Directorio

Directorio

lunes, 23 de noviembre de 2015

ORIENTACIONES PEDAGÓGICAS PARA FOMENTAR LA COMPETENCIA LECTURA EN LOS NIÑOS DE 6 A 12 AÑOS DE EDAD

Lic. en Pedagogía: Viridiana Luna Olvera
La lectura es una habilidad que desarrollamos durante todo la vida, ya que nos ayuda a imaginar, a ser personas más cultas, con vocabulario enriquecedor y así mismo, nos ayuda a conocer las ideas e información de los diversos autores de textos. Por estas razones y otras más es importante que se fomente la lectura, empezando por la casa y continuando en el salón de clases.
Es importante que el docente fomente la lectura en su salón de clases utilizando diferentes estrategias novedosas.
La lectura consiste en el proceso de obtener y comprender ideas e información descifrando las diferentes formas de lenguaje o simbología. Es una actividad compleja que exige desarrollar diferentes habilidades, para comprender la información que se nos proporciona.
Cuando adquirimos la competencia lectora tenemos la capacidad de reflexionar sobre lo que se lee y así mismo usar lo escrito como herramienta para alcanzar metas individuales y sociales, mediante el aprendizaje permanente y autónomo.
La experiencia de leer es adquirida por los niños cerca de los 3 o 4 años, ya que comienza a explorar los libros, después comienzan “leyendo” a través de las imágenes de los mismo, hasta llegar a la lectoescritura donde ellos comienzan a leer, todo esto es con ayuda de sus padres y de los maestros.
Una buena actitud frente a la lectura es uno de los atributos más importantes de un buen lector. Cuando los niños desarrollan autoconceptos positivos en relación con la lectura, saben elegir lecturas para recrearse.
Son muchas las ventajas que se adquieren con la competencia lectora.
Es importante saber leer bien y rápido. Son dos privilegios que no se deben desperdiciar porque permiten que seamos personas informadas y formadas con la capacidad para decidir por nosotros mismos, sin tener que depender de otra persona. Saber leer bien nos convierte en personas autónomas e independientes. No debemos olvidar que la lectura es el vehículo para aprender de los libros, estar informado de los que pasa a través de los periódicos.
La lectura es la competencia educativa más importante que como seres humanos debemos desarrollar. El resto de las habilidades, estrategias y técnicas se cimentan en ella. Los alumnos que tienen buenos rendimientos en clase son también los que tienen mejor desarrollada su capacidad lectora, su velocidad lectora y una buena comprensión lectora.
Es importante que los maestros ayuden a sus alumnos fomentando la lectura en el salón de clases, no como actividad enfadosa sino como una actividad de placer en donde pongan en práctica los tipos de lectura los cuales se mencionarán a continuación:
• Oral: se hace en voz alta. Sirve para que otras personas escuchen el contenido de lo que se lee.
• Silenciosa: es un tipo de lectura personal.
• Exploratoria: se lee el texto rápido buscando ideas o información que nos interesa.
• Recreativa: utilizada cuando se lee por placer.

Es importante poner en práctica cada uno de los tipos de lectura para que ellos se interesen más, sobre todo durante el periodo escolar del nivel primaria donde los niños tienen entre 6 y 12 años de edad.
A continuación se dan unos pequeños consejos prácticos y útiles para introducir a los niños en la lectura:
• Tener libros de acuerdo a la edad de los niños.
• Permitir que ellos hojeen los libros.
• Leerles desde que están pequeños, permitiendo que ellos escojan el libro.
• Reservar un rato para leer.
• No quedarse con ninguna duda, se debe preguntar o investigar.
• Leerle a los niños por episodios, para que tengan interés por escuchar lo que continúa.
• Reflexionar después de leer.

La lectura es una herramienta importante en nuestra vida cotidiana. Es importante poner en práctica diferentes técnicas dentro del contexto escolar, con las cuales loa alumnos adquieran los aprendizajes necesarios para lo largo de su vida. Se tiene que fomentar un ambiente propicio dentro del salón de clases para alentar a los niños a que lean, comprendan y aprendan. Del mismo modo esto les permitirá adentrarse a un mundo de fantasía.
Si la lectura se les inculca desde pequeños, serán unos alumnos que sepan argumentar y preguntar, complementando sus propias respuestas a sus preguntas. Se debe de realizar una evaluación continua tanto en la casa como en la escuela y así se puede ir corrigiendo al niño en las dificultades que vaya teniendo. Los docentes deben de predicar con el ejemplo y enseñar a los niños que el leer les deja muchos frutos. Por lo tanto ¡Animo! ¡A leer!

No hay comentarios. :

Publicar un comentario