Directorio

Directorio

miércoles, 17 de agosto de 2016

La Educación, sinónimo de progreso

Por. Jennifer Martínez Díaz del Castillo
Colaboradora del Mexiquense Valle de Zumpango,
Y estudiante de Pedagogía de la Universidad de Cuautitlán Izcalli.


“Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”. -Albert Einstein (1879-1955)
Muchas veces nos cuestionamos el porqué de las crisis sociales que vive no sólo un país o estado, sino todo el mundo... Llámese pobreza, injusticia, discriminación, delincuencia o bien analfabetismo. Vivimos en un mundo donde se rechaza lo significativo y/o lo primordial; en este caso me atrevo a decir que la educación sigue en espera por miles o millones de nosotros. La respuesta o consecuencia de todas estas crisis es por lo ya mencionado. Hemos dejado atrás la importancia que tiene formar parte de la Educación ya sea formal o informal, lejos de la falta de oportunidades, no somos capaces de tomar un libro o cualquier medio de información, así de sencillo, abrir puertas a nuevos conocimientos. Todos de alguna manera tenemos posibilidades de adquirir sabiduría para dejar de vivir en círculos de retraso cultural, que en muchos casos lleva a cometer actos que están fuera de nuestros valores y leyes, dañando los derechos de los demás. Ya no se trata de buscar culpables o justificaciones a las problemáticas que se presentan día a día, sino de encontrar soluciones.
En el fondo sé que cada uno de nosotros, cada ser que habita este planeta está consciente de que la educación es la base, el cimiento de todo. Sin educación el progreso, el avance tecnológico y médico no existiría, sin la educación seguiríamos siendo unas "bestias", somos seres políticos, seres pensantes y somos capaces de lograr un cambio verdadero. El mundo necesita de nuevos y mejores escritores, científicos o emprendedores, el mundo necesita estar en constante movimiento…
Somos parte del problema y esto se acabará el día en que efectivamente exista una revolución de pensamiento pero si seguimos en el conformismo, en el desinterés, en la indolencia no esperemos riqueza, libertad de expresión, seguridad social, buenos ciudadanos, conciencia ni reflexión, no esperemos acabar con la pobreza, no esperemos un buen gobierno completamente real y democrático ¡No esperemos nada, sólo seguir en el socavón de incultura y en la resignación!

En pleno siglo XXI la educación debería ser el principal sinónimo de progreso en todo ámbito social, la salvación de las masas está en nosotros, no en milagros y en las ganas de salir adelante. Se puede acabar con la destrucción social, tenemos las suficientes armas para ganar esta "guerra", tenemos grandes sueños de éxito, con riquezas culturales extraordinarias y primordialmente con nuevas generaciones capaces de levantarse y lograr todo aquello que se propongan, sólo falta prender la mecha y que la educación brille como nunca. ¡El mundo nos necesita!



No hay comentarios. :

Publicar un comentario