lunes, 29 de mayo de 2017

Huachicoleros también roban asfalto, nafta, petróleo…

Al tratarse de materiales en su mayoría industriales y difíciles de vender en estaciones abiertas al público, las autoridades federales están enfocadas a establecer en dónde son colocados tras su extracción ilegal.

Aunque la gasolina y diésel son los combustibles que más roban a Pemex, los huachicoleros de todo el país también sustraen de los ductos de la paraestatal miles de litros de combustóleo, turbosina, petróleo crudo, asfalto, nafta, xileno o diésel marino, entre otros productos.

Por ello, parte las investigaciones de las autoridades federales están enfocadas a establecer en dónde colocan los huachicoleros dichos materiales que, a diferencia de la gasolinas o diésel, no se venden en estaciones abiertas al público.

“La turbosina, por ejemplo, en los aeropuertos hay mecanismos de venta a las aerolíneas o particulares, pero no se descarta la existencia de una red clandestina, es justo lo que investigamos” dijeron las autoridades a El Financiero.

Explicaron que la investigación se realiza para los demás combustibles, muchos de los cuales se usan en la industria, como puede ser el combustóleo, aceite, el asfalto y el gas de avión o el diésel marino.

Señalaron que por estado destaca Guanajuato como la entidad número uno en el robo de combustible. Explicaron que ahí el gobierno de la República incautó el 18 por ciento del total de hidrocarburo a nivel nacional.

Dijeron que, en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto, se han incautado en todo el país 36 millones 937 mil 578 litros de hidrocarburos.

De estos, 9 millones 6 mil 77 litros son de gasolina; 9 millones 347 mil 886 litros son de diésel; 2 millones 552 mil 145 litros son de Gas LP. Estos tres son los combustibles de uso más común.

En tanto, otros combustibles poco comunes para venta al público son combustóleo, del cual se incautaron 3 millones 258 mil 273 litros; turbosina, con 241 mil 96 litros; petróleo crudo un millón 48 mil 461 litros.

De otros hidrocarburos identificados como son aceite, asfalto, gas avión, nafta, productos destilados de petróleo, xileno, diésel marino, se incautaron 5 millones 75 mil 301 litros. En tanto, de hidrocarburos sin identificar, se han incautado 6 millones 408 mil 339 litros, según las cifras más recientes.

En relación con Puebla, autoridades federales reportaron que, durante todo el 2016, se decomisaron en el llamado Triángulo Rojo de distribución ilegal de hidrocarburo, 214 mil 453 litros de gasolina.

Y en los primeros cuatro meses de 2017, las autoridades superaron la cifra de todo 2016, pues tan solo en ese cuatrimestre se han decomisado 232 mil 518 de gasolina.

Además del aseguramiento de 60 mil 69 litros de diésel, 2 mil 800 litros de Gas LP y 8 mil 494 litros de otros hidrocarburos.

Cabe destacar que en estas acciones trabajan de manera coordinada Policía Federal, Marina-Armada, Ejército mexicano, a las cuales se han sumado autoridades estatales y municipales.