Directorio

Directorio

Entradas populares

miércoles, 9 de agosto de 2017

Mayoría de funerarias en Toluca son “cajoneras”


Toluca, México.- Aunque en la ciudad de Toluca existe un aproximado de 150 funerarias, desde grandes a pequeñas, sólo 10 cumplen con la normatividad, incluyendo un embalsamador con licencia, por lo que los demás establecimientos se convierten en “cajoneras”, donde utilizan hasta bombas de fumigar para el embalsamamiento de un cadáver.

En el marco del segundo curso-taller de Tanatopraxia celebrado en Toluca por Arte y Ciencia del Embalsamamiento (ACEM), Jesús Hernando Imperial y Diana Lilia Zarza Sánchez, ambos instructores de embalsamamiento, coincidieron en señalar que hace falta mucha capacitación en el tema.

Lamentablemente, subrayó, hoy día hay funerarias de gran renombre que siguen utilizando bombas de fumigar para el embalsamamiento de cadáveres y quienes realizan esta actividad no lo toman ni como un oficio, pues carecen de conocimientos.

“Un embalsamador es un cuidador de la salud pública y para cumplir con esta labor, tienen que estar preparados y capacitados, por eso estamos aquí para luchar por profesionalizar el gremio aunque muchos se cierran”, detalló Hernando Imperial.

En este sentido, Diana Lilia Zarza Sánchez explicó que aquí en Toluca se tienen registradas alrededor de 150 funerarias, aunque la gran mayoría no son funerarias sino “cajoneras”, es decir llevan algunos ataúdes y en un local montan su funeraria.

Generalmente, expresaron que los embalsamadores de estos negocios no están capacitados, “yo creo que de esas 150, sólo 10 están en forma con permisos, empleados capacitados y embalsamadores certificados”, enfatizó.

Ante ello, consideraron necesario que las autoridades actúen al respecto y hagan cumplir la ley general de salud, “sólo hace falta que verifiquen estos lugares y hagan cumplir la ley para evitar se dupliquen estos negocios”, destacó Hernando Imperial.

Y es que, destacó Zarza Sánchez, estos negocios generalmente son armados “al vapor” y por lo mismo además de que se carece de personal capacitado, no cuentan con equipo adecuado para efectuar su labor.

“En Estados Unidos para abrir una funeraria el propietario debe contar con un estudio de mercado, contar con la carrera director funerario y contratar a un embalsamador con licencia”, finalizó el instructor de embalsamamiento.