Directorio

Directorio

viernes, 14 de diciembre de 2018

Jóvenes mexiquenses sin expectativas reales de empleo

El programa federal “Jóvenes Construyendo el Futuro” ofrece becas para estudiar y trabajar, sin embargo, preocupa que los apoyos serían limitados.


Toluca, México.- La instrumentación del programa federal “Jóvenes Construyendo el Futuro” despierta expectativas entre los jóvenes que podrían ser empleados durante un año en empresas del sector privado, público y social, sin embargo, preocupa la perspectiva laboral después de dicho periodo.

Este programa contempla revertir la tendencia de jóvenes que no estudian, ni trabajan, conocidos como “Ninis”, con el fin de apoyarlos con becas escolares y laborales que pagaría el gobierno federal.

Alejandro Hernández Hernández, estudiante de Ingeniería de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y miembro de la fundación Intégrate, indicó que el programa es visto con buenos ojos, pues actualmente la mayoría de estudiantes carecen de apoyos económicos para sus labores académicas.

“En la actualidad se habla de muchos programas sociales, sin embargo, hay mucho problema con la corrupción y los trámites burocráticos, por eso fracasan los programas, pero con éste se vislumbra prometedor por los mecanismos que considera”, comentó el universitario.

Alejandro, junto con otro grupo de estudiantes de la UAEM, formaron una fundación dedicada a recuperar espacios públicos. Consideran que el apoyo que considera el nuevo programa, se convierte en una ventana de oportunidad para obtener recursos.

“En nuestras actividades de la fundación debemos emplear recursos de nuestra bolsa, y al contar con una beca económica, nos permitiría seguir con nuestro servicio a la comunidad para hacer más proyectos para emprender más labores”, explicó el estudiante.

Respecto al apoyo para los llamados “ninis”, el activista opinó que la iniciativa es positiva al permitir capacitación laboral con beneficio de un sueldo, aunque dijo que debe blindarse para evitar que se entregue a personas que no lo requieren.

El activista agregó que en el mecanismo del citado programa no obliga a las empresas a contratar a los jóvenes capacitados, lo cual se observa como negativo, pues limita el apoyo a sólo un año, por lo cual se perdería la oportunidad de crecimiento de los becarios reclutados.

Para Fanny Arriaga, estudiante de una carrera técnica, la oportunidad de recibir un apoyo económico podría ser la diferencia entre seguir sus estudios y fracasar.

Actualmente la joven de 19 años realiza su servicio social, previo a concluir su carrera técnica, sin embargo, para costear sus estudios debe vender cosméticos.

“Sería un respiro grande tener ese recurso, yo debo vender perfumes para poder pagar mis mensualidades. Me parece que la mayoría de jóvenes aprovecharíamos al máximo el programa”, mencionó Fanny.

Los gastos semanales para una estudiante como Fanny son de entre 500 a 700 pesos para pasajes, comidas y gastos escolares, lo cual se convierte en un martirio diario.

El programa de apoyos juveniles del gobierno federal, denominado “Jóvenes Construyendo el Futuro”, beneficiará en una primera etapa a 300 mil jóvenes mexiquenses.

Este plan tiene como objetivo entregar subsidios mensuales que van de los 2 mil 400 pesos para jóvenes que estudien y de 3 mil 600 pesos para los que buscan capacitarse en las empresas del sector privado, público y social.

El pasado 4 de diciembre se presentó el programa del gobierno federal ante el sector empresarial de la entidad. El objetivo fue motivar la participación de la iniciativa privada para apoyar a los becarios. A nivel nacional se pretende incorporar a 2 millones 600 mil mexicanos de entre 15 a 29 años de edad al sector laboral del país. En la entidad se han considerado a unos 300 mil jóvenes en ese rango de edad.

El subsecretario del Empleo del gobierno federal, Horacio Durante Olivares, explicó en dicha ocasión que se estima un presupuesto total de 105 mil millones de pesos para este programa que arrancará el 1 de enero próximo y en el cual se cumplirán todos los estándares de transparencia y rendición de cuentas.

A nivel nacional, la primera modalidad del programa federal será apoyar a 300 mil jóvenes con 2 mil 400 pesos mensuales para realizar sus estudios universitarios.

Mientras que la segunda es becar a 3 millones 300 mil jóvenes, con 3 mil 600 pesos mensuales durante un año para recibir capacitación en empresas y organismos de los sectores privado, público y social, aunque se prevé que el 70% estarán en el primer sector.

La red de tutores de estos jóvenes serán las empresas y organismos que los reciban para capacitarlos.

Asimismo se prevé recibir al 20% de estos jóvenes en dependencias gubernamentales, donde comenzarán diversos proyectos productivos.

El citado programa funcionará a través de plataformas digitales para disminuir el costo administrativo y el pago de las becas se hará a través de tarjetas bancarias.

En la capacitación los beneficiarios deberán cumplir con un horario, de lo contrario no se les pagará.

Además, habrá un monitoreo y evaluación mutua, es decir, las empresas, dependencias y organismos sociales evaluarán a los jóvenes, pero estos también reportarán si en realidad se les está capacitando.

El programa prevé afiliar a los jóvenes al IMSS y la empresa puede apoyar al joven con un pago adicional, siempre y cuando no se constituya en salario que genere una relación laboral.

“NINIS” EN EL PAÍS

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el país hay 2 millones 600 mil “ninis”, de los cuales 900 mil han buscado empleo.

De esta forma la tasa de desempleo en este sector es tres veces mayor a la de adultos en el país.

En el 2050, el 66.4% de la población serán jóvenes y 2 de cada 3 mexicanos serán menores de 30 años en la próxima década.



No hay comentarios. :

Publicar un comentario