Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

lunes, 20 de agosto de 2012

TEMA LIBRE

Por I. León Montesinos

MVS, los efectos del alcoholismo oficial

Peña Nieto y su propuesta hacia medios

Acuerdos de Guerrero: ¡Adiós, Peje, adiós¡


Ecatepec, Méx.- (Este columnista saluda y agradece a los lectores de Mexiquense su paciencia y espera luego de unas merecidas vacaciones, allá por las tierras del Benemérito donde aprovechamos para darnos un ágape de tasajo, tlayudas y otras tantas delicias gastronómicas de la bella y pintoresca Oaxaca).

Estará usted de acuerdo con un servidor, que todos los excesos son malos, pero cuando las adicciones se relacionan con el poder, las consecuencias pueden ser fatales y justo cuando a los mexicanos parecía habérsenos olvidado el presunto alcoholismo del presidente Felipe Calderón, el golpe asestado por su gobierno en contra de la cadena MSV, cuyo noticiero estelar es conducido por la colega Carmen Aristegui, vino a refrescarnos la memoria.

Como usted recordará, en febrero del 2011, el gobierno federal pidió la cabeza de la periodista a Joaquín Vargas, dueño de MVS, porque la comunicadora abordó el tema de los excesos con la bebida (dicen los enterados que le fascina el mexicanísimo tequila) del Jefe del Ejecutivo; de hecho, lo que sucedió es que Aristegui sólo se concretó a dar seguimiento a lo expuesto en una manta del Palacio Legislativo de San Lázaro por el diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña, dónde el legislador acusó, a título personal, de alcohólico al presidente.

Lejos de aclarar las cosas ante la confundida e indignada opinión pública, los “genios” de la comunicación, acomedidos y lambiscones de Los Pinos, aconsejaron a Calderón pedir la cabeza de Aristegui para dar un escarmiento a aquellos periodistas que osaran poner en entredicho los “gustos” de su jefe. Y como suele suceder con los gobiernos autoritarios, el remedio salió peor que la enfermedad pues entorno a la periodista se abonaron toda una serie de apoyos políticos y sociales cuya presión hizo meter reversa al dueño de MVS y recontratarla.

Gente del gobierno como la vocera Alejandra Sota, exigían de la conductora “una disculpa pública” a lo que en razón de su ética profesional, Carmen se negó; si consideramos que estaba ya en ciernes el proceso electoral del 2012, los panistas decidieron no jalar del gatillo en contra de la concesión de la frecuencia de 2,5 GHz, otorgada a MVS, por las implicaciones políticas que esto podría traer al desfondado panismo, pero como la mula del Papa, que se guardó la coz siete años, Calderón y sus testaferros esperaron a que los tiempos electorales pasaran para cobrar viejas afrentas.

Hace unos días, la Secretaría de Comunicación decidió revocar la concesión de la frecuencia de 2,5 Gigahertz a Joaquín Vargas en una clara venganza por no haber cumplido con la “disculpa pública” al honorabilísimo señor Presidente; los argumentos banales e ilógicos, vinieron desde una supuesta subutilización hasta la negativa del pago de porcentajes ante la Secretaría de Hacienda, pero el trasfondo, y esto lo saben todos los involucrados directos, fue por el enojo y rencor almacenados en Los Pinos.

En la arena de los dimes y diretes salió a relucir, o mejo dicho, a deslucir la figura del ex Secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, quien de acuerdo a Joaquín Vargas le dijo textual en el aciago febrero del pasado año: “Si recontratas a la periodista, a tu proyecto se lo lleva la chingada”. El mismo estilo pero con otras palabras, que denunciara el chino Zhenli Ye Gon, cuando Lozano lo obligó a esconder los 200 millones de dólares guardados como estrategia electoral de los panistas en el 2006, a cambio de permitirle el libre comercio con sustancias empleadas para la fabricación de drogas. Ahora podemos asegurar que el oriental no mintió cuando recibió la famosa amenaza de Lozano. “¡Coopelas o cuello¡”.

Si bien el escándalo se ha vuelvo un torneo de acusaciones mutuas, la calidad moral de los funcionarios de Calderón está por los suelos y todo lo que digan puede ser usado en su contra, sobre todo si se pone en la balanza de su ahora falso nacionalismo, la supuesta defensa de los bienes y la concesiones públicas. Nadie, por muy ingenuo que sea, se traga el cuento de que al Secretario de Comunicaciones, Dionisio Pérez Jácome, y al ahora senador electo por Puebla, Javier Lozano, les salió el amor a la patria cuando ambos se han dedicado a entregar los bienes del país a las trasnacionales.

¿Por qué lo decimos? Muy sencillo, porque ahí están a la vista de todos, los casos Mexicana de Aviación que cumplirá este agosto dos años sin volar, y la desaparición de Luz y Fuerza del Centro, cuya fibra óptica y de manera por demás sospechosa, fue entregada a empresas de panistas como Ernesto Martens y Fernando Canales Clariond, ambos Secretarios de Energía en el sexenio de Vicente Fox. Si de defender a los bienes de la nación se trata, ni Pérez Jácome ni Lozano movieron un dedo para evitar que estas áreas estratégicas para la economía, se fueran a la quiebra.

De Mexicana dependían de manera indirecta en todo el país más de cien mil mexicanos que ahora no tienen empleo, pues muchas de sus rutas fueron suplidas por aerolíneas de bandera extranjera. Y con la entrega de la fibra óptica de Luz y Fuerza, el país dejó de tener ingresos por más de cien mil millones de pesos. ¿Así o más claro el asunto?

Además, resulta sospechosa la celeridad con que ambos personajes brincaron a la palestra pública para linchar a Joaquín Vargas cuando hay conflictos y situaciones pendientes de resolver que llevan años sin que se haga algo al respecto. Lo que no admite duda alguna es que el caso MVS terminará por poner los clavos en la cruz al gobierno de Felipe Calderón que si de algo se caracterizó fue de ineficaz e intolerante.

Por años, y siendo oposición, los panistas acusaron al PRI de ser un partido represor hacia los medios y la libertad de expresión, fueron los azules los que se rasgaron las vestiduras cuando el gobierno de Luis Echeverría Álvarez, asestó el golpe contra Excelsior en la década de los 70s, quitándole, con todo el poder del Estado, la dirección del periódico a Julio Scherer; años más tarde, José López Portillo la emprendió nuevamente contra el periodista cuando ordenó suspender toda la publicidad oficial a la Revista Proceso, con el fin hacerla desaparecer. De manera pública, el ex presidente se atrevió a advertir en un tono de intolerancia. “Te pago para que me pegues…¡pues no, señor¡”. También por esas fechas, los diputados del PAN pegaron el grito al cielo en el Congreso, pero ahora, siendo gobierno, mostraron un rostro aún más perverso.

A la vuelta de la esquina aún está el mal sabor de boca que dejara la vocera presidencial y más tarde, ambiciosa Primera Dama, Martha Sahagún, cuando impuso su estilo palaciego y cortesano a los medios. El que terminó por pagar los platos rotos fue el comunicador José Gutiérrez Vivó, quien vio derrumbarse su sueño de hacer de su programa Monitor una empresa de comunicación próspera. Enfrentado con la señora Sahagún, se ganó el rencor del dócil y manipulable ex mandatario que terminó por hacerlo pedazos, bajo el argumento de que Vivó tenía una abierta alianza con Andrés Manuel López Obrador. Algo parecido al argumento de López Portillo: “Te subsidio para que me pegues…¡pues no, señor¡”.

Ahora, Calderón no quiere irse sin cobrar sus propios agravios y MVS paga las consecuencias de haber ejercido a través de Carmen Aristegui, nada más y nada menos, que una auténtica libertad de expresión. Por cierto, si es difícil tapar el sol con un dedo, imposible también resulta evitar que trascienda el que muchos fines de semana el presidente los ha pasado en la base militar de Icacos, rodeado de un impresionante dispositivo militar, acompañado por horas con su inseparable botella de tequila. Los mexicanos tendremos razón de poder reprocharle: “¿Te pagamos para que te emborraches?...¡pues no, señor¡”

COMENTARIOS A LA PROPUESTA DE PEÑA NIETO.- Sobre lo anterior, las preguntas que la sociedad en su conjunto y los comunicadores debemos plantear, son: ¿Cuál será la posición de Enrique Peña Nieto, cuando asuma la Presidencia de la República, en diciembre próximo, en torno a los medios de comunicación? ¿Cómo habrán de proceder los encargados de las áreas de comunicación social ante un país que muestra nuevos rostros sociales como el movimiento #Yo soy 132? ¿Serán una réplica del pasado o del intolerante panismo? ¿Defenderán el viejo axioma de que la figura del presidente es intocable?

Nos parece de suma importancia comentar ante este complejo panorama de la relación de los medios con el poder, la propuesta ya planteada por Peña Nieto para que se integre un Comité Ciudadano que vigile la relación de los medios con el Gobierno Federal, pero también con los gobiernos estatales y municipales. La sociedad tiene derecho a vigilar, pero también a respaldar a aquellos medios que cumplen una verdadera función de orientadores de la opinión pública. Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones: si el país quiere transitar hacia una verdadera democracia, debe permitir el fortalecimiento de medios de comunicación plurales y objetivos, atentos también a ejercer una crítica responsable y fundamentada, denunciando los hechos de corrupción que afectan a la sociedad en su conjunto.

Estamos seguros que lo acontecido a MVS y a Carmen Aristegui, no pasará desapercibido por el futuro mandatario ni por los hombres que habrán de integrar su gabinete y su equipo de comunicación social, como tampoco le serán ajenos vergonzosos hechos como la persecución emprendida en el escenario internacional contra el fundador de Wikileaks, Julián Assange, y cuyo asilo otorgado por el gobierno de Ecuador está por desatar una inaudita controversia en el escenario del derecho internacional a favor no sólo de la defensa de la libertad de expresión sino de los más elementales derechos humanos.

COMENTARIOS A LA DECLARACIÓN DE GUERRERO.- Conforme se cumple el plazo para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emita su fallo sobre la elección presidencial, las corrientes de izquierda han tomado ya su determinación de acatar su veredicto, dejando sólo y colgado de la brocha a Andrés Manuel López Obrador.

En la así llamada Declaración Política de Guerrero, las izquierdas encabezadas por personajes como el Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, anuncian la conformación de consensos nacionales para lograr los cambios que requiere el país.

En la reunión cumbre asistieron gobernadores, legisladores y dirigentes de las diversas corrientes y, como destacaron los medios, fue notoria la ausencia del ex candidato presidencial. El tabasqueño sin duda intuye que ya inició el principio del fin de sus sueños y aspiraciones políticas. ¡Adiós, Peje, adiós¡…

NUESTRO SINCERO PÉSAME AL AMIGO JUAN MANUEL.- Desde aquí enviamos nuestro más sincero pésame a nuestro amigo y Director General, Juan Manuel Padrón Lara, por el sensible fallecimiento de su señor padre, Don Juan Padrón López, acaecido en la ciudad de Minatitlán, Veracruz, el pasado jueves. Descanse en paz.

Este columnista les recuerda que se cambian tips, comentarios, filtraciones o indiscreciones, por líneas en este espacio. Nuestro correo electrónico: garrasleo6@yahoo.com.mx

No hay comentarios. :

Publicar un comentario