Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

lunes, 4 de diciembre de 2017

Que los valores no caigan en decadencia



Por Roberto Toga


Históricamente la familia ha sido la base de la sociedad mexicana son los padres, abuelos, tíos y hermanos los que con el ejemplo transmiten a las nuevas generaciones costumbres, tradiciones, establecen normas de comportamiento, crean expectativas para el futuro, son los que nos inculcan los valores.
Respeto, amor al prójimo, compasión, cooperación, empatía, igualdad, lealtad, sencillez, gratitud, tolerancia y humildad son algunos de los valores que deben regir nuestro actuar.

En las últimas décadas la indiferencia y la indolencia ante lo que ocurre al vecino, al amigo, en nuestra comunidad han ganado terreno, por ejemplo, el valor por la vida o por obtener las cosas con esfuerzo han pasado a segundo o tercer plano, “ La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas” (Karl Marx) ; algunos han olvidado que debemos perseguir y trabajar desde cualquier trinchera por el bien común, más allá de creencias religiosas o ideas políticas debe estar la dignificación del hombre.

Muchos son los factores que han mermado nuestra sociedad se puede hacer mención de algunos como las crisis económicas, la falta de oportunidades, la desintegración familiar , inclusive la tecnología que lleva de la mano las redes sociales, un fenómeno que si bien ha sido funcional ha distorsionado también las relaciones humanas ya sea Facebook, Twitter o WhatsApp por mencionar algunas se han convertido en el espacio sin control para descalificar, demeritar y exaltar el odio hacia todo incluidos quienes siguiendo sus principios trabajan por los demás, esos que creen que lo que persiguen vale lo suficiente para luchar y defenderlo.

El libre acceso a los “teléfonos inteligentes” ha creado un abismo en la convivencia, en la comunicación más básica, como podríamos predicar con el ejemplo o transmitir algún valor si se ha dejado de escuchar, de estar.

Ante la pérdida innegable de los valores es tarea de todos recuperar la figura de la familia, los domingos con los hijos que sea esta época navideña el pretexto perfecto para reconstruirnos, dejemos a un lado el teléfono, sentémonos a platicar con los abuelos, nuestros padres, seamos personas de bien, recordemos que valemos por lo que construimos.

Nota: predicando con el ejemplo y buscando que todos tengan acceso a una vida digna, que los niños se rodeen de colores vivos y sonrían al ver su hogar , “la ruta 42” llevo acabo durante los meses pasados la renovación de fachadas de la Croc Av Central , un pequeño pero significativo granito de arena.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario