Directorio

Directorio

viernes, 30 de agosto de 2019

El partido da la razón a Batres y ordena reponer la elección




Viernes 30 de agosto de 2019. La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena resolvió invalidar la elección de la presidencia de la mesa directiva del Senado, realizada el pasado 19 de agosto, y ordenó a su bancada en ese órgano legislativo reponer el proceso.
Instruyó a la coordinación del grupo parlamentario de Morena en el Senado dar cumplimiento a la resolución, tras señalar que la convocatoria del proceso no revistió las formalidades esenciales de todo acto jurídico emanado de una autoridad, para tenerse como debidamente fundada y motivada. Por ello, resolvió que lo conducente es declarar su invalidez y como consecuencia revocar todos los actos derivados de la misma.

La resolución de este órgano jurisdiccional de Morena precisa que fue indebida la participación de los senadores del Partido Encuentro Social (PES) en este proceso de elección del grupo de Morena.

Incluso, advierte que la convocatoria para llevar a cabo la votación no se encontró sustentada en disposición jurídica alguna, pues dicho documento no señala los fundamentos legales aplicables a su emisión, además de que el proceso electivo estuvo lleno de múltiples vicios e irregularidades.

Exhorto a la responsabilidad

Asimismo, hace un atento llamado a las partes involucradas –en este caso a los senadores Martí Batres y Ricardo Monreal, ambos de Morena–, así como al resto de los integrantes del grupo parlamentario, a que asuman una actitud de responsabilidad que sea ética y políticamente correcta, y que se encuentre a la altura de las circunstancias políticas e históricas que nuestro país atraviesa, velando en todo momento por la unidad y fortaleza del partido.

Sobre la reposición del procedimiento, la comisión indica que éste lo debe determinar la propia coordinación del grupo parlamentario en el Senado, pero en el marco del cumplimiento irrestricto a los principios éticos y democráticos establecidos en los documentos básicos de Morena.

Firmada por Héctor Díaz-Polanco, Gabriela Rodríguez Ramírez, Víctor Suárez Carrera y Adrián Arroyo Legaspi, integrantes de la CNHJ, la resolución de 18 cuartillas indica que la recepción de la queja por parte de Martí Batres se llevó a cabo el pasado 22 de agosto, en contra de las etapas y resultado del proceso en el que fue electa la también morenista Mónica Fernández Balboa para presidir la mesa directiva del Senado, donde participaron legisladores del PES, los cuales no se contemplaban en la convocatoria.

Asegura también que se dio un plazo de 48 horas para que las partes involucradas aportaran lo que a su derecho conviniera. Batres presentó diversas pruebas de cargo, como documentales, videos y testimonios, mientras Monreal, hasta el momento de la resolución, no había rendido su informe justificado ni desahogó lo requerido por el órgano jurisdiccional partidario.

En virtud de lo anterior, el medio de impugnación fue resuelto con los elementos que obren en autos y se tendrán como presuntivamente ciertos los hechos constitutivos de la violación reclamada, salvo prueba en contrario; lo anterior, sin perjuicio de la sanción que deba ser impuesta de conformidad con el presente ordenamiento y las leyes aplicables.

El presidente del Senado, Martí Batres, consideró una victoria moral y política la resolución de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, que ordenó la reposición del proceso interno para elegir a quien encabezará esa cámara, pero adelantó que no participará en la contienda, porque no hay garantía de condiciones de imparcialidad para ello.

Por separado, el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, calificó de desmedida y arbitraria la resolución, adelantó que no descarta impugnarla ante el Tribunal Electoral del Poder Judcial de la Federación y presentó un documento firmado ayer mismo por 44 de los 59 integrantes de su bancada en el que ratifican a Mónica Fernández Balboa como la candidata a presidir la mesa directiva del Senado en el segundo año de la legislatura.

Es un triunfo moral del grupo. Esto es lo que la mayoría decide libremente, como en cualquier Parlamento, recalcó Monreal, quien un día antes insistió en que los acuerdos de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia no son vinculantes para el Senado.

Acompañado por parte de los integrantes de su bancada, insistió en que con ese documento se repone la legalidad del proceso, ya que se trata de la decisión de la mayoría de los senadores de Morena.

En tanto, Batres, presidente aún del Senado, comentó que el resolutivo del órgano partidario de Morena invalida la votación del pasado día 17, y es el punto final de una batalla contra esa arbitrariedad.

El proceso, dijo, debe reponerse, pero él no participará, no buscará repetir en el cargo ni va a negociar cargo alguno, ya que su batalla es por principios, no por cargos, además de que mientras persista el actual tipo de conducción en el grupo no habrá garantía de imparcialidad en los procesos internos.

Tampoco, añadió, convalidará las irregularidades señaladas por la Comisión Nacional de Honestidad. Precisó que este sábado acudirá a la sesión de instalación del Senado y se mantendrá en la bancada de Morena.

Por la mañana, luego de la reunión de diputados y senadores con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, resaltó que son vinculatorias las decisiones de esa comisión. Igualmente, el senador Batres resaltó que se debe repetir la votación.

Sin embargo, Monreal insistió en que la resolución es jurídicamente endeble, ya que se le dio un plazo de cinco días para exponer sus argumentos de defensa y ese plazo vence el próximo 2 de septiembre.

No entiendo por qué la precipitación de una resolución donde no se me ha escuchado.


De esa forma, el conflicto que desde hace 10 días mantiene en vilo al grupo parlamentario de Morena fue el tema central en el primer día de trabajos de su reunión plenaria, previa al periodo ordinario que se inicia el próximo domingo.

La bancada está dividida y un grupo de 15 senadores, que no firmaron el apoyo a Fernández Balboa, entre ellos Citlalli Hernández, Miguel Ángel Navarro, José Narro Céspedes y el propio Batres, impulsan una carta en la que piden cambio en la conducción de la bancada.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario