martes, 13 de junio de 2017

Gobierno capitalino desmantela puestos ambulantes de Tepito

Con ello se rehabilitarán 1.6 kilómetros de la calle para mejorar la imagen urbana, reordenar la zona comercial y recuperar espacios, así como liberar accesos a estaciones del Metro y facilitar la movilidad de usuarios de la vía pública.


CIUDAD DE MÉXICO.- Durante la noche de este lunes y hasta la madrugada del martes, el Gobierno de la Ciudad de México desmanteló unos mil puestos de comerciantes de vía pública en el populoso barrio de Tepito.

Los puestos se encontraban sobre las aceras del Eje 1 Norte, entre las avenidas Paseo de la Reforma y Anillo de Circunvalación.

Participaron mil 250 trabajadores en el retiro de desechos en el marco del proyecto integral de rehabilitación de 1.6 kilómetros para mejorar la imagen urbana, reordenar la zona comercial y recuperar espacios, así como liberar accesos a estaciones del Metro y facilitar la movilidad de usuarios de la vía pública.


La intervención, que se inició alrededor de las 22:00 horas del lunes y se prolongó hasta las 6:00 horas de este martes, abarcó tres cuadras de la acera sur, de Brasil a Aztecas, donde se desmantelaron alrededor de 700 estructuras y techumbres metálicas, así como puestos fijos y semifijos.

En tanto, en la acera norte, entre Peralvillo y Jesús Carranza, se retiraron aproximadamente 300.

La acción, que fue coordinada por la Secretaría de Gobierno, a través de su Dirección General de Gobierno, también liberó las entradas y salidas de la estación Lagunilla, del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

El desmantelamiento de los puestos informales fue realizado con el apoyo de los comerciantes, con quienes se consensó volver a instalar –donde sea factible– estructuras uniformes y de tamaño, permaneciendo el lugar con su vocación comercial, pero con un espacio público ordenado y mejores condiciones de seguridad ciudadana, adecuado para permitir la accesibilidad peatonal.


Una vez desmantelados los puestos, la mañana de este martes comenzarán los trabajos de nivelación de la banqueta, que contemplan pasos accesibles y “orejas” en las esquinas, delimitadas con bolardos.

En el nuevo esquema comercial de esta esta vialidad se invierten aproximadamente 25 millones de pesos y plantea una ampliación de las áreas peatonales, un carril exclusivo para transporte público compartido con ciclistas, espacio definido para transporte de carga, así como un carril de contraflujo.