Directorio

Directorio

sábado, 31 de octubre de 2015

El ‘delfín’ oculto de Peña

Una fuente de alto nivel puso las cosas en su lugar. “No hay que sudar calenturas prematuras”, advirtió. El 2018 aún está lejos.
FRANCISCO GARFIAS
Hemos visto tanto a Aurelio Nuño en televisión, radio y prensa escrita que algunos ya dicen que es delfín oculto del presidente Peña para 2018. Lo han sacado hasta recitando poemas a los niños.

Al secretario de Educación lo ha favorecido la coyuntura. El ciudadano común y corriente aplaude su intransigencia con los maestros faltistas de la CNTE.

Su política de “si no trabajas no cobras” y “si faltas tres días te vas” ha sido bien acogida por la gente. Hay mediciones que así lo reflejan.

Pero una fuente de alto nivel puso las cosas en su lugar. “No hay que sudar calenturas prematuras”, advirtió. El 2018 aún está lejos. Mucha agua pasará bajo el puente.
Por lo pronto, hay cinco priistas en la carrera por la candidatura presidencial. Uno a uno los mencionó la citada fuente: Miguel Ángel Osorio, Luis Videgaray, Aurelio Nuño, José Antonio Meade y Manlio Fabio Beltrones.

Y pueden surgir más...

Ya que estamos. Hoy es el “Día D” para los maestros. A medianoche se termina el plazo para que sean evaluados. El que se rehúse queda fuera. Es lo que dice la ley. No habrá marcha atrás.
En el gobierno federal saben que mantenerse firmes en las advertencias puede exacerbar al magisterio disidente.
“Por allí se puede venir la turbulencia”, advierten.

Saben también que la educación es el ramo en el que el gobierno federal sale mejor parado.

La gente ve con buenos ojos la Reforma Educativa y rechaza que el magisterio disidente deje sin clases a los escolares.

Allí la CNTE se equivoca.

En el mundo académico hay tanta grilla como en el político. Lo hemos visto durante el proceso para elegir al nuevo rector de la UNAM. Abundan las patadas bajo la mesa.

Estuvimos atentos a la comparecencia de Rosaura Ruiz ante la Junta de Gobierno de la UNAM. Nos habían dicho que no iba a ser un día de campo. El oficialismo la mira con desconfianza. Dicen que “jala agua al molino de Morena”.

La directora de la Facultad de Ciencias no oculta su tendencia política. Ella misma nos dijo que es “la candidata de izquierda”. Pero de allí a que se convierta en instrumento de El Peje hay mucha distancia.

En el otro extremo está Sergio Alcocer, otrora subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte. El cargo que ocupó hasta hace poco sirve a sus detractores para intentar descalificarlo. “Es el candidato de Peña”, dicen.

Los amigos del doctor Enrique Graue, director de la Facultad de Medicina, andan igual de activos en la grilla y las descalificaciones de los otros aspirantes.

“¡Chong derrotó a Chon..!”, soltó burlón el senador de izquierda Mario Delgado, apenas vio a su par del PRI, José Ascensión Orihuela, candidato perdedor en las pasadas elecciones de gobernador en Michoacán.
El comentario llevaba jiribilla. Insinuaba que desde avenida Bucareli le echaron la mano a Silvano Aureoles para llegar al Palacio de Gobierno de Michoacán, a costa, incluso del candidato del PRI.

Orihuela no celebró la ironía de Delgado. Se puso serio cuando se lo repetimos. El priista michoacano reviró diciéndole al experredista que él ya “sufrió” a Aureoles. “Ahora les toca a ustedes”, repuso, ya de mejor humor.

Al senador perredista Benjamín Robles no le gustó ni tantito la forma cómo el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, y el empresario Hugo Scherer se expresaron de él, durante la conversación telefónica sobre la sucesión de Oaxaca que se filtró a los medios esta semana.
Para empezar lo llamaron “cara sucia”. Luego discutieron la posibilidad de “jalarlo” para hacerlo candidato a gobernador del MC para restarle votos a la izquierda, como si fuera un títere.

Hasta dijeron que el senador del PRD les había propuesto pasarse al PRI, pero que allí no les era útil y que “cuadra mejor” hacerlo abanderado en el partido de Dante Delgado.

Benjamín ya reviró. Lo primero que hizo fue descalificar a Ulises Ruiz “quien ha sido declarado delincuente electoral”. El senador del amarillo no se puso el saco que le diseñó el exgobernador.

La filtración de la grabación es parte de la “guerra de lodo” que se libran los priistas de cara a la elección del candidato a gobernador. “Se dan con todo”, asegura.

Negó contundente que haya hablado de pasarse al PRI o que pudiera postularse por el MC. “Soy militante y senador del PRD”, recalcó.

–¿Y si el PRD no lo postula como candidato a gobernador qué va a hacer?

–Cuando eso se dé lo hablamos– repuso.

Ya envalentonado nos dijo que Ruiz ha perdido todas con él, y hasta amenazó: “En el futuro le va a ir peor”.

Rechazó con idéntica vehemencia ser un malagradecido con Gabino Cué, de quien fue cercano, por haber presentado denuncias contra miembros de su equipo, en particular contra el todopoderoso Jorge Castillo.

Castillo no es el virrey, sino el verdadero gobernador del estado, según Ulises Ruiz. “Gabino hace lo que Jorge dice”, aseguró.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario