martes, 23 de mayo de 2017

Plan de transporte de Delfina costaría 240 mmdp; acusan que ‘es irrealizable’.

Parte del plan RITMO contempla la construcción de 100 kilómetros de vías para cuatro nuevas líneas del Metro, que irían de Cuatro Caminos a Cuautitlán; de Los Reyes La Paz a Chalco; de Martín Carrera a Tepexpan, y de Politécnico a Tlalnepantla. Cuyos costos oscilan los 240 mil millones de pesos.

ESTADO DE MÉXICO.- Entre el conjunto de promesas de campaña “inviables e irrealizables por su falta de soporte técnico”, el proyecto de la Red Integral de Transporte Masivo Ordenado (RITMO), que propone la candidata de Morena al gobierno del Estado de México, Delfina Gómez, tendría un costo estimado de casi 240 mil millones de pesos.

Contempla la construcción de 100 kilómetros de vías para cuatro nuevas líneas del Metro, que irían de Cuatro Caminos a Cuautitlán; de Los Reyes La Paz a Chalco; de Martín Carrera a Tepexpan, y de Politécnico a Tlalnepantla.

Además incluye otros 100 kilómetros de vías para otras cuatro líneas de Tren Suburbano: Buenavista-Texcoco; Indios Verdes-Tecámac; Tecámac-Lechería, y Cuautitlán-Huehuetoca.

La red “morena” de transporte añade también 120 kilómetros para crear siete nuevas rutas del Mexibús: Pantitlán-Los Reyes La Paz; Lechería-Huixquilucan; Mario Colín-Lechería; Cuatro Caminos-Chamapa; Ciudad Azteca-Nicolás Romero; Tecámac-Huehuetoca, y de Cuatro Caminos-Mario Colín.

Con un presupuesto anual de 263 mil millones de pesos, la candidata calcula destinar 20 mil millones de pesos cada año, lo que le llevaría más de dos sexenios.

Estimaciones del Imco revelan que, tomando en cuenta que el costo que se ha anunciado por los propios candidatos, de 14 mil millones de pesos para la ampliación de la Línea A del Metro de Los Reyes La Paz a Chalco, para un tramo de 13 kilómetros, cada kilómetro tendría un costo de mil 076 millones 923 mil pesos. Lo anterior significa –señalan– que estos mil 076 millones 923 mil pesos, multiplicados por los 200 kilómetros de vías para el Metro y Tren Suburbano que se proponen, la erogación alcanzaría alrededor de los 215 mil 384 millones 615 mil 200 pesos. A esta inversión –añaden– hay que agregar otra de alrededor de 24 mil millones de pesos para las siete nuevas rutas del Mexibús. Esta estimación resulta de las últimas obras de ese tipo realizadas en el Edomex y en la Ciudad de México, con un costo aproximado de 200 millones de pesos por kilómetro. Así, la suma de RITMO da un total de 239 mil 384 millones, 615 mil 200 pesos.

Mariana Campos, consultora y coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, advierte que “es una mala práctica que se prometan proyectos específicos de obra; no se trata de lo que la candidata diga sólo para ganar votos, sino de hacer diagnósticos y proyectos con factibilidad financiera, viables; es evidente que no tienen un soporte técnico, legal, económico, ambiental ni social”.

“Que diga primero la candidata cómo van a abatir la corrupción en obra pública, y cómo garantizar un mejor gobierno, con transparencia en contratos, con licitaciones públicas y no amañándolas”, recomienda.

Pedro Gerson, consultor experto en Políticas Públicas del Imco, plantea que “es inviable, como otras de los demás principales candidatos, porque pareciera que no es parte de una agenda de política pública, que es una idea al vacío y hasta ocurrencia; no se dice con qué recursos se va a realizar. Estas propuestas minan la confianza en los políticos y en los gobiernos”.