Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

viernes, 21 de julio de 2017

Disminuir sal y azúcar desde etapa materna, aconseja pediatra IMSS México Oriente

•Evitar las papillas de alimentos envasados, que contienen conservadores y colorantes artificiales
•Prevenir bebés obesos y con problemas de dermatitis y asma


Durante la etapa materna –de 0 a 3 años- “estamos formando nuevos hábitos de alimentación en los futuros adultos, especialmente desde la ablactación, proceso mediante el cual se introducen de manera progresiva alimentos distintos a la leche materna en la dieta del bebé, es oportuno disminuir sal y azúcar en la alimentación de los infantes, afirmó la doctora Irma Rocha Nieto, pediatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) del Estado de México Oriente.

“Para prevenir bebés obesos y con problemas de dermatitis y asma, así como otras alergias, es importante que antes de los seis meses de edad no se les suministre otro alimento distinto, que no sea la leche materna, la cual proporciona todos los nutrientes y defensas requeridos para el crecimiento del niño”.

Exhorta a los papás evitar las papillas de alimentos envasados, que contienen conservadores y colorantes artificiales, en los primeros seis meses de edad del bebé.
La pediatra Irma Rocha Nieto añadió que será hasta después de los seis meses de edad cuando a un bebé se le pueda ir suministrando alimentación nutritiva como vegetales y frutas; no antes de ese periodo de edad, ya que aún no tiene un desarrollo neuromuscular, digestivo y renal para otro tipo de alimentación, inadecuado a su sistema gástrico.

Dijo que sí los papás inician correctamente la ablactación (introducción de alimentos diferentes a la leche materna en la alimentación del lactante), se disminuirá el principal factor de riesgo, que es la obesidad en los menores. “Tristemente nuestros niños mexicanos ocupan el primer lugar a nivel mundial en obesidad. Por ello, debemos de programar la ablactación, que es la introducción de nuevos alimentos diferentes a la lactancia materna”.

La especialista recomendó que una vez superados los seis meses de edad los papás pueden ir dándoles a sus hijos cereal humedecido en leche y/o papillas de arroz.
Posteriormente vegetales, para que el bebé aprenda a disfrutar el sabor de la papa, la zanahoria, el chayote y la calabaza, en papilla. Luego las frutas, como plátano, manzana, pera y guayaba, también en papilla. No usar exceso de sal ni de dulce.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario