Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

domingo, 25 de diciembre de 2016

Negociador en el poder; Miranda Nava, secretario de desarrollo social


Se le describe como un funcionario duro en el momento de la negociación, directo, sin ofrecer más de lo que la autoridad está dispuesta a otorgar



DAVID VICENTEÑO

CIUDAD DE MÉXICO.
El auditorio que se encontraba reunido en la plaza del municipio de Pedro Escobedo, Querétaro, la tarde del 20 de septiembre pasado, no había escuchado a un funcionario federal ser tan claro en sus ideas, y tan sincero.
“Querétaro es un estado hermoso, pacífico, una entidad llena de vida, con trabajo, con gente, con producción, con ánimo. Así como se parten la madre los migrantes, pártanle la madre a aquellos malos que quieren venir aquí, a su pueblo, a quitarles el orden, la paz y los beneficios.
“No dejen que este estado se convierta en algo que no tienen. Tienen ustedes paz, conserven esa paz, que no es para nadie, más que para sus hijos”.
Así se expresó Luis Enrique Miranda Nava, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en su primera gira de trabajo, luego de su designación en el cargo por indicaciones del presidente Enrique Peña Nieto, el 7 de septiembre del presente año.
Así marcó su estilo el político mexiquense a cargo ahora de las acciones de atención a los grupos más vulnerables del país, para marcar la diferencia de sus antecesores en la Sedesol: Rosario Robles Berlanga y José Antonio Meade Kuribreña.
A Miranda Nava se le describe como un funcionario duro en el momento de la negociación, directo, sin ofrecer más de lo que la autoridad está dispuesta a otorgar.
De la fuerza pasa a la rudeza, a veces innecesaria y en exceso. Como lo demostró el pasado 23 de noviembre durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, como parte de la glosa del Cuarto Informe de Gobierno.
El funcionario confundió cifras y conceptos, pifia por lo que la diputada Araceli Damián le sugirió estudiar más, prepararse.
“Sí, me falta estudiar, desgraciadamente no estudié siquiatría para entenderla a usted”, fue la respuesta del secretario, quien posteriormente tuvo que disculparse en un episodio que concluyó con una llamada de atención por parte de la Cámara de Diputados.
Otro pasaje del carácter de Miranda Nava lo narra el periodista Francisco Garfias, en su columna Arsenal, del pasado 16 de diciembre, sobre una conversación con el senador Patricio Martínez, exgobernador de Chihuahua.
“El legislador por Chihuahua nos contó que Luis Miranda llegó a la reunión con la bancada priista no sólo con un ‘lenguaje de carretonero’ —a pesar de que había varias senadoras—, sino que le dijo a sus interlocutores que si estaban allí era gracias al presidente Peña. “Lo que son se lo deben a él”, recalcó. Miranda, además, tuvo la ocurrencia de hablar de los ‘buenos’ resultados de la política de Desarrollo Social del régimen”, escribió Garfias en su columna.
Miranda se formó dentro del grupo político de Arturo Montiel Rojas, quien con el tiempo se convirtió en el gobernador del Estado de México de 1999 a 2005. En esa administración, Peña Nieto inició como secretario de Administración y Finanzas, dejó el cargo para ser el líder de la bancada priista en el Congreso mexiquense y, posteriormente, se convirtió en el candidato ganador a la gubernatura.
Mientras tanto, Miranda Nava pasó de la Dirección Jurídica a la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos y concluyó la gestión de Montiel Rojas como secretario de Administración y Finanzas.
Originario de Jocotitlán, Estado de México, en donde nació hace 50 años, el padre del ahora secretario de Desarrollo Social fue magistrado y expresidente del Tribunal Superior de Justicia de esta entidad, Luis Miranda Cardoso.
Su formación académica profesional la realizó en la Universidad Isidro Fabela como licenciado en Derecho, pero la relación de su padre con Montiel Rojas fue fundamental para su ingreso en el servicio público de la entidad mexiquense.
Así, en 1999 se incorpora al gobierno local, en donde empiezan los retos para el joven director jurídico, entre los años 2000 y 2003, cuando en el gobierno del entonces presidente Vicente Fox pretendió construir el nuevo aeropuerto para la Ciudad de México.
Desde su cargo, Miranda Nava fue el encargado de presentar las denuncias penales y enfrentar legalmente a los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, grupo que se creó para oponerse al proyecto aeroportuario foxista.
Los dirigentes de esa organización creada por los habitantes de San Salvador Atenco, Ignacio del Valle Medina, Héctor Galindo Cochicoa y Felipe Álvarez, así como otras diez personas, fueron detenidos, juzgados y sentenciados a 67 años de prisión los primeros, y a 31 años los segundos por el delito de secuestro equiparado.
En junio de 2010, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó un amparo a los acusados y ordenó su liberación, con la justificación de que existieron pruebas ilegales en el proceso.
Estos hechos pesaron en el proyecto político de Miranda Nava, quien en 2006 fue designado, con el apoyo de su amigo, el gobernador mexiquense, Peña Nieto, como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) la presidencia municipal de Toluca.
Los resultados en la elección no le fueron favorables y el aspirante priista perdió en las urnas, y el triunfo fue para el candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Rodolfo Sánchez Gómez.
Sin embargo, la derrota electoral le favoreció, ya que fue nombrado subsecretario de Gobierno, bajó el mando de Humberto Benítez Treviño, funcionario que presentó su renuncia en 2009.
De esta forma, Miranda Nava llegó al cargo de secretario de Gobierno en su entidad hasta el término de la administración peñista, y tras el triunfo electoral del PRI para la Presidencia de la República en 2012, el candidato ganador nombró a su paisano como vicecoordinador político del equipo de transición.
Una vez que inició la administración que regresó al PRI a Los Pinos, tras dos gestiones del PAN, Peña Nieto nombró a Miranda Nava como subsecretario de Gobierno para apoyar al hidalguense Miguel Osorio Chong.
Miranda Nava estaba a cargo de las mesas de negociación con los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y la Ciudad de México.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario