Directorio

Directorio

miércoles, 7 de marzo de 2012

CHECA…sí checó

Por Elios Edmundo Pérez Márquez.

“Sólo se es joven una vez”.

Ecatepec, Edomex. (Represión gubernamental).- La arbitraria detención y posterior traslado al Ministerio Público de San Cristóbal de Juan Carlos Valenzuela Checa, puso en evidencia el verdadero rostro de un gobierno falto de soluciones a los graves problemas que afectan a la sociedad, pero sí muy eficiente cuando se reprimir se trata.

Nada nuevo. Criminalizar la protesta social es una mala costumbre de los gobiernos de todo sino, y criminalizar a la juventud, es un vicio de los que no saben gobernar y no creen en el diálogo, sino que utilizan el poder de la fuerza, para acallar a los que no están de acuerdo con sus decisiones.

Evidentemente que ser joven en este Municipio es un delito y, protestar, lo es más aun. Juan Carlos cometió el error de ser las dos cosas y lo pagó con un fin de semana en prisión; lo cual, por supuesto, fortalecerá su espíritu y renovará sus convicciones como militante de Izquierda, que lo es, desde su más temprana juventud cuando, por propia iniciativa, ingresó al Partido de la Revolución Democrática, si no mal recuerdo, a la edad de 15 años.

Tal vez, el caso de Checa no sea el más representativo de la represión hacia los jóvenes por parte de los gobiernos del PRI, que los mantienen sin oportunidades de estudio y trabajo y, por el contrario, los empujan a las drogas y la ignorancia, como una medida de atraso, en la que todo cambia, para que todo siga todo igual.

Qué nos podemos esperar en un Estado de México, donde un asesino serial y violador, escapa con suma facilidad de sus custodios, quienes le dan todas las facilidades para que esto suceda; en cambio, un joven tenaz, que no se droga, que no roba ni asesina, es severamente reprimido y se le aplica el todo el peso de la Ley, como advertencia para que deje de protestar porque, desde el punto de vista de la autoridad, todo está bien y “quien no está conmigo, está contar mí”.

Mal empiezo del año electoral por parte del gobierno municipal. Da la impresión de que tarde se le hacía por reprimir un Movimiento Social, como para inhibir otras posibles protestas o desalentar la participación el día de la jornada electoral, pero el precio que tendrá que pagar por su osadía, será muy alto.

Son los jóvenes la parte más sensible de la sociedad, son los más rebeldes, los más decididos; cuando se organizan, son capaces de transformar al mundo y mover conciencias, poner en jaque a la autoridad y tomar el cielo por asalto.

Un gobierno que reprime, tarde o temprano, perderá y un gobierno que reprime a sus jóvenes, más temprano que tarde, lo tendrá que pagar porque “en el pecado, lleva la penitencia”. Al intentar desanimar a los jóvenes, para que dejen de luchar, este gobierno logrará lo que ni siquiera los Partidos Políticos habían logrado: juntarlos.

Bien por Checa, “El Niño Maravilla”, y también por Sergio, Abimael, Héctor, Shayda y muchos otros chavos, que estuvieron solidarios con su compañero. Ya saben cómo se le tiene que hacer, hacia el interior y hacia el exterior, porque nadie les va a dar nada que ustedes no se ganen con su propio esfuerzo o, como quien dice: “ya saben de qué tamaño es el sapo, mejor que vayan juntando las piedras”.

eliosedmundo@hotmail.com

No hay comentarios. :

Publicar un comentario