Directorio

Directorio

domingo, 20 de octubre de 2019

Alertan última llamada para democratizar el PRI


Pide García Ortega no imponer personajes sin presencia, ni trabajo; urge a buscar a la militancia

Cuauhtémoc García Ortega (cortesía)

La elección de la dirigencia estatal será la última llamada para el PRI Estado de México para democratizarse, reconciliarse con su militancia, permitir que participen en ese proceso y prepararse para el 2021.
El dirigente de Grupo Político Estado de México, Cuauhtémoc García Ortega advirtió que las últimas elecciones internas de seccionales, de comités municipales y de otros órganos han sido de cúpulas y de designación directa, donde el comité estatal dio la espalda a la militancia y engañó al gobernador, Alfredo del Mazo.
En entrevista reprochó que no ha habido acciones de reconstrucción y pidió al mandatario estatal no permitir una imposición, pues hay priistas como Martha Hilda González Calderón y Arturo Osornio que suenan como posibles aspirantes a la presidencia del Comité estatal, pero no tienen presencia, ni trabajo con la ciudadanía y solo esperan ser ungidos. ¿Con qué derecho irían? Cuestionó.
En el caso de Alejandra del Moral, la actual líder, advirtió que los estatutos le impiden mantenerse.
El PRI, advirtió, si no se reconcilia y reconstruye en este año no podrá recuperarse para el 2021, y si no lo hace, no tiene nada que pelear en 2024, la siguiente elección a gobernador del Estado de México.
PUBLICIDAD
“Es la última oportunidad para lograr la reconciliación con la militancia y que no se sienta abandonada como se vivió en la elección de Comités seccionales que se definió cupularmente y las dirigencias municipales, donde decidieron a espaldas de la militancia; eso es grave porque lo único que tiene el PRI es a su militancia y con quien debe buscar un acercamiento es con ella porque de ahí salen los votos.
“Sin militancia no hay votos y al parecer Alejandra del Moral busca alejarlos, se ha desaprovechado el tiempo rumbo al 2021porque no hay interés de que la militancia participe en decidir los cargos de dirección y de elección. Todos los cargos han sido designación directa de Del Moral”.
Ese panorama, advirtió, genera que la militancia haya perdido interés y no le interese pelear porque no hay respuesta, y en lugar de reconciliarse, respetar sus derechos y reconstruir el partido tricolor, aseguró que no ha habido una sola acción de reconstrucción y se pretende manejar todo como en los viejos tiempos: a través de cúpulas.
“Lo que se hizo fue engañar al gobernador en el sentido de que eran las mejores formas para renovar los cuadros, pero queda una última carta que es la última llamada al PRI: la elección de la dirigencia estatal, la oportunidad de que se respete el derecho de la militancia para decidir quiénes deben ser sus dirigentes en el Estado.
“Se acaba el tiempo y no habrá manera alguna de reconstruir al PRI, se tiene que abrir, no se vale que sigan engañando al gobernador de que van a recuperar lo perdido; él es el primer priísta, asume las responsabilidades de las elecciones más delicadas y en este momento debe ser respetar el estatuto y que la militancia decida quién debe encabezar el comité estatal, una decisión de respeto democrático”.
De hecho, alertó, sino se respeta la decisión de la militancia no tendrían viabilidad, ni oportunidad para el 2021, y menos para el 2024.
“La mayor responsabilidad es que se convierta en garante de la democracia, de los derechos de la militancia y que no se permita la imposición de una fórmula porque sería una agresión muy grande y la gente no tendría por qué participar en los comicios, ni en las tareas del partido. Es la última llamada”, alertó.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario