Directorio

Directorio

Entradas populares

jueves, 6 de julio de 2017

Vesta busca proteger a empresas mexicanas de fraudes electrónicos

Ante el auge de las compras en línea, la compañía desarrolló un sistema en el que en dos segundos, pueden evaluar y detectar una operación fraudulenta.


El auge del e-commerce en México, que alcanza un valor de 260 mil millones de pesos, es una oportunidad que Vesta Corporation quiere aprovechar para ofrecer a empresas una solución para eliminar el riesgo de fraude en los pagos electrónicos a través de un sistema de detección de múltiples filtros.

Vesta utiliza la inteligencia artificial y el análisis de datos de grandes equipos para integrar varias soluciones en una sola, con el fin de prevenir el fraude al cien por ciento mediante la detección de patrones en tiempo real.

En dos segundos, Vesta puede analizar 600 distintos elementos y evaluar el peligro.

El interés de la firma por el negocio de ventas en línea está motivado principalmente por el cambio en los hábitos de consumo de las personas ante un mayor uso de telefonía móvil, lo que a su vez ha incentivado los pagos vía electrónica, dijo en entrevista con El Financiero Tom Byrnes, director de Marketing de Vesta Corporation.

“Lo interesante es que México ha sido uno de los principales mercados de adopción. El 75 por ciento de los mexicanos que cuenta con un dispositivo móvil lo ha usado para comercio electrónico, muy por encima del 12 por ciento en América Latina. Y eso es una enorme oportunidad; vemos que las telecomunicaciones son un mercado que ofrece oportunidades para bienes digitales, y ahora nuestras capacidades y el mercado están perfectamente alineados”, dijo.

A la par del crecimiento del comercio electrónico, Vesta ve un alza en el número de fraudes electrónicos, por lo que planea llevar su solución principalmente a aquellas cuya actividad esté relacionada con transferencias de pagos como lo son la compra de boletos electrónicos, descargas digitales o tarjetas de regalo de diferentes almacenes.

Al margen de la inversión que Vesta ha realizado en el país, en donde ya cuenta con equipos de desarrollo en la Ciudad de México y de ingeniería en Guadalajara, tiene destinada una inversión central de 3.5 millones de dólares para este nuevo objetivo.

Esta empresa de origen estadounidense, con presencia de más de dos décadas en el país, está detrás de las soluciones de recarga que ofrecen ‘carriers’ como Telcel y Telefónica.