Directorio

Directorio

sábado, 31 de octubre de 2015

LO AJUSTICIARON ,LO SIGUIERON EN UNA MATO Y LE DISPARARON





TLAL­NE­PAN­TLA, Méx., 30 de oc­tu­bre.- Un jo­ven de 22 años de edad que es­ca­pa­ba a to­da ve­lo­ci­dad en su au­to de dos su­je­tos que lo ve­nían co­rre­tean­do en una mo­to­ci­cle­ta, fue fi­nal­men­te al­can­za­do y ar­te­ra­men­te ase­si­na­do a ba­la­zos por sus per­se­cu­to­res.

Du­ran­te la per­se­cu­ción, el de­sa­for­tu­na­do jo­ven cho­có con un au­to que se cru­zó en su ca­mi­no y al per­ca­tar­se que sus ver­du­gos le da­ban al­can­ce, to­da­vía en un ins­tin­to de so­bre­vi­ven­cia ba­jó de su ve­hí­cu­lo y co­rrió con la fir­me in­ten­ción de es­ca­par; sin em­bar­go, no lo­gró su ob­je­ti­vo, pues los de­lin­cuen­tes le dis­pa­ra­ron en re­pe­ti­das oca­sio­nes a cor­ta dis­tan­cia y, fi­nal­men­te, ca­yó ca­si ins­tan­tá­nea­men­te muer­to, a un cos­ta­do de su au­to.

Con­su­ma­do el ar­te­ro ase­si­na­to, los pre­sun­tos ho­mi­ci­das, que a de­cir de la po­li­cía, ac­tua­ron en una cla­ra ven­gan­za de pre­sun­tos de­lin­cuen­tes im­pri­mie­ron ve­lo­ci­dad a su mo­to­ci­cle­ta y an­te la mi­ra­da ató­ni­ta de de­ce­nas de tran­seún­tes se die­ron a la fu­ga.

Los he­chos que cos­ta­ron la vi­da de es­te jo­ven, iden­ti­fi­ca­do por me­dio de una cre­den­cial de elec­tor co­mo Jai­me Mor­do Co­het, de 22 años de edad, se re­gis­tra­ron al fi­lo de las 13:20 ho­ras de hoy vier­nes, en la es­qui­na de Ave­ni­da Gus­ta­vo Baz y ca­lle Mo­re­los, en los lí­mi­tes de es­te mu­ni­ci­pio y Nau­cal­pan.

Au­to­ri­da­des po­li­cia­cas in­for­ma­ron que de acuer­do a las pri­me­ras in­ves­ti­ga­cio­nes que se rea­li­za­ron, el aho­ra oc­ci­so cir­cu­la­ba so­bre la Ave­ni­da Gus­ta­vo Baz, a la al­tu­ra del mu­ni­ci­pio de Nau­cal­pan, a bor­do de un au­to­mó­vil Nis­san, ti­po Al­ti­ma color are­na, pla­cas de cir­cu­la­ción MEH-1826, cuan­do se per­ca­tó que dos su­je­tos que via­ja­ban en una mo­to­ci­cle­ta ne­gra con vi­vos ro­jos lo ve­nía si­guien­do muy de cer­ca.

De­bi­do a que al pa­re­cer el oc­ci­so co­no­cía a sus per­se­cu­to­res y sa­bía que lo iban a ma­tar, di­je­ron las au­to­ri­da­des po­li­cia­cas, im­pri­mió ve­lo­ci­dad a su au­to con la in­ten­ción de dar­se a la fu­ga y per­der­los de vis­ta; sin em­bar­go, no lo­gró su ob­je­ti­vo, pues sa­lie­ron tras de él y lue­go de fu­gaz per­se­cu­ción so­bre la mis­ma ave­ni­da, al cru­zar el mu­ni­ci­pio de Nau­cal­pan y en­trar a Tlal­ne­pan­tla le die­ron al­can­ce, des­pués de que cho­có con­tra otro au­to, y al te­ner­lo de fren­te sin la más mí­ni­ma con­tem­pla­ción lo ase­si­na­ron a que­ma­rro­pa, al dis­pa­rar­le en re­pe­ti­das oca­sio­nes, al pa­re­cer con una pis­to­la ca­li­bre .9 mi­lí­me­tros.

Mien­tras que el de­sa­for­tu­na­do jo­ven ca­yó ca­si ins­tan­tá­nea­men­te muer­to, a un cos­ta­do de su au­to, con dos ba­la­zos en el tó­rax y uno más en su pier­na de­re­cha, los pre­sun­tos ho­mi­ci­das im­pri­mie­ron ve­lo­ci­dad a su mo­to­ci­cle­ta pa­ra dar­se a la fu­ga, no obs­tan­te el fuer­te ope­ra­ti­vo que des­ple­ga­ron en to­da la zo­na ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal y de la CESC pa­ra ubi­car­los y de­te­ner­los, no hu­bo suer­te, pues co­mo re­gu­lar­men­te su­ce­de en es­tos ca­sos, es­ca­pa­ron sin de­jar pis­tas de su pa­ra­de­ro.

Po­li­cías mi­nis­te­ria­les que lle­ga­ron a la es­ce­na del cri­men pa­ra re­co­ger pis­tas y evi­den­cias y en­tre­vis­tar­se con tes­ti­gos in­for­ma­ron que de­bi­do a que el oc­ci­so lle­va­ba to­das sus per­te­nen­cias, el ro­bo co­mo mó­vil del cri­men que­da­ba to­tal­men­te des­car­ta­do, más bien con­si­de­ra­ron que por la for­ma en que se die­ron los he­chos, di­cho jo­ven al pa­re­cer fue ase­si­na­do en una ven­gan­za de pre­sun­tos de­lin­cuen­tes.

Sin em­bar­go, di­je­ron, en un in­ten­to por acla­rar el cri­men y lo­grar la iden­ti­fi­ca­ción y cap­tu­ra de los pre­sun­tos ho­mi­ci­das, ase­gu­ra­ron que ya ini­cia­ron con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­po

No hay comentarios. :

Publicar un comentario