lunes, 5 de junio de 2017

Los municipios conurbados del Edoméx, negaron su voto al PRI


* De acuerdo al PREP, Alfredo del Mazo lleva ventaja
con el 33,72% de los sufragios contra un 30,81 % de
Delfina Gómez, contabilizando triunfos en 21 distritos
sobre todo del sur de la entidad, del Valle de Toluca y
de las zonas rurales, contra 20 de Morena, 3 del PRD y
uno del PAN, todos estos ubicados en la zona conurbada
y en el llamado “corredor azul”

Por I. León Montesinos
Especial para El Mexiquense


Al comenzar a decantarse los resultados electorales del Estado de México, una nueva geografía política asoma en sus 125 municipios, sobre todo para los ubicados en la zona conurbada; entre ellos, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Tlalnepantla y otros más como Coacalco, Tultepec y Cuautitlán-Izcalli, donde el candidato del PRI, Alfredo del Mazo, no pudo conservar la supremacía electoral de su partido, defendida con uñas y dientes en los pasados comicios del 2015.

De los saldos que se aprecian en el primer corte de caja para el tricolor es que su triunfo lo obtuvo en los votos alcanzados en 21 de los distritos ubicados en el Valle de Toluca, el sur de la entidad y municipios rurales; en el Valle de México sus preferencias se desplomaron llevándose en su debacle a un panismo que ni siquiera pintó en el “corredor azul”, su antiguo bastión que sólo le reportó el triunfo en el distrito 29 de Naucalpan. Ahí, Josefina Vázquez Mota ganó por 43 mil 789 votos, seguida muy de cerca por MORENA, con 42 mil 155 votos.

Los números de acuerdo al PREP del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), indican que de los 45 distritos electorales locales en que se divide la entidad 21 fueron para el PRI; 20 para MORENA, 3 para el PRD y uno para el PAN.

Pero es Ecatepec, sin duda, donde los priístas deberán sentarse a analizar lo ocurrido en la pasada elección pues nada menos que en la tierra del gobernador, Eruviél Ávila, perdieron en los cinco distritos locales: el 6, con 36 mil 956 votos a favor de MORENA por 30 mil 080 a la causa tricolor; en el 8 los números fueron 43 mil 682 para MORENA y 31 mil 187 para el partido del candidato ganador; en el 21 el tricolor alcanzó 37 mil 381 votos que no fueron suficientes para vencer a los morenistas que se llevaron el distrito con 41 mil 821 sufragios; en el 22 las cosas tampoco pintaron bien al contabilizarse 37 mil 19 votos para MORENA y 31 mil 89 para el PRI. Y por último, en el distrito 42 del municipio más grande el país y de América Latina, el partido de López Obrador se llevó 36 mil 887 sufragios y el PRI 29 mil 332.
Otro de los municipios vecinos a la Ciudad de México donde Alfredo del Mazo no logró ganar las preferencias de los votantes, fue Ciudad Nezahualcóyotl; en la tierra del candidato del PRD, Juan Zepeda, los números le dieron un holgado triunfo al perredista en los tres distritos locales: en el 24, el abanderado del Sol Azteca ganó por 53 mil 860 votos, MORENA quedó muy abajo con 33 mil 520 y más relegado el PRI con 24 mil 202; en el 25, el perredista contabilizó a su causa 69 mil 749 sufragios contra 32 mil 213 de MORENA y 28 mil 5 del PRI. Y por último, en el distrito 41, Zepeda sumó a su causa 71 mil 463 votos contra sólo 28 mil 887 de MORENA y 26 mil 189 del PRI.

Indudable que en su natal Neza, el candidato que sorprendió por su despegue en el pasado proceso electoral, resultó el vencedor inobjetable, aunque tal hazaña no logró extenderla al resto de los municipios de la entidad.

Otros municipios cuyos resultados deberán llevar a una profunda reflexión a los cuadros del PRI en el Estado de México, son de manera especial Tlalnepantla; en sus dos distritos, el 18 y 37 se perdió ante Delfina Gómez; en el primero las cifras fueron 52 mil votos 313 votos para MORENA y 36 mil 337 para el tricolor, y en el segundo la maestra texcocana se llevó 38 mil 437 votos contra 35 mil 451 de Del Mazo. Caso similar se presentó en Naucalpan donde el PAN obtuvo su única victoria en el distrito 29, en los otros dos, el 30 y el 32, la balanza se inclinó de manera inédita a favor de MORENA; 37 mil 634 votos alcanzó en el primero contra 35 mil 996 del PRI; en el segundo, el partido del Movimiento de Regeneración Nacional obtuvo 42 mil 172 votos contra 38 mil 60 del tricolor. En Naucalpan, el PAN tuvo uno de sus peores resultados de los últimos tiempos en tierras mexiquenses.

Situado en el antaño “corredor azul” panista, Cuautitlán-Izcalli dio la espalda a la candidata de Acción Nacional pero también al PRI; sus distritos 26 y 43 arrojaron cifras a favor de la aspirante de MORENA. El 28 lo ganó por 48 mil 190 votos y el 43 por 50 mil 189. De igual forma cabe destacar otros dos distritos donde los números no le cuadraron al PRI; en Coacalco, Delfina Gómez se llevó 49 mil 213 votos contra 34 mil 35 del PRI, y de manera por demás sorpresiva en la tierra del cacique político Aarón Urbina, en Tecámac, la abanderada de MORENA se alzó con la victoria con 63 mil 106 votos contra 53 mil 40 del PRI.

La aspirante de MORENA también obtuvo triunfos en municipios como Tultitlán, Teoloyucan, Ciudad López Mateos, Tultepec, Valle de Chalco-Solidaridad, Ixtapaluca y, por supuesto, en su natal Texcoco, donde alcanzó su más alto porcentaje de votación con 72 mil 19 votos. De acuerdo al dirigente nacional de este partido, Andrés Manuel López Obrador, los resultados alcanzados aún deberán ser motivo de un recuento electoral.

LOS DISTRITOS DONDE GANÓ DEL MAZO

El candidato del PRI, declarado vencedor de la contienda por el conteo rápido del IEEM desde la noche del domingo, y ratificado como puntero en la elección por el PREP, ganó en distritos como Chalco, en los dos de Toluca, Chimalhuacán, Lerma, Chicoloapan, Tenancingo, Tejupilco, distrito en el cual contabilizó una votación de 78 mil 582 votos; Valle de Bravo, con 82 mil 77 votos, Atlacomulco, con 75 mil 573 votos, Jilotepec, 71 mil 779 votos e Ixtlahuaca donde alcanzó una de sus votaciones más altas con 80 mil 330 votos.

También entre los 21 distritos ganados por el Revolucionario Institucional están Huixquilucan, Zumpango, Amecameca, Los Reyes Acaquilpan, Metepec, Zinancatepec, Acolman, Nicolás Romero y Almoloya.


EL DERRUMBE DE ACCIÓN NACIONAL

Los resultados alcanzados por los partidos contendientes señalan además una baja sensible en la votación lograda en el 2011 por el entonces candidato del PRI y hoy gobernador mexiquense, Eruviel Ávila Villegas en comparación con las cifras que dan el triunfo a Alfredo del Mazo. Mientras el oriundo de San Pedro Santa Clara abonó a su causa tres millones de votos, para llegar a la cifra histórica del 62 por ciento en las preferencias electorales; el hoy vencedor sumó a su candidatura un millón 950 mil sufragios para alcanzar el 33,72 por ciento del porcentaje de votación. El PRI perdió poco más de un millón de votos, lo que habla de lo reñido del proceso electoral y avizora lo que puede venir para el 2018.

Pero resulta indudable que el gran perdedor de la contienda es el PAN, cuya votación ha ido a la baja en las últimas elecciones del Estado de México. Por ejemplo, en 1999 y teniendo como candidato al ex alcalde de Naucalpan, José Luis Durán Reveles, Acción Nacional sumó 993 mil votos; años después cuando en el 2005 su candidato fue Rubén Mendoza Ayala, su porcentaje de votación se redujo a 936 mil votos; en 2011, llevando como abanderado a Luis Felipe Bravo Mena, apenas y logró un 12,3 por ciento de los sufragios para sumar 598 mil votos de un padrón electoral de 10 millones de electores. Ahora con Josefina Vázquez Mota y una lista nominal de 11 millones 330 mil votantes, el PAN apenas y logró un 11,29 por ciento de las preferencias, sumando 654 mil 681 votos.

El lado opuesto lo representa el aspirante del Sol Azteca, Juan Zepeda quien pese a ganar sólo en los tres distritos de Neza, alcanzó una votación de un millón 31 mil votos, lo que le coloca junto su el líder de su corriente Alianza Democrática Nacional (ADN), Héctor Bautista en el derecho natural a pelear la dirigencia nacional de su partido a los “Chuchos”, que difícilmente podrán mantener en el cargo a Alejandra Barrales, aliada del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en sus aspiraciones presidenciales del año entrante. De hecho, con los números a su favor, Zepeda ha entrado de manera automática a ser considerado como un firme aspirante presidencial por el Sol Azteca.

Todo esto, como parte del reacomodo político en el Estado de México, la joya de la corona electoral, cuya propiedad parece deberá ser compartida con miras al 2018.