Directorio

Directorio

lunes, 23 de abril de 2012

TEMA LIBRE

Por I. León Montesinos

Pablo Bedolla, su probada experiencia

Las “izquierdas”, negocio en quiebra

Antonio Solá, un peligro para el PAN


Ecatepec, Edomex. (TEMA LIBRE).- El registro de Pablo Bedolla López como candidato de unidad del PRI en Ecatepec, ha puesto en guardia a las fracturadas “izquierdas” que buscan encontrar la “cuadratura al círculo” en el asunto de cuajar un abanderado que evite en la medida de lo posible lo que parece, será su inevitable derrumbe electoral en julio próximo.

Como establece el paradigma celestial: “son muchos los llamados pero pocos los elegidos”, o mejor dicho, en este caso, sólo debe ser uno de los diez que aparecen enlistados como probables contendientes de Bedolla López. El ex legislador federal y local, es un político que conoce al municipio como la palma de su mano, y que con su probada experiencia, sabe de sus carencias y de sus soluciones.

Y ahí radica el quid del asunto, el reto mayor para las “izquierdas” que, además de bregar contra sus desatadas corrientes internas y el peso político del candidato del PRI, deben atender el mal endémico que padece en grado terminal quién ya se adjudica la nominación: el protagonismo del ex alcalde José Luis Gutiérrez Cureño, quien desde un inició se ha ido por la libre dando al traste con cualquier intento de unidad y madurez políticas.

Entorno a la difícil ecuación electoral que enfrentan perredistas, petistas e integrantes del Movimiento Ciudadano, giran innumerables encuentros y desencuentros personales y emocionales que han dado un toque de telenovela al actual proceso de selección.

Como todo Ecatepec sabe, la precandidata que aparece en las encuestas como el mayor contrapeso al desatado Cureño es nada más ni nada menos que su ex funcionaria y ex pareja sentimental, Claudia Castello Rebollar, quien no ha negado que “aprendió mucho” de su ex amor hasta que las flechas del alado Cupido se rompieron al toparse con el poderoso muro de los intereses económicos y políticos, haciendo válido aquel refrán que reza: “cuando la ambición entra por la puerta, el amor salta por la ventana”.

Como en los melodramas que a diario nos receta la televisión, Claudia no ha dudado en hacer alianzas con los antes enemigos partidistas de su “ex”, entregando su “corazoncito” –políticamente hablando--- a la gente de Nueva Izquierda. Una eventual decisión en el seno del Consejo Político Estatal del PRD sería como una patada en los “bajos” para Cureño pues en el mismo, la corriente de los “chuchos” tiene mayoría. Por eso, ha tratado de amarrarse el dedo antes de la cortada, ponderando como salida válida, a las encuestas como método de selección.

No fue casual por ello que desde el anuncio del debate entre los precandidatos del PRD, el ex edil se “deslindara” de un encuentro con los otros cuatro visibles aspirantes, entre ellos, Claudia Castello, y anunciara a la par que aceptaba la candidatura que le ofrecía el PT.

Empero, cual personaje de “comic” político, el “novio despechado” quiere ir a todas y se enlistó como precandidato del PRD, así como candidato único del PT –apoyado por su compadrito y socio adorador del Dios Baco, Oscar González Yáñez--, y también como aspirante por el Movimiento Ciudadano (antes Convergencia), donde también se encuentra enlistada su ex secretaria, Azucena Cisneros.

Hay dos problemas en esta incontrolable “enlistitis” del ex alcalde; el primero, que cada partido tiene sus propios estatutos y si bien algunos establecen una situación de puertas abiertas como lo es el Movimiento Ciudadano, hay otros como el PRD e incluso, el PT, que sancionan estos descarados malabarismo tipo Circo Atayde. El otro inconveniente radica en cómo acomodar a los incontables miembros de las respectivas planillas en una sola; el propio Cureño tiene en cada partido una con diferentes integrantes. Además, muchos de los enlistados no olvidan las feroces críticas que en su momento lanzó el ex presidente municipal a aquellos perredistas que en su momento decidieron probar suerte en Convergencia, a los que calificó, entre otras linduras, de traidores.

Y aunque en la dirigencia estatal del PRD, su líder Hugo de la Rosa, ya echó cuentas auxiliado por dedos, ábaco y calculadora, y sabe que si las “izquierdas” van desunidas los números no les van a alcanzar ni para un honroso segundo lugar, meter con calzador una aparente unidad traerá como consecuencia un inevitable destripadero de las tribus. Escenario que para las diversas corrientes acostumbradas a “ir por lo suyo”, será de antemano un negocio en quiebra.

Lo que menos requieren las “izquierdas” en Ecatepec es una imposición pues aceptarla sería menospreciar el valor de figuras políticas como las del profesor Salvador Ruiz, que se ha mantenido al margen de las pugnas internas de las diversas corrientes, o jóvenes que han ido labrando un serio y respetable capital político como es el caso de Jesús Paredes, en Movimiento Ciudadano, por mencionar a algunas.

Marginar éstas corrientes de expresión será marginar a un buen número de simpatizantes que, además de cansados por tantos enfrentamientos internos, están confundidos con esta guerra de siglas que no termina de integrar un proyecto político serio y definido, para transformar y hacer crecer en lo económico a un Ecatepec, cuyas familias humildes están cansadas, y por qué no decirlo, “¡hasta la madre!” de que con despensas, los partidos quiera abatir su pobreza.

COMENTARIOS AL MARGEN.- Por cierto que para aquellos despistados que no han aprendido a leer entre líneas y menos entienden de lecturas políticas, la relación entre la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo y el candidato presidencial Enrique Peña Nieto, es más que buena, excelente, lo mismo que con el gobernador Eruviel Ávila. No es casual la inclusión del profesor Alberto Hernández Meneses, líder de la Sección 36 del SNTE, como candidato a diputado local por el XLII distrito, con sede en este municipio. Hay acuerdos y compromisos pactados en las instancias superiores de la política nacional que se ven reflejados de manera puntual en el ámbito de la política mexiquense.

Aunque la dirigencia nacional del PAN y su candidata Josefina Vázquez Mota, insisten en negar que el gachupín Antonio Solá está detrás de su cada vez más chafa campaña publicitaria, la similitud de los burdos ataques que han emprendidos los despistados pitufos contra el priísta Peña Nieto, son casi iguales a los registrados hace seis años contra Obrador, y no dejan lugar a dudas de que el autor es el mismo. ¿Recuerda aquellos spots dónde se advertía que López Obrador era un peligro para México? Es la misma gata, sólo que revolcada con eso de que: “Peña Nieto miente; Peña Nieto es un mentiroso”.

Parece que aunque ya se le secó el cerebro a Solá, los panistas lo siguen considerando su “gurú”, lo que le conviene al hijo de “su madre patria”, pues sigue llenándose los bolsillos con las millonarias cantidades que le pagan Calderón y los panistas. El problema es que al “gachupas” le extienden sus jugosos cheques con los impuestos que paga usted, yo y todos los mexicanos. No cabe duda que la versión publicitaria, justa y exacta, debería ser: “El gachupín Solá, sí es un peligro para el PAN…! Y para México ¡”.

Para sugerencias, críticas, comentarios, tips, chismes o filtraciones, ponemos a disposición nuestro correo electrónico:

garrasleo6@yahoo.com.mx

No hay comentarios. :

Publicar un comentario