Directorio

Directorio

martes, 16 de octubre de 2012

Por una educación de calidad con equidad: Peña Nieto

Plantea el presiente electo los ejes de su política educativa, ofrece dar laptops con acceso a internet a todos los alumnos de quinto y sexto de primarias públicas

Por Enrique Peña Nieto

México, DF.- El primero de diciembre tomaré posesión como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, y, tal como lo reiteré durante la campaña, reformar el sistema educativo mexicano será uno de los principales ejes de acción en mi Gobierno.

El capital más valioso que tiene México es nuestra gente y sólo una educación de calidad permitirá a cada mexicano tener las oportunidades para escribir su propia historia de éxito.

Evaluaciones periódicas, nacionales e internacionales, ratifican que el nivel educativo es insuficiente. Las escuelas tienen el potencial para formar con mucho mayor calidad a nuestros niños y jóvenes en los conocimientos y en las competencias que les permitan desarrollarse plenamente como agentes económicos y como seres humanos. La transformación del sistema educativo mexicano escuela por escuela, alumno por alumno, es impostergable.

El centro de este esfuerzo debe ser la escuela. En ella se lleva a cabo día con día la enseñanza frente a grupo, es el espacio donde sucede el aprendizaje de los alumnos.

Por ello, garantizaré, en primer lugar, que todas las escuelas cuenten con la infraestructura mínima necesaria para brindar una educación de calidad. En el marco del Programa Escuelas Dignas, aseguraremos que todas las escuelas públicas contarán con luz, agua, baños, mobiliario, equipo e instalaciones en buen estado.

Por otra parte, crearemos al menos 40 mil escuelas de tiempo completo en educación básica. Éstas contarán con una jornada ampliada de al menos 6.5 horas diarias para que los alumnos cuenten con tiempo suficiente para fortalecer sus conocimientos en materias que se les dificulten o despierten su interés en actividades artísticas, deportivas y digitales, así como para el aprendizaje del inglés en un ambiente sano, libre de acoso escolar o bullying.

En los planteles donde sea necesario, se ofrecerán almuerzos balanceados que no sólo mejorarán la alimentación de los alumnos, sino que también apoyarán la economía familiar al facilitar la incorporación de las madres de familia al mercado laboral.

Este renovado énfasis en la escuela no debe ofuscar una realidad que se ha comprobado reiteradamente en los mejores sistemas educativos del mundo: los maestros son la espina dorsal del sistema educativo y, de su capacidad depende en gran medida la calidad de la enseñanza. Por ello, es indispensable elevar no sólo la calidad de su formación inicial, sino su capacitación y formación continua a través de programas competitivos adaptados a sus necesidades e intereses.

Todo ello, en el marco de un esfuerzo por profesionalizar la carrera magisterial y crear un sistema de incentivos que impulse la mejora continua de la enseñanza y los resultados de aprendizaje, así como las instituciones y los procesos de evaluación, para mejorar la labor docente y para que los maestros confíen plenamente en estos procesos.

En la educación media superior, el primer objetivo será dar la oportunidad a todos los jóvenes de cursar sus estudios de bachillerato. Conforme a lo que marca la Constitución, ampliaremos la cobertura hasta alcanzar la universalización mediante una mayor inversión en becas para evitar la deserción y un aprendizaje más útil para las necesidades sociales y productivas del País, que permitirá a los jóvenes tener más y mejores oportunidades laborales.

Consolidar los esfuerzos realizados para apoyar económicamente a los estudiantes será igualmente importante en la educación secundaria para aumentar la eficiencia terminal en ese nivel y permitir a los alumnos -particularmente aquellos de bajos recursos, quienes tradicionalmente han sido excluidos del sistema educativo- concluir su educación básica exitosamente e ingresar a la educación media superior.

En la educación superior, seguiré una hoja de ruta similar: en primer lugar, ampliaremos la cobertura para pasar de 30% a por lo menos 45%, con 1.5 millones de lugares adicionales.

Además de aumentar la cobertura, mejoraremos la pertinencia de las carreras para vincular la oferta educativa a las necesidades del sector productivo, potenciando los esfuerzos realizados en el sistema tecnológico, el cual ha permitido aumentar la formación de ingenieros mexicanos en los últimos años.

Para alcanzar este objetivo, tomando como base a la recientemente creada Universidad Abierta y a Distancia de México (UNAD), daré un impulso sin precedente a la educación basada en las tecnologías de la información y la comunicación, particularmente a nivel regional, con el fin de construir una gran red nacional de universidades digitales.

La tecnología permite hoy en día acceder a cursos de alta calidad a través de textos, audios y videos, o interactuar con personas, investigadores y empresas alrededor del mundo sin necesidad de asistir físicamente a un salón de clases. La universidad digital facilitará el acceso a la educación superior a aquellas personas que busquen compaginar sus estudios con su vida laboral, que habiten en zonas remotas y a personas con alguna discapacidad.

Este programa se inscribirá en el marco más amplio de una Agenda Digital por un México Conectado, que tendrá como objetivo desarrollar las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para cerrar la brecha digital en México. Es una estrategia integral de largo alcance, con metas ambiciosas y concretas en el corto y mediano plazos, que seguirá las mejores prácticas internacionales en su diseño y operación desde una perspectiva transversal en las distintas dependencias del Gobierno.

Si bien necesita del impulso y la coordinación eficaz del Gobierno Federal, requerirá también de la colaboración de todos los actores en el País y, particularmente, de la inversión privada.

La educación básica es un ámbito particularmente propicio para reducir la brecha digital. Por ello, dotaremos a todos los alumnos de escuelas públicas que cursen quinto y sexto de primaria de laptops con acceso a Internet.

Los beneficios de este programa irán más allá de mejorar el desempeño estrictamente académico de los alumnos, al mandar una señal tangible de igualdad y de modernidad.
Para garantizar su éxito, invertiremos más en la capacitación de los maestros, impulsaremos el desarrollo de contenidos interactivos y haremos mayor énfasis en el mantenimiento técnico. En paralelo, lanzaremos una red nacional de centros comunitarios atendidos por instructores especializados para brindar educación de calidad en computación e inglés a comunidades marginadas.

Por último, complementaremos la educación de calidad con un impulso decidido a la innovación para construir la sociedad del conocimiento. Triplicaremos la inversión nacional en ciencia, tecnología e innovación para alcanzar, al menos, el uno por ciento del PIB que prevé la ley actualmente, fortaleciendo particularmente las capacidades estatales y locales en la materia para detonar la innovación a nivel regional y mejorar la vinculación con las empresas.

Como Presidente de México, será mi obligación garantizar una educación de calidad con equidad. El mayor activo de México es su gente; estoy comprometido a dar a cada mexicano las herramientas para escribir su propia historia de éxito y de esa manera contribuir al desarrollo nacional.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario