Directorio

Directorio

Entradas populares

jueves, 1 de junio de 2017

“Día Mundial de la Leche”

EN CONSUMO DE BEBIDAS EMBOTELLADAS, LOS MEXICANOS GASTAN 25 A 30 POR CIENTO DE SU INGRESO DIARIO: FNPCL


Hoy se celebra el “Día Mundial de la Leche”. Su consumo en México es bajo: 132 litros al año por persona. Se requiere aumentar a 190 litros/año
A pesar de importaciones, productores mexicanos de leche sostienen ritmo productivo.

Los productores mexicanos de leche han demostrado una gran capacidad para adaptarse a condiciones adversas de competencia, sobre todo por importaciones libres de aranceles y sin que reúnan las condiciones de calidad y sanidad. Sin embargo, este sector mantiene un ritmo de producción de 11 mil 600 millones de litros por año, dijo el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz.

Durante una reunión para celebrar hoy el “Día Mundial de la Leche”, expresó la necesidad de emprender una campaña nacional para consumir leche producida en México, que es de mejor calidad nutritiva que la importada. “Esto, dijo, porque la leche en polvo que nos venden de Estados Unidos, llega descremada, sin los nutrientes naturales y es la causa de que más de la mitad de la población nacional enfrente graves problemas por desnutrición”.

El consumo per cápita en nuestro país, es actualmente de 132 litros al año en promedio, equivalente a 360 mililitros diarios promedio, cuando la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), recomienda un consumo por persona anual de 190 litros anuales. Actualmente el mayor consumo del alimento se da en países de Europa, con más de 300 litros/año, mientras que en Estados Unidos el promedio anual es de 254 litros.

Lamentó Álvaro González la insuficiencia de recursos fiscales para establecer campañas de información y de promoción al consumo de este alimento, a fin de que la población aprenda a nutrirse de una manera más sana, adecuada y completa.

Si tomamos en cuenta que la misma FAO reconoce que los productos lácteos combaten la desnutrición al proveer entre 25 y 33 por ciento de los requerimientos diarios de proteína, esto genera un impacto positivo en talla, peso, crecimiento y desempeño físico y mental en niños”, señala esa organización mundial.

De acuerdo con información del INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) las familias mexicanas destinan entre el 25 y 30 por ciento de su presupuesto diario, para la compra de refrescos y otras bebidas no precisamente nutritivas para los niños, como es el consumo de cerveza, lo cual generalmente se refleja en obesidad.

Lo anterior, subrayó, habla de la necesidad de que tanto productores, la industria e instituciones del gobierno, trabajen de manera conjunta para promover los beneficios que ofrece un mayor consumo de leche, cuya dieta sistemática arroja resultados en las aptitudes cognitivas de los niños, además de que se deberá considerar a la leche un alimento saludable y no una bebida simple, como actualmente la tiene catalogada la Secretaría de Salud.

El dirigente de los productores de leche reconoció que el aumento en el consumo de leche en el país, no sólo beneficiaría a la salud de los consumidores mexicanos, sino la economía de miles de productores que enfrentan una situación difícil, derivada del aumento de costos de los alimentos balanceados.

Por otra parte, añadió que México tiene amplias posibilidades de aumentar los índices de productividad en leche, en una condición similar a la de países de América Latina, debido a condiciones climáticas y orográficas, su potencial productivo de forrajes y demanda creciente de este alimento.

Reiteró que la leche es un alimento casi completo. Su riqueza en energía, proteínas de fácil asimilación, grasa, calcio, fósforo y varias vitaminas, hacen de este líquido el alimento básico del lactante y el niño en sus primeros cinco años de vida, y en general en las siguientes etapas de la vida del hombre.

Por lo anterior, subrayó, resulta fundamental que se considere la necesidad de que nuestro país incremente de manera significativa la producción de leche para satisfacer de mejor manera las necesidades de consumo en esta población y que se aliente desarrollar esta actividad económica para dar empleo permanente en áreas rurales del país.