Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

lunes, 9 de septiembre de 2013

Con reforma hacendaria, no habrá IVA en alimentos y medicinas: EPN

Durante la presentación de la iniciativa de reforma hacendaria el presidente Enrique Peña Nieto destacó la eliminación del IETU

México, DF.- Elpresidente Enrique Peña Nietoafirmó que la reforma hacendaria que presentó este domingo tiene carácter social, y anunció que no se gravarán alimentos ni fármacos, además de quese eliminará el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU).

En un mensaje emitido desde la residencia oficial de Los Pinos también anunció la creación de un seguro de desempleo y de una pensión universal para las personas mayores de 65 años.

El mandatario planteó eliminar de manera gradual el subsidio a las gasolinas y el diésel, así como incrementos a sus costos cada mes pero menores a los actuales, para aminorar su impacto.

En apoyo a la salud de los mexicanos habrá un impuesto a las bebidas azucaradas, con el propósito de desincentivar su consumo y, con ello, reducir los índices de obesidad, especialmente en los niños.

Peña Nieto se pronunció porque continúen las exenciones delImpuesto al Valor Agregado (IVA) a servicios médicos, al transporte urbano, los libros y las revistas.

La reforma hacendaria es "una reforma justa porque es altamente progresiva, es decir, pagarán más los que más ganen; por lo que, entre otras medidas, se cobrarán impuestos sobre las ganancias que las empresas pagan a sus dueños, así como a las utilidades obtenidas de la Bolsa de Valores".

Igualmente "se propone eliminar tres cuartas partes de los tratamientos preferenciales y prácticamente la mitad de los regímenes especiales; sólo se mantendrán los que representan amplios beneficios sociales y los de probada eficacia para apoyar el crecimiento de la economía".

El Ejecutivo federal añadió que propuso al Congreso de la Unión, junto a la reforma hacendaria, un Programa de Aceleración del Crecimiento Económico que responde al insuficiente desempeño de la economía nacional durante este primer semestre del año.

Con este programa propone un déficit de 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para el año en curso, para evitar recortes en el gasto público ante la reducción de los ingresos fiscales durante este año, así como un déficit de 1.5 por ciento para 2014, a fin de estimular la economía nacional.

Estos déficits transitorios reconocen la desaceleración de la economía nacional ante factores externos e internos, y son una propuesta consistente en el manejo responsable de las finanzas públicas", aclaró.

Peña Nieto abundó que ese programa prevé igualmente acelerar la ejecución del gasto, reasignando recursos hacia aquellos proyectos de rápida instrumentación.

Detalló que el Programa de Aceleración del Crecimiento Económico incluye medidas de apoyo a la vivienda, a la construcción, destinar más recursos para la banca de desarrollo, así como para incrementar el consumo y la inversión del sector privado.

Ante los gobernadores del país y los dirigentes de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), dijo que no se aplicará el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a alimentos ni fármacos ni se incrementará la tasa de ese gravamen, actualmente en 16 por ciento.

Ésta es una decisión socialmente justa y económicamente responsable en esta coyuntura", sostuvo el mandatario.

Subrayó que con la reforma hacendaria "se acabarán los privilegios" y, en cumplimiento al compromiso 72 del Pacto por México, se propuso eliminar el Régimen de Consolidación Fiscal.

El objetivo es que todos los contribuyentes, sin excepciones ni ventajas para nadie, "aportemos al país en la medida de nuestras posibilidades", expuso.

El mandatario detalló que la reforma hacendaria simplifica y facilita el pago de gravámenes y con ese fin propuso una nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) mucho más sencilla, corta y clara.

Consideró que para realmente simplificar el Sistema Tributario, es necesario eliminar los impuestos que lo hacen particularmente costoso y complejo.

Ante ello explicó que la reforma también propone desaparecer el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), así como el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE).

"Adicionalmente, el Servicio de Administración Tributaria (el SAT) estará obligado a ofrecer un sistema digital abierto y gratuito para el cumplimiento fiscal de las personas físicas y de las micro, pequeñas y medianas empresas", expuso.

Peña Nieto comentó que el objetivo es que las personas puedan presentar la declaración fiscal sin salir de su casa o su negocio e incluso sin la necesidad de contratar a un contador.

El presidente Peña Nieto destacó que otro aspecto relevante de la reforma hacendaria es que promueve la formalidad de la economía, pues al crearse nuevas reglas se inducirá a las empresas y a los trabajadores a incorporarse al sector formal.

Para ello se establece un régimen de incorporación fiscal para nuevos emprendedores o negocios informales que decidan regularizarse, en el que inicialmente no pagarán impuestos en su incorporación al sistema y sus obligaciones se incrementarán de manera gradual.

Otra medida para impulsar la formalidad, señaló, es disminuir las cuotas de seguridad social para los trabajadores de bajos ingresos, ya que actualmente llegan a pagar hasta casi 30 por ciento de su sueldo.

En cuanto al apoyo al ambiente y a la salud de los mexicanos, refirió que la iniciativa prevé impuestos al consumo de combustibles con carbono y plaguicidas.

Es decir, se instrumentará un impuesto especial por unidad de carbono emitida, a fin de desincentivar las emisiones que afectan nuestro medio ambiente y agravan el cambio climático", explicó.

Peña Nieto abundó que la reforma hacendaria fortalece a la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex), pues se propone un nuevo régimen fiscal "como el de cualquier otra empresa petrolera del mundo, lo que le permitirá hacer mayores inversiones en favor del desarrollo nacional".

Otra propuesta prevé establecer una meta de gasto que privilegie la inversión en educación e infraestructura, y no el crecimiento del gasto corriente, la cual se reflejará en una nueva regla de balance estructural.

"Esta regla permitirá que por ley, en tiempos de elevado crecimiento económico y altos ingresos tributarios, se tenga un ahorro para usarse en los momentos de menor dinamismo económico, así como establecer un fondo de ahorro de largo plazo", añadió.

Asimismo se establecerán nuevos mecanismos institucionales, para transparentar y asegurar la eficacia del gasto público, especialmente de aquel destinado a educación y salud en las entidades federativas.

El mandatario recalcó que la reforma hacendaria, que prevé modificaciones a los artículos 4 y 123 de la Constitución, permitirá invertir más en la educación porque dará sustento financiero a la recién aprobada reforma educativa.

Así habrá más escuelas de tiempo completo" y en las localidades con mayor marginación, los alumnos recibirán alimentos sanos y nutritivos para su adecuado desarrollo y aprovechamiento escolar.

El presidente de la República aseguró que en este rubro se tendría un renovado Programa Nacional de Becas, para apoyar a un mayor número de estudiantes.

Asimismo se plantea un nuevo programa de escuelas de excelencia, para lo cual se propone destinar más de ocho mil 500 millones de pesos que permitan apoyar a las entidades federativas con mayor rezago educativo, abundó Enrique Peña Nieto.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario