Directorio

Directorio

martes, 30 de abril de 2013

México necesita expertos en seguridad; EU podría ayudar


De la dirección: Por la importancia del tema y el trato serio y profesional que da el prestigiado columnista Leo Zuckermann al problema que representa la inseguridad en nuestro país el Consejo Editorial de Mexiquense determinó su publicación de este trabajo orientador.

Leo Zuckermann

México, DF.- México requiere construir instituciones para resolver el problema de la seguridad. Ello implica la formación del capital humano que diseñe y opere las políticas públicas en esta materia. Necesitamos profesionales expertos en estrategia, inteligencia y operación en el combate a la delincuencia. Estados Unidos puede ayudarnos. La semana que entra, que viene el presidente Obama a México, sería una estupenda oportunidad para anunciar un gran programa de becas para que mexicanos estudien seguridad en el vecino del norte.

¿Por qué allá y no acá? Por una razón simple: en México no existen todavía los programas académicos, con sus respectivas facultades, dedicadas a la docencia e investigación de la seguridad. No estoy hablando de seguridad nacional, sino de seguridad pública, es decir, de los cuerpos encargados de evitar, perseguir y castigar a los criminales.

Además de nuevos helicópteros o sistemas de espionaje, México requiere formar un capital humano de calidad para combatir la delincuencia, en particular los crímenes que más agravian a la sociedad: homicidio, secuestro y extorsión. En este sentido, dentro de las decenas de millones de dólares anuales de la Iniciativa Mérida, sería bueno destinar una partida para becas de mexicanos interesados en estudiar seguridad en Estados Unidos.

En un análisis rápido que realicé por internet, encontré programas muy interesantes en esta materia. La Escuela Adler de Psicología Profesional ofrece, por ejemplo, una “Maestría en sicología policial” diseñada para resolver delitos utilizando la sicología. En la Universidad Sam Houston State, los estudiantes tienen acceso a la mejor tecnología para resolver delitos; trabajan en escenas criminales prefabricadas y laboratorios forenses. La Universidad de la Costa del Golfo de Florida ofrece una “Licenciatura en justicia criminal” que incluye materias como “Investigación en escenas del delito”, “Análisis forense”, “Violencia doméstica” y “Gestión de cárceles”.

El Colegio Notre Dame cuenta con una licenciatura especializada en inteligencia que incluye el análisis de datos, métodos de investigación financiera y elaboración de escenarios estratégicos. La prestigiosa Universidad de Pensilvania ofrece una licenciatura diseñada para estudiar las “causas y prevención de la conducta criminal”. Hay programas similares en otras universidades como Northeastern, Florida, Missouri, Rutgers, American University, Florida State, George Mason, SUNY-Albany, Pennsylvania State, Delaware y California-Irvine.

En fin, que Estados Unidos ofrece una gran cantidad de programas universitarios de todos los niveles (licenciaturas, diplomados, maestrías y doctorados) en materia de seguridad y combate al crimen. México debería aprovecharlos enviando estudiantes interesados en esta materia. Entre más, mejor, Y entre más becas haya, más incentivos tendrán nuestros estudiantes de irse al vecino del norte. Dentro de la Iniciativa Mérida debería haber un programa donde Estados Unidos pone las becas a condición de que los egresados regresen a México a trabajar en alguna institución policiaca, Ministerio Público u organización de seguridad o inteligencia.

Nuestro país se verá beneficiado con este capital humano indispensable en la construcción de las instituciones de seguridad y que, eventualmente, tendrá la capacidad de formar a las nuevas generaciones aquí en México. Estados Unidos se beneficiará con una mayor seguridad en su vecino del sur. Los dos países salen ganando.

En materia de seguridad debemos seguir el ejemplo de los economistas. En los años cuarenta del siglo pasado, Víctor L. Urquidi fue uno de los primeros mexicanos que estudió economía en el extranjero (en la London School of Economics). Trajo esta disciplina a México y la aplicó en una institución recientemente formada: el Banco de México. Luego fundó el Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México que creó el primer postgrado nacional en economía en México. Desde entonces, la ciencia económica ha florecido en nuestro país.

Hagamos lo mismo con la seguridad. Enviemos muchos mexicanos a estudiar esta materia al extranjero. En Estados Unidos hay varios programas académicos relacionados. Ese país, además de darnos algunos fierros para atacar a los delincuentes, debería apoyarnos con becas para la formación de capital humano de calidad. Profesionistas de alto nivel, expertos en seguridad. Algo así me gustaría ver que anunciaran los presidentes Peña Nieto y Obama cuando se reúnan esta semana en la Ciudad de México.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario