Directorio

Directorio

jueves, 23 de noviembre de 2017

“Los Retablos Guadalupanos como expresión del culto y agradecimiento del pueblo”.

María de la Asunción García Samper.
Centro de Estudios Mesoamericanos. A. C.

Los retablos provenientes del Tepeyac se clasificarán por: Enfermos ad El objeto votivo en la época prehispánica, compuesta por ofrendas de trabajos en cerámica, utensilios y figuras de piedra tallada colocadas en los templos y santuarios en honor de los dioses y diosas como agradecimiento a la petición de algún favor. Todas las figurillas localizadas en, la Quinta Aparición, en la iglesia de Santa Clara de Asís y en Cristo Rey fueron exvotos para agradecer la fertilidad de la tierra.

Con el advenimiento de la Conquista, los españoles traen consigo imágenes religiosas europeas; y mantienen la costumbre de ofrecer exvotos y de encargar a los pintores la reproducción de imágenes milagrosas, en las que el artista agrega el retrato de los donantes a un lado del santo como muestra de agradecimiento.

El primer exvoto guadalupano lo encontramos en la cita del padre Francisco de Florencia S. J. en su libro La Estrella del norte de México, donde asienta que en la primitiva ermita de la Virgen de Guadalupe estaban colgados cuadros en forma de exvotos, relativos a algunos de sus milagros. Estos que el propio historiador describe en 1688 coinciden exactamente en nombres y detalles con los grabados por Samuel Stradanus de Amberes, Bélgica, quien viene a Nueva España a principios del siglo XVIII y ejecuta trabajos aquí entre los años 1604 y 1622.

En el año de 1615 hace uno, de la imagen Guadalupana, cuyo producto de venta se emplea como ayuda para la construcción del santuario de la Virgen, La sección central de la lámina está enmarcada por sendos laterales, divididos simétricamente cada uno en cuatro recuadros que suman ocho, en cada uno de ellos representa un exvoto relativo, a otros tantos milagros o favores obrados por la intercesión de Nuestra Señora.

Las leyendas sobre hechos milagrosos, apariciones de santos, su vida y surgimiento en la comunidad, implícitos en los retablos populares, guardan una parte de la memoria del pueblo, datos y acontecimientos históricos muchas veces ignorados, presentes tanto en la iconografía como en el lenguaje discursivo, en algunos casos evocan lo increíble, lo sobrenatural. Estas leyendas se ubican en el mismo espacio geográfico de la imagen religiosa y se relacionan con un lugar preciso.

Un rasgo ideológico de suma importancia expresado en un retablo popular es la religiosidad sustentada en los principios de fe de la estructura teológica cristiana, mezclados con matices mágicos y paganos resultantes de la síntesis de los conceptos religiosos prehispánicos y católicos que guardan semejanza perceptible: ambos destacan la idea de un Dios supremo y creador que juzga la conducta de sus hijos y tiene autoridad para premiar y castigar, por lo que los hombres se relacionan con él a través de ofrendas y plegarias.

En ambos conceptos se encuentra también, aunque con características peculiares, la creencia de virgen madre: en la religión católica María y en los mexicas, Coatlicue. Tanto en una como en la otra la ley teológica identifica a sus miembros en el sacrificio y la veneración a la divinidad, y se organiza a través de una ceremonia; en la que aparece el sacerdote como oficiante ante el pueblo, sobre una plataforma o tarima, en los dos casos esta ceremonia significa un sacrificio en el que se ofrece el cuerpo y la sangre de un joven y usan velas e incienso o copal.

La identificación de estos puntos en contacto, aun no con un sentido idéntico, sugiere una trasferencia de la veneración de ídolos por la de santos; situación en la que hasta nuestros días se observa una conducta en la que las representaciones plásticas de los santos adquieren una carga emocional calificada de fanatismo: sacrificios y actos dolorosos realizados para halagar a las imágenes cristianas con cualidades humanas y liberadoras de las imperfecciones terrenales.

Esta transferencia o sustitución de imágenes se da en casos tales como la Virgen de Guadalupe que aparece en el mismo sitio de veneración a Tonantzin, la pequeña madrecita. La virgen es venerada y se le hace petición y agradecimiento de favores que dependen de la devoción local, de las preferencias individuales y de las características o personalidad que se le atribuyen muchas veces relacionadas con el milagro referido.

Los signos anteriores constituyen, además, el fenómeno icnográfico de los retablos populares, cuya lectura requiere de un conocimiento previo y de la identificación de símbolos como el color del vestuario, objetos y atributos de las imágenes veneradas; desciframiento que permite una interpretación congruente con la representación plástica y se relaciona con la leyenda que personifica a un santo y le da un carácter personal.

Adultos en cama; enfermos Niños, enfermedades comunes; accidentes; Prótesis y curaciones, Caballos y Paisajes; fuego; crímenes; guerra; Barcos; Agua.

Enfermos adultos en cama.

Se ven sobre camas de metal a una adulta y dos niños tapados por cobijas y el donante suplicando un milagro a la Virgen de Guadalupe sobre la cabecera de su esposa. Es un cuarto de con pisos de madera.

“...Virgen María Santísima de Guadalupe, Madre nuestra, una vez más te doy gracias, por haber salvado mi hogar de la más horrenda desgracia. Yo tu hijo Salvador Morelos...”

Un cuarto con la puerta entreabierta, un ropero una cama sobre la cual está enferma una mujer de edad cubierta con una cobija roja, el techo de viguería, la donante de rodillas tapada con un rebozo suplica a la Santísima Virgen de Guadalupe un milagro para la curación de su madre agonizante.

“...Dedico la presente a la Santísima Madre Virgen de Guadalupe por haberme concedido el alivio de mi madre. J. Tinajero...”.

“...El 23 de junio de 1879 se enfermó de parto L Arellano y siendo amortajada.

“...El día 10 de mayo de 1885

Un hombre agonizante sobre una cama y tapado con una cobija roja una medalla de la Santísima Virgen de Guadalupe y un hombre con sombrero, chamarra y pañuelo amarrado al cuello.

“...Virgen de Guadalupe te doy gracias que me aliviaste a mi esposo de una enfermedad peligrosa Ángela González, Miguel Zacarías, 4 1947...”

Una silla y enfrente una cama de madera en la que esta un enfermo grave cubierto con una cobija blanca pide a la Virgen de Guadalupe un milagro.

“...Juan S Reyes natural de San Mateo Atenco del Estado de México estando en Villahermosa capital de Tabasco el 20 de Diciembre del Año de 1924, estando grave de una fuerte enfermedad sin esperanza ya en su alivio invoque mi dolor a el auxilio del todo peligro por intercesión a la Santísima Virgen de Guadalupe que se venera en el Santuario del Tepeyac quedando enteramente restablecido. Por tan singular beneficio recibido...”

Unas mujeres con dos niños ruegan por la curación de su esposo y padre, quien está sobre una cama cubierto con una cobija blanca.

“...Doy gracias a la Virgen de Guadalupe por haberme concedido la salud de mi esposo que se vio de muerte. M. L. C. Tacaba mayo 28 de 1940...”

Un cuarto amplio con techo de viguería y madera, en una esquina se encuentra un altar con una cruz y en la pared un cuadro de un santo a un lado ganchos con ropa colgada, un baúl de madera una silla y un enfermo acostado y tapado con una manta de cuadros a su lado una mesita con un baso y una botella de medicina, una mujer de rodillas y sosteniendo un ramo de flores suplica la intervención de la Virgen de Guadalupe para que le cure a su esposo.


Mujer de rodillas pidiendo la Sanación por una enfermedad.

“...Concepción G. De Bonilla- dedica el presente en acción de gracias por el milagro de haber sanado de penosa enfermedad, a su esposo, agosto de 1920...”

Una ventana abierta deja ver el paisaje y las copas de dos árboles, dentro un cuadro de la virgen de Guadalupe colgando de la pared arriba de la cabecera de la cama de una enferma que se tapa con una cobija blanca de cuadros.

“...Doy gracias a la Santísima Virgen de Guadalupe por haberme aliviado de las enfermedades que padecí durante mucho tiempo. México D. F., a 2 de febrero de 1954, María de j. Magaña...”

En un hospital un hombre de rodillas pide por sus hijos y mujer enfermos.


Un hombre agradece a la virgen de Guadalupe por una enfermedad que ha sido sanado.


Un hombre enfermo en cama espera la salud por la intercesión de la Virgen de Guadalupe y de Jesús.


Agradece la curación de su enfermedad a la Virgen de Guadalupe.


Una mujer ruega a la Virgen para que un enfermo se cure de su enfermedad.


Una mujer en su lecho de enferma ruega a María de Guadalupe su recuperación.

Niños enfermos en cama.

Una puerta abierta con una ambulancia a la puerta, un cuadro de un paisaje sobre la pared, un cuadro de la Virgen de Guadalupe, dos sillas, una mesa y un ropero y sobre una cama esta acostada una pequeña moribunda tapada con una manta blanca, una mujer llorando ruega por la salud de la niña.

“...Dedico este retablo a la Virgen de Guadalupe por el milagro hecho a la niña Elvira Segovia encontrándose grave del día 5 de agosto del presente año e invoque en el nombre de la Virgen de Guadalupe volvió a la vida. México 7 de agosto de 1943. J. Segovia...”

“...El día 8 de noviembre de 1911. el niño Pedrito Mendoza de la edad de 4 años 2 meses se vio en peligro de perder su vida de una enfermedad que no se le encontraba remedio, su padre Manuel Mendoza invoco a la Virgen Santísima de Guadalupe, y a los 8 días del mes de Enero de 1912 quedo bueno y sano y en acción de gracias dedico este retablo, Tlatelolco, enero de 1912...”

“...Le doy gracias a la Santísima Virgen de Guadalupe por haberme salvado a mi y a mi hijito de una enfermedad grave. Rosa Paredes de Herrera...”

Señora Beatriz Correón da las gracias a la Virgen de Guadalupe por haberle salvado a su hijita de una operación que sufrió. México, d. F., a 4 de Marzo de 1946...”

Enfermedades comunes.

Ante el Altar de la Santísima Virgen de Guadalupe dentro de una Iglesia están arrodillada una señora de negro con dos niñas y un niño a su lado.


Ante el altar de la Guadalupana una mujer y sus hijos imploran por un enfermo.

“…Dedico este retablo a la Santísima Virgen de Guadalupe en prueba de mi mas sincero agradecimiento por haberme Salvado de una fuerte hemorragia. Ana Maria Zúñiga. No tiene fecha…”

En una iglesia a un lado de una columna una mujer vestida de negro y con velo ruega a la Virgen de Guadalupe que la sane.


Una mujer da gracias a la Virgen Santísima de Guadalupe por el milagro recibido.

“…Doy gracias a la Santísima Virgen de Guadalupe, por haberme sanado de una enfermedad del riñón. Abril 11 de 1949. Guadalupe J. De. Espinosa…”

En un amplio cuarto con una puerta de vidrios al fondo una cama vacía y tres sillas y arriba las imágenes de la Virgen de Guadalupe y de la Soledad y en el otro extremo una mujer vestida de azul en embarazada; con el pelo largo en pose de imploración ruega su curación.

“…El 27 de diciembre de 1884 hallándose la señora Soledad Picazo de un mal parto se invocó a la santísima Virgen de Guadalupe y de la Soledad en la que quedo sanada…”
En un cuarto están arrodillados cuatro personas en posición de oración una mujer con falda larga azul y manto blanco con el pelo recogido tiene en sus manos un bebe y a su lado dos niños descalzos y vestidos de blanco y adelante un hombre con calzón y camisa blancos y manta roja ante la virgen de Guadalupe le pide su curación.



Un hombre de rodillas junto con sus hijos y su mujer dan gracias a la Virgen de Guadalupe por un favor recibido.

“…Macario Montalvo estando gravemente enfermo invoca con el alma a nuestra Divina Madre de Guadalupe: y recobro la salud. El y su familia le dan gracias…”

En un hermoso campo sobre un camino una mujer joven da gracias a Juan Diego por haberla curado de una enfermedad grave, el Santo con su Aureola que le circunda la cabeza sobre una nube escucha a la joven, la nube sobre un hermoso maguey.



Una joven mujer de rodillas en pleno campo da gracias a Juan Diego por el milagro recibido.

Prótesis y curaciones.

Se ve una cama de metal con una cobija blanca con cabecera y piecera que esta sin nadie acostado, la Virgen de Guadalupe en una nube la mira y un niño de pantalón corto y camisa roja camina con dificultad mientras que sus dos muletas descansa sobre la pared.


Un niño camina sin muletas demostrando el milagro de la Virgen de Guadalupe.

“…Doy gracias a la Santísima Virgen de Guadalupe por haber devuelto la salud a mi hijo Jesús López R que fue atacado por la polio el 23 de mayo de 1957 a la edad de nueve años padeciendo 6 meses dicha enfermedad y gracias a la Virgen ya puede dar sus primeros pasos y recobrar su salud por completo por lo que le dedico este humilde retablo en acción de gracias Gómez Palacio , Durango DGO. 1958, tu hija Natividad A de López…”

Por accidente por carros.

“...Doy infinitas gracias a la Virgen Santísima de Guadalupe por haber salvado la vida a mi hijo seriamente atropellado agradecida dono el presente retablo...”


Un joven es atropellado por un camión cuando se trasportaba en su bicicleta pero la Virgen lo salva.

En una moderna calle de la ciudad de México con altos edificios y una escuela, a la izquierda la imagen Guadalupana esta observando un gran coche rojo manejado por un hombre que parece atropellar a una niña que va con su madre y despide ayuda a la Virgen de Guadalupe.


Una pequeña es sujetada por el brazo por su madre cuando esta a punto de ser atropellada por un coche.

Accidente por caídas.
“...El señor Juan Cervantes estando trabajando en una mina de Arena, se cayó hacia el fondo de esta, al momento se encomendó a Nuestra Señora de Guadalupe, salvándole la vida y estando enfermo, su Sra. Inés Echegaray le pidió a la Virgencita le concediera su alivio, y en acción de gracias dedican el presente. Mixcoac, D, F., a 24 de junio de 1956...”


Un jinete cae de un caballo y la Virgen lo Salvo de morir.

Accidentes por tren.

En el campo se ve una larga vía y al fondo de esta un tren se pierde, a un lado de la vía un hombre atropellado esta tirado y junto a el dos mujeres lloran arrodilladas y implorantes pidiendo a Nuestra Señora de Guadalupe, a Cristo Crucificado y a la Dolorosa que lo sanen.


En un camino un camión cae en una emboscada y un pelotón mata a algunos militares salvándose uno de ellos por intercesión de la Virgen de Guadalupe.

En este retablo se ve una vía de tren y sobre ella un tranvía tirado por caballos atropellan a un hombre, tres mujeres y un niño a su lado suplican a la Virgen de Guadalupe su intervención para que lo salve.


Un hombre es atropellado por un tranvía jalado por caballos, la esposa ruega a la Virgen de Guadalupe por la salud del esposo.

Accidentes en barcos.
Un gran buque en medio del mar está en llamas mientras la Virgen de Guadalupe lo observa.

“…Doy gracias a la Santísima Virgen de Guadalupe por librarme de un peligro. Abril de 1964, Demetrio Noriega…”

Frente a las Costas una gran nave esta a punto de hundirse por una gran tormenta y la Virgen de Guadalupe la esta viendo, este exvoto esta fechado para el año de 1790, no contiene información escrita.


Un gran barco está casi naufragando por una tormenta, el capitán pide a la Virgen de Guadalupe la salvación de su nave y los pasajeros.

Agua

Una gran inundación esta por destruir una casa a las orillas del mar, este exvoto recuerda este hecho milagroso donde por la petición de una persona se logro conservar la vida de los dueños y intacta la propiedad fechado para el siglo XIX.


Una gran inundación destruye un poblado y la gente pide que se salve el pueblo y sus habitantes.


Crímenes.

“…La Señora Cristina Gómez encomendó a la Virgen de Guadalupe al Sr. Ricardo Villa Gómez y el Sr. Vicente Becerra de un crimen falso sin ninguna aclaración. Damos gracias. P. Gra...”

-Un retablo que nos muestra una gran variedad de colores muy vivos y representa a la Virgen de Guadalupe sostenida por un gran cerro entre cañaverales, al fondo un gran lago y una mujer vestida de blanco y un rebozo negro arrodillada suplica a la Virgen por su esposo con ella están dos hijos y una hija, los dos primeros portan velas.

“Este presente, a la Santísima Virgen de Guadalupe como un recuerdo a un favor recibido en el año de 1911...”


Un policía es asaltado por un criminal y este pide a la Virgen de Guadalupe y a San José que lo salven.

Por rayo.

Al fondo de este retablo exvoto se extiende una gran sierra, que se corta por un río que nace en un valle interno y corre formando un gran cañón.- encima de uno de los cerros se ven tres cruces y la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe y frente al primer cerro otro más alto, se ve que desde este último en su cima un hombre parece desbarrancarse por una fuerte tormenta que le cae un rayo.


Un hombre ruega a la Virgen de Guadalupe que lo salve de los rayos que caen.

Guerra.

Recibió un balazo en la estación del Guage, el joven Tomas Carranco y su familia invoco a la Santísima Virgen de Guadalupe pidiéndole que volviera en si, quedo aliviado...”

-Este retablo se trata de un paisaje con un cerro alto al fondo y la imagen de la Virgen de Guadalupe; a la derecha una estación del ferrocarril con un tren parado, un militar a campo abierto dispara su arma contra una persona joven.


En plena batalla una mujer ruega a la Virgen Salve al hombre que esta por morir.


Unos soldados estas emboscando un tren y un camión y la Virgen de Guadalupe salva a los pasajeros.



Están por matar unos soldados a una mujer y pide que la salve la Virgen de Guadalupe.

Por fuego.


Un hombre en una fogata esta por quemarse y la Virgen de Guadalupe lo Salva.

Bibliografía-

Sánchez Lara Rosa María. -Los Retablos Populares Exvotos pintados. UNAM.1990.pg.19.

Torquemada, Fray Juan de. Monarquía Indiana Libro X Cap. VII pag. 357. Róbelo diccionario de 1980 Vol. II, p. 656.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario