Directorio

Directorio

jueves, 31 de diciembre de 2015

APENAS 25 AÑOS Y QUE SE LO EJECUTAN




NAU­CAL­PAN, Méx., 29 de di­ciem­bre.- Un jo­ven de apro­xi­ma­da­men­te 25 años de edad, al pa­re­cer em­plea­do de una em­pre­sa de se­gu­ri­dad pri­va­da, fue bru­tal­men­te ase­si­na­do de por lo me­nos 4 ba­la­zos en el ros­tro y la ca­be­za, lue­go de que se en­fren­tó a un par de de­lin­cuen­tes que se­gún re­por­tes de la po­li­cía, apa­ren­te­men­te in­ten­ta­ban ro­bar­le su mo­to­ci­cle­ta.

Mien­tras que el ma­lo­gra­do jo­ven ca­yó ins­tan­tá­nea­men­te muer­to so­bre la ban­que­ta, a un cos­ta­do de su mo­to­ci­cle­ta, los pre­sun­tos ho­mi­ci­das sa­lie­ron co­rrien­do y se die­ron a la fu­ga an­tes de que lle­ga­ra la po­li­cía y los de­tu­vie­ra.

Los he­chos que cos­ta­ron la vi­da de es­te jo­ven, has­ta el mo­men­to des­co­no­ci­do, quien ves­tía un pan­ta­lón de mez­cli­lla azul, pla­ye­ra gris de man­ga lar­ga y un cha­le­co azul ma­ri­no con la le­yen­da "se­gu­ri­dad pri­va­da", se re­gis­tra­ron es­te mar­tes al­re­de­dor de la 1:30, so­bre la ca­lle de Cuauh­té­moc, en la Co­lo­nia San Jo­sé de los Leo­nes, en es­te mu­ni­ci­pio.

Au­to­ri­da­des po­li­cia­cas in­for­ma­ron que de acuer­do a las ver­sio­nes que die­ron al­gu­nos tes­ti­gos, el aho­ra oc­ci­so se en­con­tra­ba pa­ra­do en su mo­to­ci­cle­ta, en di­cha zo­na, cuan­do fue sor­pren­di­do por un par de de­lin­cuen­tes que al pa­re­cer pre­ten­dían ro­bar­le su "ca­ba­llo de ace­ro", pues co­men­za­ron a for­ce­jear.

Se­gún los mis­mos tes­ti­gos, di­jo la po­li­cía, co­mo el aho­ra oc­ci­so pu­so te­naz re­sis­ten­cia y por to­dos los me­dios tra­tó de evi­tar que le ro­ba­ran su uni­dad, uno de los pre­sun­tos de­lin­cuen­tes lo ase­si­nó a que­ma­rro­pa, al dis­pa­rar­le a cor­ta dis­tan­cia por lo me­nos 4 ba­la­zos en el ros­tro y la ca­be­za.

Por el es­cán­da­lo que ori­gi­nó el la­men­ta­ble he­cho, a los de­lin­cuen­tes ya no les dio tiem­po de na­da, por lo que op­ta­ron por dar­se a la fu­ga an­tes de que la po­li­cía lle­ga­ra y los de­tu­vie­ra, pues las per­so­nas que se en­con­tra­ban en el lu­gar gri­ta­ban y pe­dían ayu­da.

A pe­sar de que el mo­to­ci­clis­ta per­dió la vi­da de ma­ne­ra ins­tan­tá­nea por los ba­la­zos que re­ci­bió en el ros­tro y la ca­be­za, que le oca­sio­na­ron ex­po­si­ción de ma­sa en­ce­fá­li­ca, los mis­mos tes­ti­gos to­da­vía con la es­pe­ran­za de que sal­va­ra la vi­da pi­die­ron el au­xi­lio de una am­bu­lan­cia; sin em­bar­go, cuan­do pa­ra­mé­di­cos de la Cruz Ro­ja lle­ga­ron só­lo lo hi­cie­ron pa­ra cer­ti­fi­car su muer­te.

Al te­ner co­no­ci­mien­to de los trá­gi­cos he­chos, ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal y de la CESC se pre­sen­ta­ron en el lu­gar e im­ple­men­ta­ron un fuer­te ope­ra­ti­vo en to­da la zo­na, a fin de ubi­car­los y de­te­ner­los, pe­ro co­mo re­gu­lar­men­te su­ce­de en es­tos ca­sos no tu­vie­ron suer­te, pues es­ca­pa­ron sin de­jar pis­tas de su pa­ra­de­ro.

Por su par­te, po­li­cías mi­nis­te­ria­les in­for­ma­ron que en un in­ten­to por es­ta­ble­cer cuá­les pu­die­ron ser las ver­da­de­ras cau­sas por las que es­te jo­ven fue ase­si­na­do, ya ini­cia­ron con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes y con­fia­ron en que con­for­me avan­cen los tra­ba­jos po­li­cia­cos pue­dan re­sol­ver es­te cri­men y lo­grar la iden­ti­fi­ca­ción y cap­tu­ra de los res­pon­sa­bles.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario