Directorio

Directorio

martes, 30 de septiembre de 2014

Pedirán currículum para ser fiscal o mayordomo

Será un requisito indispensable para quienes desempeñen servicios laicales en obispado de Toluca

De ahora en adelante, el currículum vitae será un requisito indispensable para desempeñarse como fiscal, mayordomo o tipil de la diócesis de Toluca, ya que "no se permitirá que elementos alejados de la auténtica tradición, invaliden la palabra de Dios".

Ayer el obispo Francisco Javier Chavolla Ramos dio aconocer un decreto mediante el cual se regulará a quienes desempeñan servicios laicales en el obispado. "No se trata de atentar contra las tradiciones, sino purificarlas", dijo el prelado.

Durante la celebración de una misa en la que ordenaron a cuatro sacerdotes, se dio a conocer el precepto que incluye 93 normas, y cuyo lema deberá ser "Mi familia y yo estamos para servir a Dios".

El documento señala que quienes desempeñan servicios laicales asistirán a capacitarse a partir del mes de enero del 2015, deberán estar bautizados, ser católicos, dar ejemplo de vida y que hayan vivido la evangelización y estar "bien casados o bien solteros"; no solamente tendrán que conocer su función, sino dar testimonio de vida cristiana.

Aunado a ello deberán exaltar la palabra de Dios y los sacramentos, como clave fundamental para la renovación de lavida cristiana y para la revitalización de la parroquia.

"Todos debemos esforzarnos para que la palabra sea proclamada sin interferencias, y los sacramentos, especialmente la eucaristía, sean celebrados con toda dignidad que exige su naturaleza".

Exhortó, asimismo, a los sacerdotes, vicarios episcopales y decanos para que guíen a los fiscales, mayordomos y demás personas que otorgan servicios comunitarios, con pacientica, espíritu de diálogo fraterno, pero con firmeza.

"Deben apacientar el rebaño que Dios les ha confiado, como Él quiere, y no con los beneficios que pueda traerles; no como déspotas, sino como modelos del rebaño".

El decreto también contempla diálogo y respeto a las autoridades y a las leyes civiles que regulan y apoyan las expresiones de religiosidad y la actividad popular de nuestro pueblo, y reitera su deseo de colaborar por la seguridad de la sociedad.

En determinado momento, Chavolla Ramos solicitó a los sacerdotes y fieles presentes en la Catedral, a seguir las normas, ya que "el decreto no se va a meter por la fuerza".

Llamó a los representantes de la Iglesia Católica a no tener miedo si es el pueblo quien elije a los fiscales o mayordomos, pues el documento trae un perfil de cómo deben ser.

Si el pueblo los designa deberán mandar a través del párroco su currículum vitae, si cumple con el mandato el obispo extenderá el nombramiento de fiscal o mayordomo, y si no, lo regresará para que elijan otro.

En caso de no ser elegido por el pueblo, de todas maneras deberán enviar su curricular, para ser aceptados.

En caso de que alguien sea rechazado, el obispo lo exhortará la primer a vez -para que renuncie-, la segunda vez y, si sigue en su terquedad de quedarse, el obispo lo dará de baja y pedirá al pueblo que nombre a otra persona.

La historia nos ha mostrado que cuando hay un sacerdote que impulsa a los fiscales y a los mayordomos, salen bien las cosas, pero cuando el sacerdote no se involucra ni se compromete, hay un desbarajuste, sentenció.

Subrayó que con dicha normativa no se atenta contra las tradiciones, sino que las purifica.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario