Directorio

Directorio

jueves, 3 de enero de 2019

“Trabajos que dejaron algunos arquitectos y albañiles en los muros de algunas Iglesias como San Bartolo Acolman y San Sebastián Xolalpan.”

María de la Asunción García Samper.
Juan Aguilar Cuevas.
Centro de Estudios Mesoamericanos. A. C.

Fotografía del grabado en San Bartolo Acolman/ Imagen de autores.


Fotografía de Grabado escrito en rejoneado con el monograma del nombre de Jesucristo y otras letras cubiertas por estuco/ Imagen de los autores.


Fotografía de Rejoneado en una pared de la iglesia de San Sebastián Xolalpa/ Imagen de los autores.


Es interesante como algunos albañiles o arquitectos que construyeron nuestros templos durante el siglo XVI y XVII en la comunidad de Acolman-Teotihuacán dejaron su huella y firma en los muros de estos. Y es así como en España también se tienen estos antecedentes en casi todas las construcciones antiguas, ya sea que se encuentran tanto en las torres campanarios, a veces con una fecha que indica el año en que se construyó parte de la torre o se restauró. También en templos como los del noroeste de la Cuenca de México se tienen incontables ejemplos de este arte, como en los muros del antiguo convento de la Iglesia que se llamó de Santa María de la Asunción del pueblo de Tolpetlac y que ahora está bajo el culto de Cristo Rey, hay testimonios de diferentes épocas de estos albañiles que dejaron una fecha como es el campanario en su interior del segundo cuerpo, también en lo que fue parte del segundo piso del convento hay otra fecha. En el interior del mismo templo existen diferentes fechas como son el año de 1670. La fecha a la que me refiero es de un arquitecto Italiano que dejo su memoria grabada en esta piedra que señala el año de 1622.
También contamos con los grabados de rejoneado de tezontle, donde se presentan unas imágenes de éstos en los templos de San Bartolo Acolman y de San Sebastián Xolalpan el primero en Acolman y el segundo de Teotihuacán, pero muy parecidos a estos los tenemos en el antiguo templo de San Martin de las Pirámides y en templos de Tecámac.

La imagen muestra un grabado en rejoneado de tezontle sobre un estuco, en la que se encuentra un individuo en el interior de un corazón y a sus lados se halla una cruz y del otro, un ave sobre otro grabado sin identificar.


Estos monogramas los encontramos en San Pedro Atzompa, Santa María Ozumbilla, en San Lucas Xoloc y los Reyes Acozac, Santa María Tulpetlac y Santa María Chiconauhtlan y claro en la Magdalena Huizachitla y San Francisco Coacalco.


En este grabado además de representar varias aves, sobresale un águila bicéfala, una inscripción en la que destaca una leyenda al interior de un círculo que dice:
“Santus Deus, Santus fortis, Santus Ynmortalis, Misere Novis”, hay también un rostro humano debajo de la inscripción y un gallo pisando una gallina debajo de él.
En cambio en el muro atrial del templo de San Francisco Mazapa presenta una serie de símbolos como son cruces, corazones con cruces, pero estos están escarbados en la misma pintura gruesa blanca que aún permanece en el muro por la parte de afuera, lo que suponemos que fueron realizados quizás por los propios peregrinos que venían a ver en sus fiestas al Santo patrono San Francisco de Asís. O que los mismos católicos del pueblo que vivían y acudían desde principios del siglo pasado al culto religioso del templo. Son diferentes personajes quienes dejaron esta huellas de su presencia en estos templos tan cercanos de los municipios del Noroeste de la Cuenca de México.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario