo sobre tela que corresponde ya a finales del siglo XVII y que tiene la imagen de la virgen de Guadalupe con las cuatro apariciones en cada esquina del cuadro.
Una hermosa talla en madera es el san José, con su vara de caminante y en la punta de arriba florida, viste una túnica dorada y un manto labrado ricamente con elementos florísticos, es una imagen en bulto de 70 cms. Realizada a mediados del siglo XVI.
Los primeros virreyes concedieron mercedes reales de tierra a españoles y a naturales; también los jesuitas crearon las haciendas de Santa Lucía y Santa Inés.
Entre 1593 y 1599 las autoridades virreinales quisieron congregar a los indígenas que vivían en calpullis o barrios separados, pero por la renuencia de estos y la inundación de 1604, en lugar de irse para Xaltocan optó por retirarse hacia el poniente donde había tierras más altas.
Bibliografía
Garcia Samper, María de la Asuncion, Los Altepetl del Noroeste de la Cuenca de México, Centro de Estudios Mesoamericanos .A. C. 2000.



No hay comentarios. :

Publicar un comentario