Directorio

Directorio

lunes, 11 de abril de 2016

En México 80 millones padecen obesidad

El llamado también sobre peso es contrastante porque tan solo 32 millones tienen un peso adecuado, pero lo más graves, es que esto no significa que no tengan algún padecimiento.
Por la licenciada Rosalba Islas Bracho
Investigadora de problemas sociales


El síndrome metabólico como problema de salud pública.
El síndrome metabólico es considerado un problema de salud pública conformado de un grupo de cuadros que lo ponen en riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2. Estos cuadros son: Hipertensión arterial. Glucosa (un tipo de azúcar) alta en la sangre. Niveles sanguíneos elevados de triglicéridos, un tipo de grasas.
El incremento paralelo de la frecuencia de la obesidad y del síndrome metabólico es un fenómeno mundial y México no es la excepción. Aunado a esto, estas patologías son factores de riesgo importantes para el desarrollo de diabetes tipo 2, la enfermedad arterial coronaria y cerebrovascular por arteriosclerosis, que son las principales causas de muerte en nuestro país. El control de estas alteraciones metabólicas incide directamente en la morbi-mortalidad de muchos padecimientos; sin embargo, en la actualidad no existen estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento eficaces para la mayoría de los casos. Por estas razones, la obesidad y el síndrome metabólico se han convertido en un serio problema de salud pública en los países occidentalizados.


Si bien la obesidad y el sobrepeso que afectan a siete de cada diez mexicanos predispone a más padecimientos, hay mexicanos que sin ser obesos o tener sobrepeso, es decir, los que se encuentran en el grupo de los 32 millones también podrían padecer otras enfermedades.
Hoy, en total, se estima que 14 millones de mexicanos padecen diabetes, 18 millones padecen hipertensión, nueve millones insuficiencia renal. Algunos tienen más de tres o cuatro enfermedades al mismo tiempo.
Pero no hay una base de datos que permita saber a qué grupo pertenecen estos enfermos, si a los que tienen ya obesidad o sobrepeso o a los que se encuentran en su peso adecuado.
Y aun sin evidencia de cuántas personas sanas hay, lo cierto es que en el último cuarto de siglo, México ha estado inmerso en un proceso de transición epidemiológica, que combina el aumento de la esperanza de vida y la disminución de las tasas de mortalidad, lo que da paso al incremento de las enfermedades crónicas.
La población mexicana, según lo constatan los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición más reciente, ha experimentado en los últimos años un inusitado incremento de sobrepeso y obesidad que afecta, tanto a personas de zonas rurales como urbanas y de todas las edades.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario