Directorio

Directorio

martes, 13 de diciembre de 2016

Tablets y móviles




Una ojeada cada seis minutos

La adicción a las nuevas tecnologías y de manera especial, a tablets y móviles, se está transformando en un problema grave. Los más jóvenes son los más propensos a padecer trastornos relacionados con la electrónica de consumo como por poner un ejemplo el"phubbing", basado en una dependencia total de los dispositivos que hace que quienes lo sufren, prioricen las relaciones mediante las pantallas. Muchos hemos estado en una cita o bien con nuestros amigos, y hemos sido testigos de como ciertos de ellos han pasado su tiempo con los terminales, produciendo situaciones incómodas. De media, una persona llega a asistir a su dispositivo más de ciento cincuenta veces al día.


Mar de bacterias

El hecho de que bastantes personas estén pegadas a sus móviles a lo largo de todo el día, da como resultado caídas y su presencia en entornos que no son demasiado salubres tienen un gran impacto sobre los dispositivos. Se piensa que cuando menos uno de cada seis puede estar contaminado con bacterias fecales y que en ciertos casos, puedan superarse las cien partículas por cada centímetro cuadrado de nuestro móvil o tablet. Un consejo: Manos limpias y pantallas pulcras para eludir desazones. Sin embargo esto no es todo, puesto que con relación a la higiene, se calcula que hay más tablets y móviles inteligentes que inodoros en el planeta.

¿En qué momento se transformó la tecnología en una prioridad mayor que la higiene y la calidad de vida?



No hay comentarios. :

Publicar un comentario