Directorio

Directorio

jueves, 31 de enero de 2013

Pánico, explotan doce cilindros con gas LP

Vecinos de la Laguna Chiconautla vivieron momentos de terror porque temían que existieran más contenedores con éste combustible; afortunadamente no hubo perdidas humanas que lamentar solo graves daños a la estructura de la empresa al parecer clandestina fabricante de veladoras

Ecatepec, Méx.- Explotan doce tanques de gas LP en un taller de veladoras al parecer clandestina, milagrosamente no hubo perdidas humanas solo daños materiales que irónicamente por la magnitud del siniestro casi guardando las proporciones comparado a un San Juanico generó pánico entre los vecinos de la zona de La laguna Chiconautla que en su mayoría habitan modestas casas.

De acuerdo a versiones de quienes viven por el rumbo primero se sintió un olor fétido similar a huevos podridos tal vez provenía de la fuga de gas de algún tanque, pues recuérdese que como medida de seguridad se le agrega a éste combustible el tufo para efectos de identificar que se esta propalando fuera del depósito como se le manipula.

Cuando de manera intempestiva aproximadamente a las tres de la tarde se dio la primera explosión la que generó de manera continua las siguientes en los tanques que se encontraban almacenados en un almacén, hecho de alta peligrosidad porque la conflagración pudo ser de mayores consecuencias por la concentración que se da en lugares cerrados.

En la calle Bugambilias manzana 3 lote 8, se dio el suceso mismo que fue reportado por los residentes del lugar vía telefónica y que se mostraban sumamente alarmados porque temían que existieran otros tanques con éste combustible afortunadamente solamente estaban doce tanques de 20 kilos que aún cuando explotaron y el estruendo fue muy fuerte no se tuvieron afectaciones de casas aledañas solo se causó daños en la estructura que soportaba el techo de lamina de asbesto que finalmente se colapso.

tripulantes de las unidades 30011, 5611, 3001 y el auto tanque 30016 se presentaron al lugar del siniestro para prestar auxilio y en cuestión de 20 minutos controlaron en su totalidad la conflagración, para después llevar a cabo los trabajos de remoción de escombros en un terreno de 600 metros cuadrados.

No se registraron pérdidas humanas. Aunque los datos recabados con vecinos indican que en el lugar habitaba una familia de la cual se desconocen datos particulares y el paradero, por lo que se desconocen las causas de esa catástrofe.

El comandante Rafael Gudiño, coordinador operativo de Protección Civil y Bomberos y el comandante Jesús Torres Godínez, estuvieron al frente de las labores de auxilio.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario