Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

domingo, 1 de abril de 2018

El final de los partidos



Georgina Morett



Por increíble que parezca, en todos los partidos políticos se habla de su destrucción y la construcción de uno nuevo, y esto puede ser una realidad después de las próximas elecciones.
Y que quede claro que no es la reconstrucción, sino la destrucción de lo que existe y la creación de algo nuevo con su obvia depuración.
Es obvio que el PRI, PAN y PRD tienen los suficientes problemas y divisiones internas para estar al punto de la desaparición, pero lo mismo podría suceder con Morena.
En este partido, que empieza a tomar forma, también se habla de un futuro incierto, ya que en Morena reconocen que el partido se conformó para que Andrés Manuel López Obrador fuera el candidato presidencial, ese sin duda ha sido su principal objetivo.
Pero después del 1 de julio, gane o pierda el hasta hoy puntero en las encuestas, la realidad será otra y es muy posible que el partido, en este caso sí, se reconstruya.
En los grupos de poder están los ya de todos conocidos Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, pero a pesar de su fuerza propia y su cercanía con Andrés Manuel, en el partido no tienen demasiados fans.
Obvio, el grupo más fuerte al interior de Morena es el de sus hijos José Ramón, Andrés y Gonzalo, quienes tienen mucha fuerza de decisión y han contado y contarán con todo el apoyo de su padre.
Otro que ha demostrado su capacidad de organización, a pesar de que no saldrá en las fotos con el candidato presidencial, es René Bejarano, quien dirige el Movimiento Nacional de la Esperanza y se ha convertido en factor de fuerza.
Pero sin duda quien atrae al sector menos pragmático de Morena y a los que creen más en el liderazgo de López Obrador es Cuitláhuac García, quien fue el primer descubrimiento de este partido en unas elecciones locales, ya que quedó en segundo lugar en Veracruz y es el candidato en la elección actual con más posibilidades de triunfo.
Y otro que tendrá un papel fundamental y tiene una gran fuerza al interior del partido es Gabriel García, quien es la mente financiera de López Obrador.
Y los demás partidos tienen pocas posibilidades de sobrevivir. La situación más incierta es la del PRD, que obviamente tendrá que reconstruirse y será difícil que todas las corrientes sigan juntas; necesita liderazgos, ya que los más fuertes renunciaron y las cabezas visibles de las tribus están muy desgastadas.
Pero en la misma situación está Acción Nacional, que sigue teniendo en sus filas a personajes como Felipe Calderón o los senadores rebeldes que poco tienen que ver con el grupo de Ricardo Anaya, por lo que gane o pierda algunos panistas hablan de la necesidad de conformar un nuevo partido
Y qué decir del PRI. En el 2000, con el triunfo de Vicente Fox, se habló de la muerte del dinosaurio; sin embargo, tenían la mayoría de las gubernaturas con lo cual inició el nuevo poder de los virreyes.
Además, supieron atrincherarse en las cámaras y personajes como Manlio Fabio Beltrones hicieron de la coordinación una vicepresidencia.
Pero actualmente la sobrevivencia de este partido también pende de un hilo.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario