Directorio

Directorio

jueves, 2 de octubre de 2014

Como veo doy

Por JOSÉ FLORES

* ¿Las leyes son para violarlas?
* Eso opina el priísta García Ruiz
* La responsabilidad de los medios

Es claro que en nuestro país, cuando alguien tiene alguna posición económica lograda con dinero o relaciones, en ocasiones se siente con el derecho de abrir la boca para opinar en relación con diversos temas aunque en su perorata demuestre una total ignorancia en torno a lo que opina.

También es un hecho que si esta ignorancia va de la mano de una evidente insensatez y falta de valores, los resultados de las declaraciones expresadas por estos personajes, trascienden a grados que dejan al descubierto una muy baja calidad moral.

Lo anterior, porque el 21 de septiembre pasado, se hizo del conocimiento general que el ex priísta Alejandro García Ruiz, declaró durante la realización de un programa de radio transmitido desde la ciudad de Tapachula, en el estado de Chiapas, que: “Las Leyes como las mujeres se hicieron para violarlas”.

Las declaraciones que causaron revuelo en la sociedad en general se dieron luego de que el empresario hotelero y ex diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Chiapas, declaró en un acto sobrado de inconsciencia, que “Las leyes son como las mujeres, se hicieron para violarlas”, de inmediato las declaraciones de este personaje obtuvieron respuesta por parte de los activistas sociales quienes criticaron tal actitud y calificaron la declaración como repugnante.

García Ruiz, también ex líder campesino, hizo tal comparativo durante su análisis sobre las leyes locales, en el programa de radio denominado “La Chorcha”, un programa que se transmite en Tapachula, Chiapas, identificado como uno de los más críticos del Ayuntamiento.

Luego aseveró: “te estás aprovechando de una ley y ahora se hace necesario enmendarlas”, tras realizar sus comentarios al aire sobre las deficiencias legislativas con que están creadas las leyes en el país.

A decir de los medios de comunicación, los comentarios del ex legislador se volvieron virales en redes sociales, donde grupos de mujeres que encabezan movimientos feministas, tacharon de misógino el comentario y lo consideraron indignante por lo que afirmaron que a García Ruiz, “el adjetivo de caballero o señor le quedaría muy grande”.

Por ejemplo, trascendió que Daniela P. González, promotora de la Equidad de Género en Chiapas, afirmó “recuerde señor que usted tiene madre, esposa y si Dios fue benevolente con usted, tal vez tenga una hija, y sus declaraciones dejan mucho que desear para las mujeres. Me parece repugnante que usted diga que las mujeres se hicieron para ser violadas, eso es lo que dijo usted en la radio.”

Por su parte, Patricia de los Santos Chandomí, activista y promotora de la defensa de la Mujer en Chiapas, se preguntó “¿Qué hacemos? ¿A qué autoridad le compete sancionarlo?”

Mientras tanto, Teresa Solórzano aseveró: “Me parece que es lamentable que personas como García Ruiz acudan a un medio de comunicación para realizar comentarios misóginos, las empresas deben analizar bien a quién le abren el micrófono para evitar actos insultantes, como el caso del empresario hotelero”.

De acuerdo con la empresa Corporativo Radio Núcleo, la cual transmite “La Chorcha”, García Ruiz fue solamente un invitado en el programa, “no tiene una relación laboral con la empresa y sus palabras fueron a título personal, ésas no son políticas de la empresas radiofónica”. Aseguraron.

El coordinador de Noticias de la empresa con presencia en Chiapas, Tabasco y Guatemala, Miguel Osio Trejo, afirmó que se le ha solicitado al ex diputado local que deslinde sus dichos, por contravenir a las políticas del corporativo radio núcleo. “Nosotros no discriminamos a nadie y mucho menos fomentamos comentarios adversos a las mujeres”. Osio Trejo, aseveró que se ha analizado la posibilidad de evitar la invitación al priista al programa La Chorcha.

En relación a estas declaraciones, cabe destacar que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) inició una queja de oficio por presuntas declaraciones misóginas de Alejandro García Ruiz, exdiputado local del PRI en Chiapas. El Conapred inició la queja de oficio cuyo número y denominación de expediente es Q880/14.

La queja es por un presunto acto de discriminación y se notificará la solicitud de informe al particular presuntamente responsable. “En relación a este caso, se estará en espera de que en el término establecido de 10 días hábiles, el particular rinda una respuesta a la solicitud del informe”. El Conapred, agregó, que mantendrá la información en reserva, “sin poder formular opinión pública al respecto”, hasta el cierre del procedimiento.

Pero esto es solamente la punta de la madeja de ciertas costumbres que al paso de los años no han podido desechar de sus mentes cientos de mexicanos que aún en pleno siglo XXI, siguen pensando que las mujeres, son solamente un objeto del que se puede disponer sin la menor de las reservas y se dan a la tarea de repetir dichos y acciones sin el menor de los entendimientos y de las graves consecuencias que ello representa.

Por si hubiera una duda sobre lo irresponsable de las declaraciones del ex diputado, y para que nuestros lectores se puedan dar cuenta de la gravedad de la situación, detallaremos una serie de informaciones que hechas del conocimiento general, ponen el dedo en la llaga, sobre un problema que a pesar de los múltiples esfuerzos de organizaciones e instituciones, no se ha podido erradicar de nuestra sociedad.

En marzo del 2012, trascendió que en México, cada 4.6 minutos se comete una violación. Según especialistas, una de cada seis mujeres han sido objeto de violencia sexual al menos una vez en su vida, según datos de 2003. La violencia sexual va desde el acoso con un piropo en la calle o el transporte público hasta la violación.

Como prueba basta un botón: Raquel, originaria de Jalisco, fue violada a los 17 años por un guardia de seguridad del condominio donde vivían sus primos. Años después la víctima diría: “Aún siento temor de que me vaya a pasar otra vez”.

Como ella, aproximadamente 112,000 mujeres son violadas sexualmente cada año, lo que equivale a una cada 4.6 minutos, y la mayoría de los agresores quedan impunes, según especialistas.

Raquel cuyo nombre fue cambiado por razones obvias, para proteger a la sobreviviente de la violación y a sus familiares, tiene epilepsia —un trastorno neurológico que se manifiesta en convulsiones recurrentes— y su capacidad cognitiva es equivalente a la de una persona de siete años.

El día del ataque, el violador la amenazó con lastimar a su familia si lo delataba. Sin embargo, la familia de Raquel presentó una denuncia ante el Ministerio Público. “Le hicieron unos estudios médicos muy humillantes y concluyeron que fue violación”, dijo Araceli, la madre de la joven.

En 2012 se presentaron 14,050 denuncias por violación ante los Ministerios Públicos de la Procuraduría General de la República en México. De las 14,829 denuncias por violación sexual presentadas en 2009 en el país, sólo hubo 3,462 enjuiciamientos y 2,795 sentencias condenatorias por ese delito, esto, según el informe que presentó Amnistía Internacional (AI) en 2012 ante la Organización de las Naciones Unidas, y que integraba los datos más recientes disponibles.

Es decir, por cada 10 denuncias de violación sexual hubo 2.3 juicios por este delito en ese año en México. Pero a decir de los especialistas, la cifra negra es mucho mayor.

"Podemos decir que hay mucho más de 112,000 violaciones al año. Esta cifra la tomamos con base en los estudios de inseguridad que indican que por cada delito denunciado hay ocho que no se revelan", dijo Pablo Navarrete, Coordinador de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

“De estos datos se deduce que solo en uno de cada 21 casos de violación los autores del crimen son condenados”, resume Daniel Zapico Coordinador de Movilización e Impacto de AI México.

La Norma Oficial Mexicana 046, en vigor desde 2005, estipula que en caso de violación, "las instituciones prestadoras de servicios de atención médica deberán (...) ofrecer de inmediato y hasta en un máximo de 120 horas después de ocurrido el evento, la anticoncepción de emergencia” y están obligadas a "prestar servicios de aborto médico".

Se dice que a lo largo de la vida, la prevalencia de la violencia sexual contra las mujeres es de 17.3%, lo que significa que una de cada seis usuarias sufre este tipo de agresión, según los resultados de la Encuesta Nacional sobre Violencia Contra las Mujeres publicados en 2003 por el Instituto Nacional de Salud Pública.

Por eso, la indignación al comentario del aprendiz de locutor y de periodista. Por eso, no se debe abrir los micrófonos de los medios masivos a cualquier irresponsable, por muy es legislador que sea.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario