Directorio

Directorio

viernes, 9 de octubre de 2015

Andreu Almazán, el primer Bronco

Un sobrino nieto del general asevera que la sociedad está cansada de los partidos, por lo que busca líderes ajenos a éstos
as horas antes del 20 de noviembre de 1910, un estudiante de segundo año de medicina recibió en Puebla la orden de su maestro de llevar el corazón del cuerpo de Aquilés Serdán a su madre para que lo conservara. Se había ido uno de los iniciadores de la Revolución Mexicana, pero nació, quizá, el único general que cubrió toda la ruta armada: Juan Andreu Almazán.

Nacido en Olinalá, Guerrero, en 1891, hoy se cumplen 50 años del fallecimiento del que, según sus familiares, puede considerarse el primer candidato Bronco del país.

Rodolfo Andreu Barrera afirma que su tío abuelo desafío al régimen al presentarse como candidato independiente del cardenismo en las elecciones presidenciales de 1940.

Según el nieto del general, los candidatos independientes en México tienen futuro ante el hartazgo de la gente por los partidos.

“Desde 2000, la sociedad mexicana sufraga por los candidatos, no por los partidos. Los votantes buscan que los aspirantes tengan cualidades de líderes y que conciten apoyos de la sociedad en general.”

Andreu Barrera afirma que la figura del general Andreu Almazán no ha sido valorada como se debe, e incluso se ha intentado borrar de la historia de México.

Guillermo Sampeiro, en su libro Almazán, el único general revolucionario, asevera que el nativo de Olinalá comandaba a los 20 años a mil 500 hombres y soldaderas en la lucha revolucionaria.

Después de la muerte de Aquiles Serdán y su hermano Máximo, el joven Juan Andreu decidió buscar a Francisco I. Madero en San Antonio, Texas.

Cargo a Zapata
El líder de la gesta revolucionaria lo comisionó como jefe del Estado Mayor de Venustiano Carranza, puesto que nunca ocupó. Para 1911 ya era general de brigada y Madero le pidió que le entregara el grado de coronel a Emiliano Zapata. Ambos fueron protagonistas de la lucha armada en el centro y sur del país.

Con el golpe de Estado de Victoriano Huerta contra Madero y José María Pino Suárez, a quienes primero le hizo creer que apoyaba y luego los asesinó, Andreu Almazán se quedó en las filas del general jalisciense, considerándose una traición a la causa revolucionaria.

Con la derrota de Huerta, Andreu Almazán se exilió en Guatemala y después en Estados Unidos. En 1916 regresó al país para luchar contra Carranza en Nuevo León y Tamaulipas. En 1920 se sumó al Plan de Agua Prieta y recibió una comisión en el Ejército del presidente Álvaro Obregón.

Luchó contra los rebeldes de De la Huerta en 1923 y en 1929 estuvo al mando de una de las tres columnas principales en contra de la rebelión de Escobar.

Tomó el comando militar del Quinto Distrito Federal, que incluía Nuevo León. Sorteó la crisis de 1935 y la rebelión de Cedillo.

Amigo de Cárdenas

Andreu Almazán era amigo de Lázaro Cárdenas, pero éste no lo consideró como potencial candidato a la Presidencia.

En enero de 1939 comenzaron a formarse los primeros comités en pro de la candidatura presidencial del general. Con un fuerte apoyo en el norte, por parte de empresarios y, al ser el comandante de la zona militar de Nuevo León, Andreu Almazán logró el respaldo para disputar a Manuel Ávila Camacho la Presidencia.

Agrupado en el Partido Revolucionario de Unificación Nacional, Andreu se dio de baja del Ejército en mayo de 1939 y el 25 de julio del mismo año presentó un documento postulándose como candidato presidencial.

Recibió además el apoyo del Partido Laborista Mexicano y del Partido Acción Nacional. Tras una campaña violenta y polarizante, el 7 de julio de 1940 los mexicanos acudieron a las urnas para elegir presidente.

En las boletas, según Andreu Barrera, aparecía el nombre de Juan Andrew Almazán, en una clara maniobra para hacer parecer al general en retiro como una persona con orígenes extranjeros.
Según Andreu Barrera, el general en retiro tenía apoyo en todo el país, pero especialmente en el norte y en la Ciudad de México, por lo que el presidente Lázaro Cárdenas preparó un operativo el día de las elecciones. Cientos de personas, comandadas por Gonzalo N. Santos boicotearon casillas en la Ciudad de México, rafageando con ametralladoras a los seguidores de Andreu Almazán y quemando e intercambiando urnas.

Resultados

En agosto del mismo año, el Colegio Electoral validó el triunfo de Manuel Ávila Camacho, dándole 93.89% de los sufragios y 5.72% en favor de Andreu Almazán.

Tras esto, los alamanistas condenaron el supuesto fraude y se alistaron para un levantamiento armado.

Andreu Almazán viajó a Estados Unidos para sondear si tenía el respaldo del gobierno de Franklin Delano Roosevelt. No fue así y decidió retirarse de la política.

Andreu Herrera afirma que su tío abuelo evitó un derramamiento de sangre en México en plena Segunda Guerra Mundial, por lo que evitó el levantamiento armado que pudo hacer realidad.

A 50 años de la muerte del general, Andreu Herrera llama revalorar la figura de uno de los protagonistas de la Revolución.

Tras la candidatura de Andreu, el sector militar tuvo menos peso en las decisiones políticas del país.

¿Andreu o Andrew?

Andreu es un apellido de origen catalán. Según familiares del general, en las elecciones de 1940 se puso en la boleta electoral el nombre de Andrew en una clara maniobra para extranjerizarlo más.
Incluso, al general se le indentificó más con el apellido Almazán que con el de Andreu.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario