Directorio

Directorio

miércoles, 18 de julio de 2018

Uber contra taxis; los altibajos

Entre ambos servicios existen ventajas y desventajas claras con las que buscan acaparar el servicio de transporte
Toluca, México.- La oferta y demanda del servicio público particular, o de alquiler, a partir de 2015 tuvo una competencia directa con la llegada al Estado de México de la plataforma Uber, la cual acaparó en su momento más del 50 por ciento de los usuarios del taxi tradicional, según aceptaron los propios concesionarios del servicio de alquiler.
Según datos de Uber Toluca, actualmente este tipo de servicio cuenta con más de 2 mil operadores adheridos en Toluca y Metepec.

Mientras que las cifras de la Secretaría de Movilidad indican que en la entidad hay registradas cerca de 70 mil unidades de alquilerEntre ambos servicios existen disparidades, en cuanto al tipo de servicio que se presta y el costo beneficio que ofrece cada uno.
El servicio de Uber, nunca ha sido regulado por la Secretaría de Movilidad, al considerarse particular, por lo que los operadores no cuentan con licencias del servicio público, exámenes toxicológicos para medir su capacidad física, pagar reemplacamiento, ni están obligados a llevar una cromática que los identifique.
La única restricción que hizo la Semov a la plataforma, se hizo en 2015 mediante la Gaceta de Gobierno, en la que se les estableció que el tipo de servicio que prestan es mediante una plataforma digital.
Las organizaciones de taxistas, como Agrupaciones de Taxistas Unidos del Estado de México (ATUEM), han reprochado la instalación de Uber en Toluca, pues aseguran que acaparan hasta el 50% de sus clientes.
“Tenemos una competencia desleal, porque ellos (Uber), no pagan una concesión ni están sometidos a una norma”, comentó Osvaldo Martínez, presidente de esa asociación.
A finales del año pasado, Uber México dio a conocer sus nuevas medidas de seguridad para sus clientes y conductores consistentes enviar mensajes de texto con mapa del viaje en tiempo real y verificar las cuentas de Facebook de los usuarios que suben a las unidades.
Otras medidas tenían que ver con la difusión de alertas Amber para que los socios las verifiquen, así como contactos directos con cuerpos de emergencia mediante números de auxilio que están disponibles las 24 horas.
Para el caso de los vehículos, la empresa sólo acepta unidades con costos superiores a los 200 mil pesos y las unidades deben ser modelos superiores a 2012.
En cuanto a los seguros, la plataforma, a diferencia de los taxis convencionales, obliga a un seguro personal y pone a disposición un catálogo de seguros que cubren daños a terceros, gastos médicos y pérdida de la unidad, ya sea por robo o accidente vial, según se detalla en su página oficial.
Pese a este tipo de candados que establece la plataforma, entre 2017 y este año, se reportaron casos de homicidios de usuarios Uber en el Valle de México.
En la entidad, la Secretaría de Movilidad cuantifica un aproximado de 100 mil taxis en el servicio público de transporte, de los cuales unos 25 mil se ubican en el Valle de Toluca, entre estos los llamados taxis colectivos.
En la Gaceta del pasado 20 de marzo, la Semov enlistó una serie de medidas que ahora son obligadas para renovar concesión, la principal es el cumplir con instalación de gps, botones de pánico y cámaras de vigilancia.
Sin embargo, este tipo de transporte público, está lejos de ser regulado, pues tan solo en el Valle de Toluca existen cerca de 15 mil unidades que prestan servicio de colectivo, cuando la Ley de Movilidad lo prohíbe.
Según los informes del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), el promedio de denuncias en Toluca por ilícitos en taxis es de 230 por año, sin embargo la estadística está absorbida por la “cifra negra”.
De acuerdo con la Canapat, hasta el 90% de los delitos cometidos en taxis no se denuncian

No hay comentarios. :

Publicar un comentario