Directorio

Directorio

domingo, 23 de agosto de 2015

Eruviel Ávila con titulares de la Defensa y Marina en el espectáculo “100 años de la fuerza aérea mexicana

<
b>


Tecámac, México, 22 de agosto de 2015.- Sin importar el fuerte sol del mediodía, cientos de familias se dieron cita en la Base Aérea de Santa Lucía, en este municipio, donde se llevó a cabo el Quinto Espectáculo Aéreo 2015 “100 años de la Fuerza Aérea Mexicana”, que fue presenciado por el gobernador Eruviel Ávila Villegas y los secretarios de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, y de la Marina Armada de México, Vidal Francisco Soberón Sanz, además del gobernador de Hidalgo; Francisco Olvera Ruiz, y el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles.
Cientos de personas, con gorras o sombrillas para cubirse el sol, llevando comida y bebidas para hacer un pequeño picnic, fueron testigos del estruendo de los turbo reactores de los aviones Caza F5 que cruzaron el cielo a 220 nudos, es decir, a más de 370 kilómetros por hora, asombrando a niños, jóvenes y adultos.
La pericia de los pilotos mexicanos se mostraba en cada serie acrobática que realizaron con toda precisión y maestría, gracias a la estricta capacitación que reciben en el Colegio del Aire que tiene su sede en Zapopan Jalisco.
A los aviones supersónicos que estremecieron el cielo con el trueno de sus turbinas, les siguieron varios tipos de helicópteros, comenzando con los poderosos Eco-Charly 725 Cougar, los versátiles Black Hawk y los siempre confiables Bell 412.
Las aeronaves de hélice mostraron formaciones tácticas con las cuales llevan a cabo intervenciones y ejercicios de ataques de precisión, así como rescate de elementos heridos y para el apoyo contra incendios forestales donde portan helibaldes que tienen una capacidad de 2 mil 500 litros.
Los aplausos no se hicieron esperar, principalmente para los elementos de las Fuerzas Especiales del Ejército y los paracaidistas que descendieron en pleno vuelo en sus tareas, donde el riesgo de una caída siempre está latente.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario