Directorio

Directorio

El Mexiquense hoy

domingo, 1 de noviembre de 2015

El 42% de los estudiantes de bachillerato reprueban o abandonan la escuela de manera temporal o definitiva

Los alumnos de bachillerato que no terminan su estudio en tres años son vistos por las autoridades de la UNAM como una sangría económica
El egreso oportuno de los estudiantes de las preparatorias de la UNAM es más bajo en comparación con el promedio nacional.

De 100 alumnos de la misma generación que ingresaron en 2012 a los planteles de bachillerato de la universidad, sólo 58 lograron terminar sus estudios en los tres años que marca el reglamento, mientras que los 42 restantes reprobaron o abandonaron la escuela de manera temporal o definitiva.

A escala nacional la eficiencia terminal es de 65.5 por ciento, según cifras de la SEP; es decir, que en promedio por cada 100 alumnos que ingresan al bachillerato en el país, 65 logra concluir sus estudios en tres años reglamentarios.

Pero en las escuelas preparatorias de la Universidad Nacional, la tasa de eficiencia terminal está por debajo del promedio nacional por siete puntos porcentuales, lo cual demuestra que a pesar de ser los planteles más solicitados por los adolescentes en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, quienes ingresan no logran terminar en tiempo y forma su bachillerato.

De acuerdo con el Informe de actividades de la Escuela Nacional Preparatoria 2014-2015, la eficiencia terminal mejoró un punto porcentual en comparación con el ciclo escolar anterior, al pasar de 57 a 58 por ciento.

Pero el reporte señala que es necesario elevar el rendimiento académico de los alumnos a través de tutorías, debido a que 42 por ciento de los estudiantes preparatorianos no terminan el bachillerato de la UNAM en el tiempo establecido, debido a que reprueban materias o porque desertaron en algún momento de sus estudios.

Ese nivel de eficiencia terminal, revela que sólo un poco más de la mitad de los alumnos que ingresan a la Escuela Nacional Preparatoria logran concluir sus estudios en tres años, en tanto que casi la otra mitad se queda rezagada.

Eso representa una pérdida no sólo de tiempo para los estudiantes, sino también para las autoridades de la Universidad Nacional señalan que significa una pérdida económica, porque invierte en alumnos que no cursan su trayectoria académica en el tiempo establecido y eso genera un costo extra.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario