Directorio

Directorio

martes, 3 de noviembre de 2015

TEMA LIBRE


* Si es posible la transparencia sindical
* La sección nueve del SNTSA, un ejemplo
* Brindar atención en época de austeridad
Por I. León Montesinos

En los tiempos actuales que se habla y concita con tanta frecuencia la palabra TRANSPARENCIA, vale la pena mencionar que contra lo que se piensa en el medio sindical, hay organizaciones como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), que son modelos a seguir en cuanto a la rendición de cuentas a sus agremiados.
Ejemplo de lo anterior es la gestión que desempeña Domingo Ortuño Maldonado de la Sección 9 del SNTSA, la más numerosa del país y la más importante del Estado de México en el ámbito del sector salud, tanto federal como estatal, con más de 20 mil agremiados y presencia en 47 municipios.
Hace unos días el columnista tuvo la oportunidad de asistir al Segundo Informe de Labores del dirigente, celebrado en el Centro de Convenciones de Tlalnepantla y al que concurrieron trabajadores de las diversas subsecciones de todos los municipios de la entidad.
En el evento, Ortuño Maldonado dio un informe pormenorizado de todas y cada una de las acciones realizadas por las diversas carteras de su Comité Ejecutivo, como también del saneamiento de sus recursos sindicales luego de haber recibido unas finanzas en números rojos. Loable señalar que el líder de la Nueve ha desempeñado su encargo con un claro sentido social a favor de elevar no únicamente los ingresos y prestaciones de sus representados sino de consolidar apoyos como créditos a la vivienda, becas para hijos de los trabajadores y auxilio en caso de fallecimiento mediante un sistema de apoyo mutualista que permite a los deudos de los agremiados recibir la cantidad de 50 mil pesos.
Al final del acto, el columnista tuvo la oportunidad de charlar con dos de los dirigentes subseccionales de la Sección Nueve, Jurisdicción de Ecatepec, como son los casos de José Luis Martínez Lazcón, del Hospital de las Américas; y, Mónica Hernández, del Hospital José María Rodríguez.

Cuestionamos a Martínez Lascón sobre el estado que guardan las cosas en el Hospital de Las Américas tras el paro escalonado de labores a que los trabajadores se vieron obligados a recurrir por los abusos de autoridad cometidos por los directivos.
Comenta a TEMA LIBRE: “Ya se cambiaron a algunas autoridades; al Jefe de Recursos Humanos, al Director, al Asistente Médico, al Asistente de Administración y al Subdirector Médico. Con las nuevas personas que llegaron estamos trabajando y todo marcha bien, todo está en calma, logrando acuerdos para beneficio de los trabajadores y de los propios usuarios”.
Acepta el dirigente en la entrevista que concede al columnista de El Mexiquense Hoy, que uno de los principales retos que sigue enfrentando el hospital es la falta de personal, pues si bien existe la plena consciencia de que por la situación adversa que enfrenta el país no hay los recursos a la mano para nuevas contrataciones, existe el pedimento por parte de la dirigencia de la Subsección para que al menos se recuperen las 112 plazas que se han ido perdiendo desde que arrancó operaciones el nosocomio.
Explica José Luis Martínez que otro de los factores que contribuye a la saturación del Hospital de las Américas es sin duda su cultura del Cero Rechazo, lo que conlleva a recibir sin distingo alguno a todos los pacientes que llegan graves o en estado crítico; muchos de ellos, provenientes de las entidades circunvecinas al Estado de México y, en especial, al municipio de Ecatepec, donde se ubica al centro hospitalario, creado ex profeso para atender a los usuarios del Seguro Popular.
Añade el líder de los trabajadores de esta Subsección de la Nueve, que si bien no hay cifras específicas de cuál es el excedente de pacientes que rebasan la capacidad de atención del centro hospitalario, “hay áreas de especialidades como neurología o ginecología, que rebasan el número de camas con que se cuenta. Tenemos que hacer muchas maniobras para poder atender a toda esta gente”, indica Martínez Lazcón.
Cuestionamos: Si bien hay falta de personal, es indudable que los trabajadores han sacado adelante los retos de ofrecer, en la medida de lo humanamente posible, un servicio eficiente y de calidad.
Dice José Luis Martínez: “Sí, claro. Ésa es la instrucción que tenemos del Secretario, César Gómez Monge, y de nuestro dirigente Domingo Ortuño: dar un servicio de calidad, ponernos todos la camiseta y salir adelante juntos, uniendo nuestro esfuerzo”.
¿Y el cumplimiento de las prestaciones contempladas en las Condiciones Generales de Trabajo (CGT), cómo van? , cuestionamos al líder.
Abunda y enumera: “Todas se han cumplido al pie de la letra; aumento salarial, bono, vales. Es bueno decir que a nosotros no nos adeudan nada. A los trabajadores se les ha dado todo tal y como está estipulado en nuestras condiciones, todas las prestaciones sin excepción alguna.
¿Tienen estimado cuál debería ser el número idóneo de personal para atender la creciente demanda en el servicio?
Concluye Martínez Lazcón: “Nosotros lo único que pedimos es que se restituya a la gente que se fue o que se dio de baja; incluso, no estamos pidiendo nada nuevo, nada más que restituyan la cantidad de personal con que se contaba inicialmente cuando se abrió el hospital, pues hay 112 plazas que no se han podido completar por falta de presupuesto y estamos al pendiente de que a la brevedad posible se realice esta contratación que, estamos seguros, será el bien de los pacientes y en beneficio de un mejor funcionamiento del Hospital de Las Américas”.
Por su parte, Mónica Hernández, dirigente de la Subsección Sindical de la Nueve en el Hospital José María Rodríguez, también ubicado en el municipio de Ecatepec, comenta a TEMA LIBRE que al igual en Las Américas, también este nosocomio presenta una carga de trabajo, estimada en un 30 por ciento por encima de su capacidad.
“A pesar de las carencias presupuestarias estamos esforzándonos y tratando de cumplir a cabalidad con la mística de trabajo de nuestro líder, Domingo Ortuño Maldonado, que está luchando porque en nuestros hospitales se creen nuevos puestos de trabajo para que los familiares de nuestros trabajadores tengan la oportunidad de acceder a ellos. Hay el compromiso de nuestra dirigencia con las autoridades para trabajar de la mano”, indica la joven líder.
Puntualiza una importante circunstancia a valorar en la calidad del servicio del sector salud mexiquense, al comentar que en buena medida el número de personal que se contrata se toma en cuenta en relación al número de camas censables en los centros hospitalarios como el José María Rodríguez, lo que no necesariamente implica una correspondencia con el número real de pacientes a atender. “Creo que debería tomarse en cuenta el total de los pacientes que se atienden porque éste rebasa, y en mucho, a la capacidad de camas censables. A veces hemos tenido que brindar servicio al triple de personas que supuestamente deberían atenderse en el hospital, aunque a veces la cantidad no implica una baja en la calidad del servicio”.
Mónica Hernández indica que las relaciones laborales con las autoridades del nosocomio van bien en el marco de una relación institucional de respeto que permite “llegar a acuerdos internos para evitar darle más trabajo al comité de la Sección 9, por eso tratamos de atender todas las eventualidades de nuestra subsección, pero igualmente hay la disposición de las autoridades por no llevarlas a nivel central. Por eso, tratamos servir en nuestra función sindical, a todos los compañeros, como son las indicaciones directas y precisas de nuestro líder, Domingo Ortuño, cuyo diálogo con las autoridades ha permitido también que haya un ambiente de cooperación, respeto y cordialidad con las mismas”, finaliza su charla con TEMA LIBRE, la jovial dirigente.
Nuestro correo: garrasleo6@yahoo.com.mx







No hay comentarios. :

Publicar un comentario