Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

viernes, 21 de junio de 2019

IP quiere 'tomar en sus manos' subastas eléctricas en México

Bravos Energía está organizando nuevas subastas privadas de energía. En la primera licitación se espera atraer a empresas que habrían participado en la subasta eléctrica cancelada de México.



Después de que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) cancelara una muy anticipada subasta de energía a largo plazo hace casi cinco meses, la frustración entre las empresas privadas era palpable. Ahora, están tomando el asunto en sus propias manos, con la ayuda de una compañía de energía emergente constituida por algunos de los arquitectos originales de las subastas.

Bravos Energía, con sede en Ciudad de México, está organizando nuevas subastas privadas de energía y revelará los detalles en una semana. Se espera que la primera licitación atraiga a empresas privadas que habrían participado en la subasta eléctrica cancelada de México, dijo el jueves el fundador de Bravos, Jeff Pavlovic, en una entrevista telefónica. Los resultados se esperan para diciembre.

El proceso será más eficiente y permitirá la entrada en el sistema de megavatios, señaló Pavlovic. Bravos Energía trabajará con el desarrollador de subastas de electricidad Aklara y tiene previsto realizar subastas privadas anualmente, con contratos de entre cinco a 15 años. También incluirán Certificados de Energía Limpia, agregó.

Pavlovic fundó Bravos en 2017 con antiguos compañeros de la Secretaría de Energía que participaron en el desarrollo de las subastas de energía organizadas por el Gobierno anterior. Esa iniciativa recibió un duro golpe después de que México cancelase su cuarta subasta de energía a largo plazo el 31 de enero, y pidiese a las empresas que mostraran los resultados de los contratos ya adjudicados.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quiere fortalecer el control estatal sobre el mercado de la energía, formulando paquetes de rescate para Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a la vez que cancela las rondas de licitación diseñadas para atraer la inversión privada.

Ahora, las empresas privadas buscan alternativas. Los proveedores de energía ya han estado creciendo sus negocios en México a través de acuerdos de compra de energía, o acuerdos privados para comprar y vender energía. El proceso de subasta aumentará la eficiencia al reunir competencia para la generación de electricidad, y diversificar los riesgos para los consumidores, lo que posiblemente reducirá la tasa de financiación que los bancos ofrecerán como resultado.

En declaraciones al margen del encuentro de Bloomberg New Energy Finance en la Ciudad de México el jueves, la gerente de la compañía de logística de energía TIBA, Sandra Tello, dijo que el sector había estado muy deprimido durante los primeros tres meses del año, pero ahora el negocio está creciendo nuevamente y se está reorganizando internamente.

Luis Zavaleta, director de sostenibilidad ambiental para América Latina de la división de alimentos de PepsiCo, dijo que las subastas privadas de energía eran una muy buena opción para satisfacer las necesidades del sector. "Tenemos que ver mucha más liquidez de la que hay ahora, y eso significa más suministro de diversas fuentes", señaló.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario