miércoles, 14 de junio de 2017

Evite una colecistitis, cuide su alimentación

Para prevenir una colecistitis (inflamación de la vesícula biliar) es importante cuidar nuestra dieta alimentaria desde niños, evitando las grasas de origen animal, principalmente; es recomendable ingerir más vegetales verdes crudos y semicrudos, fibras y cereales, así como beber agua natural.

Así lo indicó el doctor Jesús Medina Rosas, adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) 53 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Estado de México Oriente, quien informó que la colecistitis es la inflamación aguda o crónica de la vesícula biliar, que generalmente se produce por la presencia de cálculos. Es uno de los padecimientos frecuentes de ingreso a un servicio de urgencias.
Estos cálculos o piedras, como se definen popularmente, provocan en las personas un dolor agudo arriba de la cintura del lado derecho, donde la vesícula biliar ocupa un espacio abajo del hígado. El dolor puede ser tipo cólico, continuo o irradiarse a la espalda o por debajo del omóplato derecho.
El doctor Jesús Medina Rosas manifestó que en la formación de las piedras es multifactorial, tiene que ver con la dieta, la obesidad, con enfermedades como la diabetes mellitus. Las mujeres que se embarazan en varias ocasiones están más predispuestas a una colecistitis, al igual que las que consumen anticonceptivos orales por largo tiempo.
La inflamación de la vesícula biliar también es causada por parásitos, medicamentos y traumatismos.
Explicó que los alimentos que tienen demasiado colesterol favorecen que se acumule colesterol dentro de la bilis y que se comiencen a formar cálculos. Por ello, se recomienda a la población en general que cuiden mucho su dieta; disminuir al máximo la alimentación rica en grasas.
El doctor Medina Rosas manifestó que cuando alguna persona tenga algún dolor agudo, tipo cólico, debe atenderse de inmediato “no prolongar las molestias, porque puede haber complicaciones muy serias, como por ejemplo: la vesícula se pueda reventar, se puede llenar de pus, esa pus puede subir a través del hígado y el páncreas, y éste se puede inflamar y dar pancreatitis, que es una de las complicaciones más comunes, y de las más severas”.
Subrayó que la colecistitis se presentaba de manera común en las personas mayores de 40 años, sin embargo, con el cambio de hábitos alimenticios que se tiene en la actualidad y la ingesta de grasas de origen animal, la inflamación de vesícula biliar se presenta en la actualidad en jovencitos de 15 años.