Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

martes, 26 de febrero de 2013

En Corto

He caído en lo insulso, que frustración

Ecatepec, Mëx.- Me resulta insulso realizar mi trabajo periodístico comentando dimes y diretes de los actores políticos, me cuesta mucho trabajo teclear y más teclear sobre temas que realmente nada aportan para el desarrollo económico y político, de quienes hemos tomado como sede de nuestros hogares este excelente municipio como es Ecatepec, digo esto porque diariamente recibo llamadas informándome de múltiples irregularidades o acciones, donde personajes que ostentan un cargo público o tienen una representación de elección popular, pretenden presentarse como los grandes benefactores de los marginados, cuando lo único que hacen es utilizar una porción de recursos públicos para este fin y otra para consolidar sus patrimonios particulares…

Cada día me pregunto qué hace la gente para poder sustentar los gastos cotidianos de sus familias cuando en Ecatepec realmente no hay fuentes de trabajo, porque las únicas alternativas laborales que se tienen es incorporarse al comercio informal, o bien como chofer en el transporte público, sin embargo pese a este panorama a la fecha, ninguna instancia de gobierno se ha interesado por reactivar la industria en Ecatepec; amigos de la vieja guardia me comentan nostálgicos la época cuando Sosa Texcoco estaba en auge o bien las plantas armadoras como General Electric ó Aceros Tepeyac, entre otras tantas industrias que sostenían la economía de los ecatepequenses.

Aquellos ayeres han quedado en el pasado, otros amigos un tanto folklóricos recuerdan como los días de pagos en estas empresas se notaba la estabilidad económica, tanto que paralelamente los bares y cantinas también navegaban en una consolidada economía, insisto, todo eso es pasado, nada queda, ni nadie intenta fomentar y crear nuevas industrias que generen trabajo para que nuevamente vuelva a florecer el binomio que llaman los economistas “ingreso-gasto”…

Actualmente los ecatepequenses tienen que emigrar diariamente al Distrito Federal para emplearse en lo que sea, desde prestadores de servicios hasta labores un tanto cuestionadas como es la prostitución en las mujeres… Lo que hoy estoy escribiendo es producto de una plática con nativos de Ecatepec que nostálgicos ven que su municipio llamado el más poblado del país, es solo una caricatura del modo de vida, insisten, no hay trabajo, por lo que enrolarse como empleado municipal se convierte en una asediada alternativa, me dicen: ya no más programas sociales de dádivas llenos de falsas expectativas de vida; urgen fuentes de empleo.

Ecatepec como provisorio municipio para vivir casi su final, la marginación, la pobreza, el hambre nos acechan y a la par la delincuencia, que sin querer justificar, es la alternativa de mucha gente para subsistir aunque debemos dejar en claro que también existen mentes obtusas que delinquir es una pasión, como diría un joven que le pregunté de su comportamiento, “la adrenalina es la adrenalina” para justificar ser un delincuente que mucho daño hace a la sociedad a sus semejantes… Tal vez estas cuartillas que hoy escribo se leerán inusuales pero creo que como periodista tengo la obligación de reflexionar sobre el tema, y el tema es que quienes residimos en Ecatepec aspiramos a vivir como seres humanos dignos y probos. Finalmente quiero decirles que las estadísticas no mienten, ahí están, Ecatepec es el municipio con menos oportunidades de empleo y a la par de la más alta inseguridad…Es todo…Soy Padrón…Sí Padrón.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario